viernes, 23 abril 2021 16:47

Sevilla: Un conductor VTC atropella a dos personas al quedarse dormido

Un hombre de 89 años de edad y una mujer de 58 han sufrido un atropello en la tarde de este jueves. Un conductor de un Vehículo de Transporte Concertado (VTC) les arrolló tras quedarse dormido mientras conducía, en un suceso que ha tenido lugar en el barrio de Triana (Sevilla).

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 18:00 horas de este jueves, cuando el anciano y su acompañante se disponían a cruzar la calle Evangelista, en Triana. Lo hicieron por un lugar en el que no hay paso de peatones.

El conductor del VTC pudo dormirse durante unos segundos, lo que no le permitió percatarse de la presencia de los dos peatones, que cruzaban la calle a un paso muy lento, según ha informado Emergencias Sevilla a través de las redes sociales.

HERIDOS LEVES

Tras producirse el atropello, los servicios de emergencias recibieron una llamada alertando del mismo. De forma inmediata acudieron al lugar efectivos de la Policía Local y sanitarios de EPES.

En el propio lugar del accidente fueron atendidos el varón de 89 años y la mujer de 58, ambos lesionados leves. No obstante, requirieron de su traslado a un centro hospitalario de la capital.

Según las primeras indagaciones realizadas por la Policía Local, el atropello tuvo lugar después de que las víctimas decidiesen cruzar la calle tras bajarse de una furgoneta en la que es trasladado a un centro de día habitualmente.

La mujer atropellada es la conductora de este vehículo, que estaba ayudando al anciano a bajar del mismo y acompañándole a su domicilio. El octogenario tiene movilidad reducida.

Según la versión de la mujer atropellada en Sevilla, no estaban pasando por un paso de peatones por la dificultad del anciano para desplazarse. El paso de cebra más cercano al lugar del accidente se encuentra a unos 25 metros de distancia. Por ello optaron por cruzar por el lugar más corto hasta el domicilio del hombre.

Ambos fueron atropellados mientras cruzaban la calle por un VTC. El conductor del mismo, de 39 años, pudo haberse dormido durante unos segundos, en el momento justo para que se produjese el atropello.

EL CONDUCTOR DEL VTC ASEGURÓ SUFRIR UN MICROSUEÑO

El propio conductor del VTC reconoció a la Policía Local que llevaba varias horas de trabajo al volante y que pudo sufrir un microsueño. De hecho se despertó con el golpe a los peatones, a quienes no había visto según su versión. Tal y como marca el protocolo, los agentes procedieron a efectuar las correspondientes pruebas de alcoholemia, arrojando estas un resultado negativo.

Un conductor de VTC se queda dormido y atropella a dos personas en Sevilla
El conductor, que llevaba varias horas al volante, sufrió un microsueño, lo que hizo que atropellase a un anciano de 89 años y a una mujer de 58.

DENUNCIA A LA EMPRESA DE VTC CABIFY

El suceso tuvo lugar el mismo día en el que el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y Élite Taxi decidieron denunciar a la empresa de VTC Cabify. Esta denuncia puede guardar relación con el accidente ocurrido en Triana (Sevilla), ya que se centra en denunciar la obligación de la empresa a que sus conductores desempeñen jornadas laborales de hasta 14 horas sin descanso.

El SAT ha decidido denunciar a la mencionada empresa de VTC ante Inspección de Trabajo por una presunta explotación laboral de sus trabajadores. Las irregularidades estarían siendo cometidas por hasta tres empresas VTC que trabajan para esta aplicación móvil. La asociación Elite Taxi Sevilla ha colaborado en la presentación de la denuncia.

Ambos organismos consideran que las condiciones de trabajo de estos empleados son totalmente abusivas. En su denuncia indican que se vulnera tanto el Estatuto de los Trabajadores como los derechos fundamentales de estos de acuerdo a la Constitución.

Entre estas condiciones se encuentra la obligación de trabajar en jornadas de entre 12 y 14 horas. A su juicio esto supone un riesgo para la salud del trabajador, así como para terceros usuarios de la vía. El cansancio tras tantas horas al volante puede llegar a provocar somnolencia y despistes, que pueden derivar en choques u atropellos.

RENUNCIA A LOS DESCANSOS

A pesar de sus largas jornadas de trabajo, se denuncia que los conductores no disponen de zonas de descanso. Esto obliga a que tengan que hacerlo dentro del propio vehículo en el que llevan a cabo su actividad laboral. Además, en aquellas ocasiones en las que hay una mayor actividad, se les obliga a a renunciar a sus periodos de descanso. A cambio, sus empresas les aseguran que se acumulan estos para cuando se reduzca el volumen de trabajo.

Para que un trabajador realice horas extras se les obliga a firmar un documento. Sin embargo, si la empresa no lo firma no se considera que han sido trabajadas, con el perjuicio que ello supone para el profesional.

Por otro lado, desde el Sindicato Andaluz de Trabajadores se denuncia la ausencia de formación en Prevención de Riesgos Laborales, y la imposición en los contratos de periodos de prueba de un año de duración.

DESPIDOS IMPROCEDENTES O NULOS

Además de denunciar la situación laboral de los conductores VTC de estas empresas, a los cuales no se les abonan las horas extras ni la nocturnidad, y que están obligados a trabajar incluso en días festivos, también se hace hincapié a los despidos improcedentes que tienen lugar en estas empresas.

Según el SAT los conductores están obligados a captar clientes para así poder cumplir con los objetivos marcados. Cuando llega la época con menos actividad en el sector se producen despidos que son nulos o improcedentes. Además, recalcan que existe una prohibición de la organización sindical en la empresa.

Por su parte, desde Élite Taxi Sevilla han vuelto a insistir en el intrusismo que se está sufriendo en el sector motivado por las empresas VTC. Por ello demandan la necesidad de que la administración ejerza un control mínimo sobre las VTC.

A lo largo del pasado año 2019 se sucedieron las manifestaciones y protestas del sector del taxi contra los VTC por todo el territorio nacional. La llegada de servicios como Uber o Cabify, entre otros, originó un gran conflicto que afecta a España, pero que también está presente en otros países del mundo.

En este sentido, una de las principales quejas de los taxistas es que los conductores de VTC hacen uso de licencias especiales que están pensadas para servicios como vehículos funerarios o limusinas, mientras que para conducir un taxi se requiere de una licencia diferente.

No obstante, con motivo de la movilización del sector, los gobiernos regionales y locales han ido aplicando diferentes medidas para la regulación de los VTC.