jueves, 21 enero 2021 21:55

Los ‘Parásitos’ de La Moncloa predijeron en 2015 la situación del PSOE

  • Pablo Iglesias presentó en 2015 el libro de Manuel Castells 'Redes de indignación y esperanza'.
  • El líder morado advirtió hace casi cinco años lo único que podían hacer, según él.
  • Y la predicción podría cumplirse en 2020 con tres claves a tener en cuenta.
  • El cine europeo se mira al ombligo, ‘Dolor y gloria’, y en el extranjero se actualiza la lucha de clases: ‘Joker’ es la venganza de una víctima del desguace del Estado social que lidera involuntariamente una revolución y la surcoreana ‘Parásitos’, la película del año, nos muestra a una familia humilde que vive en un semisótano y que ‘se cuela’ a trabajar en un chalet de unos millonarios.

    Los pobres, que podrían ser en este símil los de Podemos, son chicos listos y preparados que ayudan a unos VIP escasamente dotados para la vida que otorgan un papel vital a la imagen, véase el doctor Pedro Sánchez.

    EL OLOR DE ‘PARÁSITOS’ Y LA PREDICCIÓN

    El olor es la clave de ‘Parásitos’ y Podemos, que ha tenido que soportar que diputados como Iván Espinosa de los Monteros digan con arrogancia y desprecio que no se duchan, tendrá que duchar a diario sus ideas para poner en su sitio a los clasistas que les miran con arrogancia.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”69856″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Contra los clasistas habló Iglesias en la presentación de ‘Redes de indignación y esperanza: Los movimientos sociales en la era de internet’. En esta obra de Manuel Castells, nuevo ministro de Universidades por la cuota de los comunes, se relaciona las oleadas contestatarias promovidas desde internet que alteraron la agenda política de Túnez, Islandia, Estados Unidos o España.

    En aquella cita Iglesias cargó contra los “antidemócratas” que regían Europa, señaló que los medios de comunicación eran los ventrílocuos de las élites por hacer ver que el problema del Viejo Continente eran “populismos” como Syriza o Podemos y realizó una predicción política que ahora ha cristalizado.

    ESPAÑA 2020

    Boqueando en el asfixiante verano del 2015 Iglesias reconocía junto a Castells que un país del sur de Europa podía hacer “poquito” ante fuerzas como Alemania. Y se preguntaba, (minuto 55): “‘¿Qué es lo único que podemos hacer? Acumular un poco más de poder administrativo, doblarle el brazo a los socialdemócratas y que giren”.

    Cinco años después Podemos no ha ganado más poder administrativo, sí ha logrado más peso estratégico y proyecta menos miedo en las élites. Pero en 2020 los socialdemócratas, el PSOE, han girado a su favor. Iglesias reconocía entonces que no podían hacer “grandes cosas”, pero apuntaba tres claves.

    Y estas eran que podían conseguir una reforma fiscal, ahora apunta a las rentas altas con el IRPF, aspirar a “la desprivatización de la sanidad”, circunstancia que no será fácil, y reforzar “a la educación pública”.

    'Parásitos'
    El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez abraza al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

    El nuevo vicepresidente segundo del Gobierno ya había rebajado el listón de 2014 tras ser lastrado por los medios mayoritarios con Venezuela, Grecia y ETA como munición recurrente, y aseguraba que pedía simplemente con lo que soñaba hace treinta años la Democracia Cristiana en Italia, que en los ochenta podía ser homologado al PNV o a un sector centrista de Alianza Popular.

    “CUATRO AÑOS TARDE”

    Podemos ha pisado moqueta con menos de seis años de vida. Este movimiento político surgido en cineclubs de la Complutense y ‘La Tuerka’ fue una escisión rejuvenecedora de una Izquierda Unida que ni sabía leer los tiempos que venían, ni se pegaba por aparecer por los platós.

    Hace unos días, en la sesión de investidura, Íñigo Errejón prestó el voto a la investidura que conlleva que su mayor enemigo político, Pablo Iglesias, sea vicepresidente mientras él aguarda su turno en el gallinero.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”70641″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Errejón pronunció una frase que pasó desapercibida por el ruido momentáneo: “Este acuerdo llega cuatro años tarde”. Y es que a inicios de 2016 era el líder de Más País el que rompía sentimentalmente con Iglesias por la negativa del número uno de Podemos a facilitar un Gobierno formado por el PSOE y Ciudadanos.

    Iglesias, que como buen cinéfilo quizás hay visto ‘Parásitos’, podría defenderse con que Sánchez y Rivera tenían un programa social light, aunque en realidad Podemos aspiraba a que un pacto con IU facilitase su sorpasso sobre el PSOE en 2016 que no llegó.