miércoles, 19 junio 2024

PSOE pide considerar a Galicia nación pero sin romper la soberanía nacional

El secretario xeral del PSOE de Galicia, Gonzalo Caballero, pide equiparar a esta región al estatus de Cataluña y Euskadi como nación, al decir que «Galicia es una nacionalidad histórica, que es como está definida en la Constitución», recordando aun así que «el conjunto de la soberanía reside en el Estado español en su plenitud».

«Cualquier avance hacia una configuración en la que las nacionalidades históricas pudiesen reconocerse como naciones exigirá que Galicia así lo sea», ha afirmado Caballero.

Así se ha expresado el secretario xeral del PSdeG (Ponteareas, 1975) en una entrevista concedida a Europa Press, en la que defiende el «mismo estatus constitucional que puedan tener el País Vasco o Cataluña» para la Comunidad gallega pero deja claro que «el conjunto de la soberanía reside en el Estado español en su plenitud».

Que se asegure el «mismo estatus» para las nacionalidades históricas es, precisamente, uno de los puntos que recoge el acuerdo rubricado entre el PSOE y el BNG para que los nacionalistas apoyasen la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, un pacto que contempla el «impulso de las reformas necesarias para adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de los sentimientos nacionales de pertenencia».

Preguntado por su postura sobre la reforma constitucional, el jefe de filas de los socialistas gallegos reconoce que el actual término que recoge la Constitución, el de «nacionalidad histórica», «ha resultado cómodo» a los socialistas gallegos pero se ha mostrado «abierto» a abordar una nueva «configuración» si se dan las «mayorías suficientes para hacer este tipo de reformas».

De este modo, asegura que también estarán «cómodos» si un nuevo texto «reconoce que las nacionalidades históricas sean naciones» pero «siempre entendiendo que esto no puede romper la soberanía que reside en el conjunto del Estado Español».

Y es que Gonzalo Caballero pone en valor el «planteamiento galleguista» del PSdeG, que pasa por «defender el autogobierno, el Estado de las Autonomías». «Defender a Galicia pero hacerlo también desde una perspectiva integradora, de entender que nosotros no queremos poner fronteras», señala en una entrevista en la que aboga por trabajar por una «España plural, diversa, de justicia social y que no genere trincheras».

EL PSOE GALLEGO CELEBRA LA COALICIÓN

En la entrevista concedida tras la investidura de Sánchez como presidente, el líder de los socialistas gallegos ha asegurado que el gobierno de coalición pactado entre PSOE y Unidas Podemos está «generando mucha ilusión y muy buenas vibraciones» entre el electorado progresista.

«Era una anomalía que en una democracia occidental de corte parlamentario como la española no existiese un gobierno de coalición», señala Gonzalo Caballero, que sostiene, además, que responde a una «necesidad histórica» como, en su opinión, supone «frenar el discurso de una ultraderecha demagógica, populista» y que busca «romper el marco de convivencia».

En esta línea, subraya que el pacto era «algo que había que hacer» y «la única opción posible» dado el reparto de escaños en el Congreso de los Diputados. «Creo que el acuerdo por la coalición progresista es lo mejor para España, lo creí en abril, lo creí en noviembre y lo sigo creyendo ahora», indica.

En este punto, interpelado sobre si considera que Sánchez erró al volver a convocar la repetición electoral, Gonzalo Caballero ha defendido el «ejercicio de responsabilidad» hecho por el presidente. Así, ha recordado que «entre abril y el verano» hubo un «escenario de búsqueda de un acuerdo» que «al final no se produjo».

«Por tanto, Pedro Sánchez, que podía haber aceptado ser presidente en ese momento, en un ejercicio de responsabilidad, decide que es conveniente que los ciudadanos vuelvan a hablar por si generan un nuevo escenario electoral», sostiene Caballero, que asegura que el resultado «repite el escenario de coaliciones posibles que había en abril sin grandes cambios». «Lo más importante es que el PSOE ganó las elecciones y es la única fuerza de gobierno, apunta».

CONFÍA EN SÁNCHEZ

En la entrevista concedida a Europa Press, además, ha justificado que el presidente del Gobierno se tome «unos días» para dar a conocer a los miembros de su equipo. «El escenario de unos días para configurar el gobierno es lo normal, son cánones habituales que no suponen ninguna excepción», defiende.

Dicho esto, rechaza que el retraso en el anuncio de las personas que ostentarán cada ministerio se deba a la existencia de diferencias entre el Partido Socialista y Unidas Podemos. «Sé que es un tema que ocupa muchos debates pero creo que lo importante es que haya un gran gobierno para España y estoy convencido de que Pedro Sánchez lo va a hacer«, incide.

Además, preguntado por la designación de la que la integrante de Galicia en Común Yolanda Díaz como ministra de Trabajo, Gonzalo Caballero ha rechazado que este hecho pueda derivar en un aumento del apoyo a los rupturistas en Galicia en detrimento del PSdeG en un año en el que se celebrarán elecciones autonómicas.

«Los votos se mueven de otra forma, los ciudadanos votan viendo lo que quieren para su país y para su gobierno y, en Galicia, hemos tenido en 2019 el mejor ejemplo de cómo funcionan los gallegos a la hora de votar. Medio millón de votos para el PSdeG y ese medio millón de votos para el PSdeG que yo dirijo es el que vamos a movilizar para las próximas elecciones», destaca.

«A partir de ahí», ha deseado al resto de fuerzas progresistas que «lo hagan lo mejor posible» para fortalecer la «mayoría progresista» que, a su juicio, se impondrá en las elecciones autonómicas que se celebrarán en otoño en Galicia si no se produce un adelanto.

Por ello, rechaza dar nombres sobre sus preferencias para la configuración del gobierno. «Le he trasladado a Pedro Sánchez todo el apoyo del Partido Socialista de Galicia para que haga el mejor gobierno posible», zanja.

TRASPASO DE LA AP-9

En su intervención y preguntado sobre el traspaso de la AP-9 en este 2020 que contempla el acuerdo sellado entre el PSOE y el BNG y si considera que puede ser capitalizado por los nacionalistas, Gonzalo Caballero ha reivindicado que fue el Partido Socialista el que «desbloqueó» el debate sobre la transferencia de esta infraestructura que Mariano Rajoy «impedía probablemente de forma jurídicamente dudosa».

«Nosotros posibilitamos ese debate (en la pasada legislatura) pero es cierto que no teníamos una mayoría parlamentaria para aprobar esa cuestión y que los plazos al final fueron rotos por una convocatoria electoral», ha recordado.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»69623″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Por esta cuestión y dados los resultados de la repetición electoral, señala que, «para construir los cambios», el PSOE «necesita hacerlo de forma acompañada por otras fuerzas». «Los votos del PSOE, por sí solos, no son suficientes para aprobar presupuestos en España o los grandes temas que afectan a Galicia», apunta el socialista, que califica de «aliadas» al resto de fuerzas progresistas, como Galicia en Común y el BNG, en esta cuestión.

«Consideramos que el resto de fuerzas progresistas son aliadas y vamos a construir conjuntamente. Estoy convencido de que habrá muchos avances en España y en Galicia cuando corresponda», ha finalizado.