sábado, 20 agosto 2022 00:51

Valencia: Un niño de 14 años detenido tras matar a golpes a un vecino

Un niño de 14 años ha sido detenido por la Guardia Civil en Carlet (Valencia) como presunto autor de la muerte a golpes de un hombre de 49 años. El menor confesó los hechos después de que la Benemérita hubiera arrestado y encarcelado a su padre, que también resultó herido en la pelea. El joven fue puesto en libertad horas después por la Fiscalía de Menores.

La pelea con trágico desenlace tuvo lugar en el barrio de Villarrubia en la madrugada del día de Navidad tras una discusión vecinal. Presuntamente, la víctima del homicidio había intentado agredir a un grupo de menores. La causa habría sido la muerte de un perro, ya que el hombre les acusaba de haber acabado con la vida del animal.

Tras las primeras investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil, los agentes detuvieron al padre de uno de ellos por su presunta implicación en el crimen. Además, se señaló a un tronco de madera como arma del crimen.

Un vecino fue el que encontró el cadáver de la víctima en plena calle junto a la puerta de su casa en torno a las cinco de la madrugada. Al encontrarse con el cuerpo de J.M., llamó al teléfono de emergencias 112. Sin embargo, los sanitarios tan solo pudieron certificar su muerte.

NUMEROSOS GOLPES EN LA CABEZA

Una vez confirmada su muerte se desplazó al lugar un grupo de agentes de la Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Valencia. De esta manera, se procedió a inspeccionar la zona. Los guardias civiles buscaron testigos en las viviendas cercanas al lugar del crimen y recogieron muestras de sangre.

El cuerpo sin vida de la víctima fue trasladado al Instituto de Medicina legal de Valencia, donde se le practicó la autopsia. El resultado de la misma confirmó el primer análisis del forense en el propio lugar de los hechos, mostrando que el hombre había fallecido a consecuencia de los golpes sufridos en su cabeza. El cuerpo presentaba signos externos de violencia.

INGRESADO EN EL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE LA RIBERA (ALZIRA – VALENCIA)

Los agentes al frente de la investigación pudieron averiguar que el padre de uno de jóvenes implicados en el altercado había discutido con la víctima. El hombre de 37 años y vecino de Villarrubia (Valencia) había ingresado en el Hospital Universitario de la Ribera con una herida en el ojo tras el incidente.

Tras recibir el alta hospitalaria fue detenido por su presunta implicación en el crimen. No obstante, la Guardia Civil continuó con las pesquisas para tratar de esclarecer los hechos, sospechando que había más personas implicadas en la agresión mortal.

Poco después del ingreso en prisión de su padre, el niño de 14 años fue arrestado. El menor confesó que había golpeado a la víctima en la cabeza en varias ocasiones cuando ya se encontraba en el suelo.

Un niño es detenido en Valencia tras matar a su vecino
En un primer momento la Guardia Civil detuvo al padre del menor, pensando que había sido el autor del crimen. El niño se encuentra en libertad provisional.

LA VÍCTIMA HABRÍA AMENAZADO A LOS NIÑOS CON UN ARMA BLANCA

Los investigadores tomaron declaración a varias personas, entre ellas la madre del menor detenido. La mujer aseguró que la víctima se acercó al grupo de menores horas antes del crimen amenazándoles con un arma blanca.

De acuerdo a su declaración, tanto su hijo como otro amigo salieron corriendo para evitar ser agredidos, y por esta razón, tanto ella como su marido salieron a defender a los menores. En el enfrentamiento, el padre del menor autor del crimen habría sufrió una cuchillada en el ojo y los menores habrían lanzado palos a la víctima. Fruto del traumatismo en el ojo, la mujer se trasladó al Hospital de la Ribera con su marido.

Sin embargo, la mujer dio diferentes versiones sobre los hechos ocurridos al relatar los mismos a la Guardia Civil y luego a un periodista. Los agentes, en su toma de declaración a más testigos, pudieron averiguar que fue el propio menor el que golpeó con un palo a su padre en la cara. Lo hizo sin querer cuando trataba de agredir a la víctima en la pelea.

Hay que tener en cuenta que el menor, al tener 14 años, según el ordenamiento jurídico, es imputable. No obstante, por razones político criminales se considera que no es necesario aplicar las mismas consecuencias jurídicas que en el caso de los adultos.

LIBERTAD PROVISIONAL PARA EL MENOR

Tras la detención, el niño de 14 años pasó a disposición de la Fiscalía de Menores. Esta decretó su libertad provisional a la espera del juicio correspondiente. El progenitor del menor, por su parte, permanece ingresado en el centro penitenciario de Picassent. No obstante, su abogado recurrirá el auto de prisión.

Al parecer, la víctima mantenía una mala relación con algunos vecinos del barrio de Villarrubia. La principal razón es que alguien había matado a su perro, motivo por el cual había increpado y amenazado al grupo de menores.

DETENIDO UN ANCIANO POR MATAR A GOLPES A OTRO EN UNA RESIDENCIA DE VALENCIA

Un hecho similar tuvo lugar en un geriátrico de Cheste (Valencia) en el pasado mes de octubre. Este jueves se ha conocido que la Guardia Civil detuvo a un anciano por matar a puñetazos a otro en una residencia.

Los dos ancianos se pelearon supuestamente en la cafetería de un geriátrico después de que la mujer del presunto autor del crimen cogiera por error el andador de la víctima, de 75 años, y con problemas de movilidad.

La víctima habría recriminado la confusión a la mujer, ante lo que su pareja, que ya había tenido enfrentamientos violentos previos con otros residentes y trabajadores, le propinó varios puñetazos en la cara.

A consecuencia de la agresión, la víctima se golpeó contra una puerta y quedó inconsciente. Fue trasladado al Hospital de Manises, donde finalmente falleció.

El agresor quedó en libertad y el Juzgado de Instrucción número 2 de Requena trata de esclarecer los hechos. El homicidio doloso podría ser rebajado a un delito de homicidio por imprudencia. Esto se debe a que el agresor no tenía intención de matar a su víctima, que quedó inconsciente tras haberse golpeado con una puerta.

Los hechos no trascendieron en su día y se ha podido conocer varios meses después, a la espera de saber la resolución del caso.