miércoles, 28 julio 2021 14:48

Un agente salva a un niño de cuatro años que se atragantó con comida

Un agente de la Policía Nacional ha salvado la vida de un niño de cuatro años de edad que se había atragantado con un trozo de comida. Los hechos tuvieron lugar en Lorca (Murcia), donde el agente socorrió rápidamente al menor tras haber sido avisado por la madre de este.

La progenitora del niño entró a la Comisaría de la Policía Nacional de dicha localidad pidiendo auxilio. En cuestión de segundos uno de los policías, que se encontraba en el servicio de seguridad, salió rápidamente a la calle en su ayuda.

El suceso ocurrió hace unos días, cuando una mujer acudió a solicitar ayuda a la Comisaría de Lorca. Su hijo, de apenas cuatro años, se estaba asfixiando y no sabía cómo socorrerlo.

El agente que salió en su ayuda comprobó que el niño no podía respirar y le aplicó la maniobra de Heimlich. Para ello, rodeó al niño con sus brazos para apretar la boca del estómago hasta que consiguió expulsar un trozo de comida que se le había quedado encajado. Posteriormente, el niño y la madre fueron acompañados al interior de la comisaría, donde fueron asistidos por el resto de agentes.

FORMACIÓN EN PRIMEROS AUXILIOS

La actuación del agente de la Policía Nacional de Lorca pone de manifiesto la necesidad de la formación en primeros auxilios. Por ello, desde que los agentes inician su formación en la Escuela nacional de Policía de Ávila, se les enseñan este tipo de técnicas de auxilio.

Conocer las técnicas de primeros auxilios son clave para poder asistir a las personas accidentadas hasta que lleguen los servicios sanitarios al lugar de los hechos. En otras ocasiones, como en el caso del menor de Lorca, resulta crucial para salvar vidas.

No obstante, tras su etapa como alumnos, los agentes continúan recibiendo formación profesional en este sentido. De esta manera, van recibiendo diferentes cursos y acuden a jornadas de formación.

En esta formación continua se practica la reanimación cardiopulmonar (RCP), así como las técnicas para resolver un atragantamiento, primeras asistencias en casos de contusiones, hemorragias o quemaduras, detección de ictus, etcétera. En ella hay una instrucción teórico-práctica por parte de los agentes, de forma que estén en disposición de brindar el mejor servicio a los ciudadanos.

EL POLICÍA DE LORCA NO SE CONSIDERA UN HÉROE

Aníbal Alias, el agente que salvó la vida del pequeño, ha comparecido ante los medios de comunicación este miércoles. Ha asegurado que no se considera un héroe y que hubiera actuado de la misma manera aunque no fuese policía.

El agente indicó que la familia de origen sudamericano vieron la bandera de España a su paso por la comisaría, lo que les hizo pensar en que allí podrían recibir ayuda. Anibal destacó que si no llega a realizarse la intervención con esta celeridad, el desenlace podría haber resultado fatal.

El niño no podía hablar y presentaba rigidez, llegando incluso a desmayarse mientras era llevado al interior de la comisaría. Tras recibir unos pequeños golpes en la espalda volvió a recuperar el conocimiento y gracias a la maniobra de Heimlich pudo salvar su vida. Tras haberle salvado de la vida, la familia del menor ha confirmado que su hijo está bien y que no ha requerido de asistencia médica.

Un agente de la Policía Nacional de la Comisaría
El agente acudió rápidamente a la calle a por el niño y lo introdujo en el interior de la comisaría, donde lo auxilió.

BOTIQUINES EN VEHÍCULOS RADIOPATRULLA

Desde el pasado mes de mayo, la Dirección General de la Policía ha comenzado a dotar con botiquines a los vehículos radiopatrulla. De esta manera, los agentes pueden, en caso de emergencia, disponer del equipamiento necesario para prestar de forma adecuada los primeros auxilios.

Esta medida ha venido dada después de las demandas del Sindicato Unificado de Policía (SUP). Se demandaba que los vehículos contasen con una dotación mínima de material sanitario básico para así poder cumplir con las normas de prevención de riesgos laborales. Meses después, la gran mayoría de los vehículos radiopatrulla cuentan con un kit de primeros auxilios como parte de su equipamiento policial.

El SUP reivindicaba la importancia de disponer de este equipamiento dado que los policías acostumbran a ser los primeros en llegar al lugar del suceso. Si no cuentan con los medios necesarios, la situación de emergencia puede complicarse hasta la llegada de los servicios sanitarios.

Por este motivo, se considera básico que dispongan de la adecuada formación en primeros auxilios, pero también del material médico básico. Esto permite que puedan actuar de una manera más rápida y eficaz en la atención a las posibles víctimas.

El Sindicato Unificado de la Policía solicitó que los kits de primeros auxilios contasen con guantes de nitrilo, mascarilla pocket mask para poder realizar la maniobra “boca a boca”, torniquete y venda elástica, así como una manta térmica.

IMPORTANCIA DE LOS PRIMEROS AUXILIOS

Los primeros auxilios son de gran utilidad para saber qué medidas se deben tomar en una situación de emergencia. En función de las necesidades de la víctima y los conocimientos del socorrista estas pueden variar.

En todo caso, es fundamental saber qué hacer y qué no hacer en ese momento, sobre todo teniendo en cuenta que el nerviosismo y tensión puede ser contraproducente y puede llevar a un socorrista a aplicar mal una medida de auxilio. Y esto puede causar graves lesiones.

Por esta razón, el objetivo de los primeros auxilios es tener un conocimiento básico que permita la estabilización del paciente o aliviar su dolor y/o ansiedad hasta que los sanitarios lleguen al lugar de los hechos.

Aplicados de una manera correcta, los primeros auxilios pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte del accidentado. Hay que tener presente que un accidente a priori no fatal, puede acabar resultando en un serio riesgo si no se atiende de la manera correcta en tiempo y forma.

La formación en primeros auxilios consiste en la adquisición de conocimientos relativos a la secuencia de atención y la actuación de socorro. Esto consiste en hacer una evaluación del estado de la víctima y actuar en consecuencia del mismo.

Con estos conocimientos se puede brindar apoyo primario en situaciones como asfixia (como en el caso del niño de Lorca), reanimación cardiopulmonar, hemorragias, quemaduras, golpes de calor y deshidratación, lipotimia, mordeduras, esguinces y fracturas, etcétera.

Por todo ello, son muchas las asociaciones que insisten en la necesidad de formar a las personas en primeros auxilios desde el colegio.