jueves, 21 enero 2021 18:37

El escalofriante accidente de dos moteros por culpa de placas de hielo

  • La Unión Internacional por la Defensa de los Motociclistas ha compartido el vídeo del accidente de los moteros.
  • El accidente ha tenido lugar en Cebreros (Ávila) en una carretera muy transitada por motociclistas.
  • En este tipo de situaciones, hay que moderar la velocidad en las zonas de sombra. 
  • Estamos en pleno invierno y las sombras pueden jugar más de una mala pasada a los conductores. Pero las motocicletas son especialmente vulnerables, sobre todo ante las placas de hielo invisibles que se crean en las frías noches de esta época del año. Dos moteros que estaban de ruta por una carretera de puerto en Cebreros (Ávila), han sufrido en Navidades un escalofriante accidente por culpa de unas placas de hielo. El vídeo lo ha compartido la Unión Internacional por la Defensa de los Motociclistas.

    El accidente tuvo lugar en la AV 562, “pasado el puente del rio Becedas sentido Cebreros”, según detallan en la página. En él se ve a dos moteros que encaran una curva que está en sombra. Nada más dejar la luz del sol atrás, el primer motero patina y se cae al asfalto; para que décimas de segundos después, el segundo motociclista (quien graba) sufra el mismo destino.

    No es la primera vez que los moteros y los conductores tienen que afrontar este tipo de situaciones. Desde la Unión Internacional por la Defensa de los Motociclistas piden a la Dirección General de Tráfico (DGT) que aumente la señalización que alerte de peligro por placas de hielo en estas zonas donde la sombra puede jugar una mala pasada a los pilotos y conductores en invierno.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”66089″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Al mismo tiempo, los gestores de la página detallan qué hay que hacer en caso de que los conductores se encuentren en una zona con placas de hielo. “Observa si hay señales de peligro del tipo P34 que indica el riesgo de encontrarnos pavimento especialmente deslizante”, “baja la velocidad y busca la zona menos húmeda. A menos velocidad mejor control”, “procura no inclinar la motocicleta hacia los lados”, “sobre hielo no frenes”. Estos son algunos de los consejos. Pero el más importante, es analizar las zonas de soMbra y encararlas con prudencia.

    Cebreros, la carretera donde ha tenido lugar el accidente es una vía muy transitada por motociclistas. Todos los días de fiesta el puerto se llena de moteros por las características de la carretera. Sin embargo, en estas fechas y con las heladas que han caído este invierno, las zonas de sombra se han vuelto especialmente peligrosas.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”56378″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Desde la DGT insisten en que hay que estar al tanto de las señalizaciones de “pavimento deslizante”, pero que los conductores y los pilotos deben estar atentos a las zonas de sombra, especialmente en las primeras horas de la mañana y más aún en las carreteras de montaña o vías menos transitadas.