miércoles, 20 enero 2021 01:46

Los críticos de Cs reprochan las maniobras de la Gestora en favor del continuismo

El ala crítica de Ciudadanos (Cs) ve en los nombramientos y ceses de determinados cargos autonómicos del partido una maniobra de la Gestora para perpetuar la dirección heredada de Albert Rivera. Entretanto, la Comisión Gestora justifica a través de su presidente, Manuel García Bofill que la destitución de varios líderes regionales críticos obedece a la necesidad de “ajustar” los órganos del partido de cara a la Asamblea General extraordinaria, prevista para el 14 y 15 de marzo.

Durante un acto en Almería, Bolfil ha explicado que los 59 cambios efectuados en comités provinciales y autonómicos del partido se han producido para llenar “huecos y completar órganos” dentro de la formación que tienen que estar funcionando de cara al congreso extraordinario donde se decidirá el rumbo a seguir en la nueva etapa post Rivera para que no se pierda “calidad en la participación”.

Entre estos cambios figuran el de los portavoces de los Comités Autonómicos de Asturias, Nacho Prendes -exvicepresidente del Congreso de los Diputados, y de Castilla-La Mancha-, Orlena de Miguel -exdiputada por Guadalajara-, ambos críticos con decisiones de la anterior Ejecutiva presidida por Albert Rivera -de la que formaban parte- y que tampoco han ocultado sus discrepancias durante el mandato de la Gestora.

Todos los cambios responden, según el presidente de la gestora, a un “ajuste” de “la realidad del partido a la realidad que tenemos en este momento”. Así, ha concretado que, de cara a ese congreso que se celebrará en dos semanas, en el que ha destacado que todos los afiliados valen lo mismo -tanto cargos como afiliados tendrán un voto, ha subrayado-, todos los órganos tenían que estar funcionando para no caer en una situación “irregular”.

La comisión gestora que encabeza “ha completado” el organigrama del partido, ha concretado, “para que en las próximas ocho semanas de debate, todos nuestros órganos estén funcionales”. “Si no, perderíamos la calidad del partido, que es una exigencia de los afiliados”, ha apuntillado.

En este marco, ha recordado que los Estatutos de la formación exigen que para ser portavoz de un comité autonómico es necesario ser cargo público y orgánico y por ello, precisamente, han tenido que “ajustar esta realidad a los nombramientos”.

Desde Ciudadanos han recordado que el artículo 23 de sus Estatus señala que la elección de los cargos que ostentan las secretarías de los comités autonómicos “es discrecional por parte del Comité Ejecutivo”. En este caso, la Comisión Gestora ha mantenido los criterios aplicados anteriormente por la Ejecutiva, que para ostentar el cargo de portavoz del partido éste debe ser cargo orgánico nacional o cargo institucional de Ciudadanos.

Prendes estaba en la Ejecutiva nacional pero esta luego quedó disuelta, y Orlena estuvo en la Ejecutiva hasta julio. Ninguno de los dos tenía tampoco cargo orgánico, porque Prendes, que era vicepresidente del Congreso, perdió el escaño en noviembre, mientras que De Miguel fue diputada en 2016.

PRIMARIAS EN CIUDADANOS

De cara al congreso extraordinario, Bofil ha saludado que se pueda presentar una candidatura alternativa a la de la portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas, y ha rechazado que pueda generar “división” de cara al cónclave que el partido naranja celebrará en marzo.

“Yo no tendría miedo al debate, aunque lo importante es hacerlos en el lugar que corresponde y que las críticas sean constructivas, propositivas, que puedan aportar al modelo”, ha dicho al ser interpelado en Almería por el anuncio hecho por el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, quien, tras su dejar su cargo orgánico, ha apuntado que presentará su candidatura a la Presidencia del partido si el “modelo de partido” propuesto por Arrimadas es el actual.

“Me parece muy bien que alguien quiera presentar su candidatura; es más, es muy fácil en este partido donde no se requieren avales“, ha dicho, para matizar que las críticas han de ser “en los órganos del partido” y “constructivas”.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”70871″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

García Bofill ha considerado que, de “toda esta pluralidad”, deben salir dos propuestas “claras” que pasan por “qué modelo de partido quieren los afiliados y que estrategia quieren para Ciudadanos”.

TODOS LOS AFILIADOS VALEN LO MISMO

“Insisto, porque parece que no está claro, en que todos nuestros afiliados, estén o no en cargos, valen lo mismo aunque sea evidente que unos son más influyentes que otros“, ha asegurado, para advertir de que “nadie va a determinar por si sola cuál va a ser la estrategia ni el modelo del partido”.

Para el presidente de la gestora, entra dentro de la “lógica” que quien quiera presentar una candidatura “busque diferenciarse” y ha trasladado que desde la comisión “trabajábamos para que todo sea impecable”.

“Es un proceso normal al que yo no daría más importancia porque no nos tiene que preocupar el debate”, ha insistido, al tiempo que ha trasladado que espera que “toda esa pluralidad nos enriquezca”.

Por último, ha reiterado que el modelo de partido “lo decide el conjunto de afiliados y no uno, dos o tres”. “Habrá más de una candidatura y, en este caso, estaremos hablando no de modelo de partido, sino de liderazgo en el marco de un juego democrático legítimo que no tenemos que temer y que esperamos finalizar felizmente”, ha concluido.