sábado, 18 septiembre 2021 06:18

Madrid: Detenidos 7 atracadores por la comisión de 14 robos

La Policía Nacional ha detenido a siete atracadores que se dedicaban al asalto de establecimientos comerciales en Madrid. El grupo criminal efectuaba los robos en horarios de apertura.

Los siete individuos actuaban en función de las directrices del cabecilla de la organización, pudiendo esclarecer los agentes un total de 14 robos que han tenido lugar en los dos últimos meses. Los atracos fueron cometidos en diversos puntos de Madrid capital, así como en localidades próximas como Fuenlabrada, Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, San Fernando, Coslada y Azuqueca de Henares (Guadalajara).

Para la comisión de los atracos, la banda empleaba hachas, armas blancas y armas de fuego. Con ellas amenazaban a los empleados de los comercios. De esta manera lograban hacerse con el botín del local.

La banda criminal se encargaba de cometer sus atracos en el momento en el que los negocios iban a abrir al público. En ese instante accedían al local armados y ataviados con elementos de disfraz. Luego amenazaban a los empleados y conseguían sustraer el botín.

ATRACOS CON VIOLENCIA EN MADRID

La investigación se inició después de que los agentes de la Policía Nacional tuviesen conocimiento de la comisión de varios atracos en los que se empleó un modus operandi similar y que tuvieron lugar en diferentes puntos de la capital de España.

Una vez llevadas a cabo las correspondientes gestiones por parte de los investigadores, se centraron las pesquisas en un grupo criminal asentado en la provincia de Madrid.

Una vez analizada toda la información recopilada durante la investigación, los agentes pudieron constatar que los investigados eran los presuntos autores de 14 robos que se habían cometido en los últimos dos meses. Además, confirmaron que los miembros de la banda se dedicaban en exclusiva a la comisión de robos, siendo este su único medio de vida.

El líder de la organización criminal es un hombre que ya contaba con antecedentes policiales por hechos similares. Este se encargaba de dar órdenes al resto de miembros de la banda, de forma que pudieran saber en todo momento la forma de actuar que debían desarrollar para la comisión de los atracos.

El grupo criminal de atracadores se encontraba, por lo tanto, debidamente organizado y estructurado. A la hora de perpetrar los robos no dudaban en emplear la fuerza o la intimidación, en función de cada ocasión. Cuando consideraban necesario esgrimían hachas, armas blancas o armas de fuego para amenazar a los empleados de los locales comerciales.

REGISTRO EN DOS VIVIENDAS

La operación ha concluido con la desarticulación del grupo criminal, procediendo a la detención de siete personas en Alcalá de Henares (Madrid). Además se ha practicado el registro de dos viviendas.

En el registro se han aprehendido dos armas cortas simuladas, dos armas históricas y herramientas para la comisión de robos. También se incautaron 650 euros en efectivo, teléfonos móviles, sustancias estupefacientes y ropa y elementos de disfraz que eran empleados en sus hechos delictivos.

Con el arresto de los siete miembros de la banda, se ha dado por desarticulada la organización criminal. Además, se han podido esclarecer 14 robos cometidos por ella en Madrid y alrededores en los últimos dos meses.

7 personas detenidas en Madrid por cometer 14 robos en menos de dos meses
En el registro simultáneo de dos viviendas se incautaron varias armas, herramientas para la comisión de los robos, 650 euros, sustancias estupefacientes y otros efectos.

EL IMPORTE MEDIO DE LOS ROBOS EN COMERCIOS ES DE 1.300 EUROS

De acuerdo al informe «Estamos Seguros» publicado por UNESPA (Asociación Empresarial del Seguro), el robo de un comercio en España tiene un coste medio de 1.314 euros. Para tratar de hacer frente a este tipo de delitos, los comercios acostumbran a invertir en seguridad, instalando cámaras de seguridad y otros medios, si bien en ocasiones resultan insuficientes.

De acuerdo al mencionado estudio, se puede confirmar que la mayor parte de los delitos tienen lugar en pequeños locales comerciales de las grandes ciudades. De esta manera, ciudades como Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla y Vizcaya, lideran el ranking en lo referente al número de robos realizados.

En lo que respecta a la gravedad de los robos, Segovia y Valladolid son las provincias con un mayor coste medio por robo, superando los 2.000 euros. Tras ellas se encuentran Huesca, Cuenca y Albacete, que también se acercan a estas cifras. Por su parte, Zaragoza es la región en la que el coste medio por robo es menor, encontrándose por debajo de los 800 euros.

En lo que respecta a los porcentajes de robo, el estudio refleja que Sevilla es el lugar donde los comercios tienen más posibilidades de sufrir un robo (65,57%). Tras la capital andaluza se encuentran Guadalajara, Madrid y Toledo, con un 48%, 36% y 35%, respectivamente. En el otro extremo, el de las ciudades en las que es menos probable sufrir un robo son Teruel, Segovia y Palencia.

100 EUROS AL AÑO A CADA HOGAR

Los robos que tienen lugar en comercios, tanto aquellos que tienen lugar en la propia tienda como durante su transporte en camiones o furgonetas, tienen un impacto del 0,8% en la facturación anual de distribución. Esto provoca que, anualmente, se pierdan en torno a 1.800 millones de euros fruto de actividades delictivas. De estos, el 78% son hurtos, mientras que el 22% restante corresponde a errores en la gestión.

Esta nada despreciable cifra provoca que se vea perjudicada la productividad de las empresas. A su vez redunda en los propios ciudadanos, que, a causa de los mismos, debe hacer frente a un sobrecoste de 100 euros al año por hogar.

Gran parte de los delitos que se cometen en el ámbito del comercio se debe a la proliferación de los delitos digitales. Estos tienen un gran impacto en el sector de la distribución. Los fraudes informáticos van en aumento, con un crecimiento exponencial en los últimos años, aunque aún están lejos de otros tipos de robo.

Por otro lado, los comercios experimentan pérdidas fruto de la digitalización del comercio. La mayor parte de los problemas están derivados de la gestión del stock, que cada vez es más complejo. Esto se debe a que, además de los errores de administración, también existen problemas relativos a los fraudes en las formas de pago, devoluciones, etcétera.

Los robos en comercios han caído a lo largo de los últimos años a nivel nacional. Sin embargo, esto se debe a que la gran mayoría se concentran en las grandes ciudades. Madrid, Barcelona y otras ciudades han experimentado un crecimiento en los robos a comercios.