lunes, 2 agosto 2021 14:21

30 personas detenidas por amaño de parejas de hecho en Valencia

La Policía Nacional ha detenido en Sagunto (Valencia) a 30 personas por su implicación en una red ilegal dedicada al amaño de parejas de hecho. La organización criminal se encargaba de regularizar la situación de inmigrantes de origen magrebí.

El grupo delictivo desarticulado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado​ estaba fuertemente asentado en la localidad valenciana. Sin embargo, contaba con ramificaciones en Marruecos, Francia, Italia y Bélgica. Dada la implicación de otros países, la Policía Nacional contó con la colaboración de EUROPOL, que desplazó una oficina móvil a Sagunto para la coordinación entre los países implicados.

Las falsas parejas de hecho se encontraban formadas por mujeres españolas e inmigrantes varones. Esto permitía a los segundos regularizar su situación legal en España, para lo cual solicitaban la tarjeta de residencia de familiar comunitario. El entramado criminal contaba con la colaboración de diversas gestorías y empresas localizadas en Sagunto. Estas daban cobertura a esta actividad ilegal que habría proporcionado un beneficio cercano al millón de euros.

La investigación policial se inició después de que la Policía Nacional tuviese conocimiento de la existencia de irregularidades en varios expedientes de solicitud de autorización de residencia a través de la unión de parejas de hecho, todos ellos en la localidad de Sagunto. Esto hizo que se levantasen las sospechas y se procediese a iniciar una investigación que finalmente destapó la trama ilegal.

Tras realizar diferentes gestiones, los agentes pudieron determinar la existencia de un grupo criminal dedicado a regularizar la inmigración irregular a través de falsas uniones de hecho. La organización estaba especializada en promover la formación de parejas de hecho fraudulentas, de manera que inmigrantes varones lograban regularizar su situación legal en España.

COLABORACIÓN DE EMPRESAS Y GESTORÍAS DE SAGUNTO (VALENCIA)

La organización delictiva contaba con la colaboración de varias empresas de Sagunto para la comisión del delito. De hecho, dos de los principales responsables del entramado criminal, uno francés y otro español, ambos de origen marroquí, eran los propietarios de varias empresas sitas en la localidad valenciana.

En estas empresas se daba de alta como trabajadoras a aquellas mujeres que eran captadas por la red y que estaban dispuestas a simular uniones de hecho. De las labores de captación se encargaba una pareja española residente en Sagunto.

Las mujeres captadas por la organización simulaban las uniones de hecho, siempre sin que hubiese una convivencia real con el inmigrante. A cambio de ello recibían una contraprestación económica de 3.000 euros.

A pesar de haber sido dadas de alta como trabajadoras, la Policía Nacional pudo certificar que ninguna de estas mujeres desarrolla actividad alguna en esas empresas. La única finalidad de su inscripción en la plantilla de trabajadores de las mismas era el acreditar los medios económicos suficientes para poder cumplir con uno de los requisitos que son exigidos para poder formalizar una pareja de hecho.

Asimismo, la red hacía uso de tres gestorías de Sagunto. Estas se encargaban de realizar toda la tramitación necesaria para poder regularizar con éxito a los inmigrantes.

30 detenidos en una operación contra el amaño de parejas de hecho en Valencia
Los agentes de la Policía Nacional practicaron ocho registros en la provincia de Valencia, en los cuales incautaron numerosas joyas y 10.775 euros en efectivo.

HASTA 12.000 EUROS POR SU REGULARIZACIÓN

Los inmigrantes, que eran reclutados por diferentes miembros de la organización distribuidos por España, Francia y Bélgica, debían pagar varios miles de euros para poder regularizar su situación a través de la red criminal.

La organización cobraba a cada uno de ellos 8.000 euros si eran inmigrantes que ya se encontraban en la Península Ibérica. Si tenían que ser trasladados desde otros países a España, el precio ascendía a cifras de entre 10.000 y 12.000 euros.

Para efectuar el traslado, el entramado criminal utilizaba una empresa de autobuses que pertenecía a uno de los miembros del mismo. Esta empresa con sede en Bélgica operaba como una línea regular entre Marruecos y diversos países de Europa. Además, la línea era empleada para el blanqueo de dinero de la actividad ilícita, ya que transportaba el dinero oculto en los autobuses hasta Marruecos.

30 PERSONAS DETENIDAS Y 8 REGISTROS EN VALENCIA

Para la desarticulación de la organización, la Policía Nacional practicó ocho entradas y registros en Valencia, siete de ellos en domicilios y negocios de Sagunto y uno en un domicilio de Canet de Berenguer.

Asimismo, se ha procedido a la detención de 30 personas, 28 de ellas en Sagunto, una en Valencia y una en Barcelona. Se les acusa de un delito de favorecimiento de inmigración clandestina, falsedad documental y pertenencia a organización criminal. Cuatro de los arrestados han ingresado en prisión sin fianza.

En los registros efectuados, los agentes han aprehendido 10.775 euros en efectivo, un vehículo de alta gama, numerosas joyas, múltiples dispositivos móviles y una gran cantidad de material informático.

MATRIMONIOS DE CONVENIENCIA EN ESPAÑA

El fenómeno de los denominados “matrimonios de conveniencia” están en constante aumento, sobre todo en aquellos países en los que hay una alta tasa de inmigración. En España es un caso que se da con frecuencia.

El objetivo de este tipo de matrimonios es lograr la obtención de los “beneficios” de disponer de la nacionalidad, produciéndose generalmente a cambio del pago de una determinada cuantía económica. Por ello han proliferado con los años las redes criminales dedicado a este tipo de actividades ilícitas.

Gracias al matrimonio de conveniencia, los inmigrantes clandestinos consiguen eludir las normas, plazos y procedimientos generales para obtener un permiso de residencia en España. Estos son más lentos y difíciles de obtener. Así pueden reagrupar de una manera más sencilla a sus hijos y ascendientes en el territorio español.

Aunque en algunos casos los matrimonios se celebran sin que la otra parte sea consciente de la situación, en la gran mayoría el ciudadano español se aprovecha de ello para formar parte de este matrimonio simulado a cambio de un precio. De esta manera puede obtener un beneficio económico por el simple hecho de contraer matrimonio con una persona, aunque no haya vida en común.

MULTAS DE HASTA 10.000 EUROS

De acuerdo a lo establecido por la Ley en España, el celebrar matrimonios de conveniencia sin estar conectados con un delito de inmigración ilegal o falsedad documental, solo tienen consecuencias civiles y/o administrativas.

Cuando este matrimonio se considera nulo, se anula la inscripción en el Registro Civil. Esto hace que todos los efectos del matrimonio desaparezcan. De esta manera el extranjero no se ve beneficiado de sus ventajas para obtener la nacionalidad o la residencia.

Sin embargo, si el matrimonio de conveniencia es considerado por la Ley de Extranjería como una infracción muy grave puede incurrir en una multa. Esta puede ir desde los 501 a los 10.000 euros.