jueves, 21 enero 2021 17:32

Marbella: Esclarecida la muerte de un hombre con impactos de bala

La Policía Nacional, en colaboración con la Policía Federal Criminal de Alemania, ha podido esclarecer la muerte de un hombre, de nacionalidad búlgara y 40 años de edad, cuyo cadáver fue hallado en el pasado mes de octubre en Marbella (Málaga).

Las pesquisas policiales han hecho posible la detención del autor del crimen en Alemania. Se trata de un hombre de la misma nacionalidad del fallecido, de 46 años y que presuntamente habría acabado a tiros con la vida de su compatriota. El cuerpo del fallecido fue encontrado con impactos de bala en una cuneta cercana a la vía A-7176, la cual une las localidades de Istán y Marbella.

Una vez transcurridos diez días desde el hallazgo del cadáver, los investigadores de la Policía Nacional pudieron identificar al supuesto autor del crimen. Apenas cinco días más tarde se pudo conocer su paradero en Alemania, además de poder intervenir el vehículo que fue utilizado para cometer el mismo.

Tras intervenir el vehículo, los expertos de la Policía Científica de la Policía Nacional y sus homólogos de las autoridades alemanas, lograron hallar restos de sangre de la víctima en el vehículo. Para ello fue necesario llevar a cabo una minuciosa inspección ocular del coche.

Las diligencias no resultaron nada sencillas para los especialistas. El sospechoso del crimen había sometido al coche a una limpieza exhaustiva antes de decidir huir de España. De esta forma trató de eliminar cualquier tipo de indicio que pudiese ser asociado a él como autor del crimen, llegando incluso a cambiar las matrículas del automóvil.

Al realizar el correspondiente registro del vehículo fueron recabadas pruebas relacionadas con el crimen investigado, además de 5,6 kilogramos de cocaína. La droga se encontraba en un compartimento oculto del automóvil.

AJUSTE DE CUENTAS

A raíz de las investigaciones practicadas por los agentes se tuvo conocimiento de que el investigado llegó a España apenas unos días antes de acabar con la vida de su compatriota. Una vez consumó el homicidio, decidió huir en el vehículo que fue intervenido. Desde el primer momento, la Policía Nacional barajó como primera hipótesis un crimen por ajuste de cuentas.

Tras inspeccionar el lugar en el que fue hallado el cadáver, los investigadores pudieron reconstruir el itinerario seguido por el presunto homicida en su huida. A apenas un kilómetro de distancia del cuerpo sin vida del fallecido, se encontró una vaina que fue empleada a la hora de cometer el crimen.

La Policía Nacional practicó el registro de la vivienda que el sospechoso utilizaba en Marbella (Málaga). En ella se aprehendió una pistola taser, así como numerosas pistas relacionadas con los hechos.

El detenido está acusado de delitos de asesinato, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y falsedad documental. Se dedicaba a transitar por diferentes países de la Unión Europea con un documento falsificado. En la actualidad está en prisión en Alemania a la espera de su extradición a España.

La Policía Nacional esclarece la muerte de un hombre búlgaro hallado con impactos de bala en Marbella
El detenido es un ciudadano búlgaro de 46 años, que acabó con la vida de su compatriota en el pasado mes de octubre.

AUMENTO DE LOS AJUSTES DE CUENTAS EN MARBELLA

Los crímenes derivados de ajustes de cuentas han sido una constante a lo largo de los últimos meses en Marbella. En los últimos años la Costa del Sol ha experimentado un repunte de violencia entre las mafias de la zona.

Durante el segundo semestre del pasado año 2019 hubo cinco muertos y un herido grave relacionados con el crimen organizado. A pesar de que desde las autoridades se asegura que se trata de hechos aislados, la preocupación de los ciudadanos sigue en aumento.

Marbella se ha convertido en un campo de batalla para diferentes organizaciones criminales dedicadas al tráfico de drogas. La Policía califica a estos mafiosos como peligrosos y sin escrúpulos, recurriendo habitualmente a la contratación de “matones” a sueldo.

La mayoría de los matones que trabajan para estas mafias ubicadas en el sur de España, proceden de países del Este como Rusia, Bulgaria… En muchos casos incluso se trata de paramilitares de élite en sus respectivos países.

Estos se ven atraídos por las mafias, que les pagan la residencia en Marbella además de mantener a sus familias a cambio de encargarse de amedrentar e incluso acabar con la vida de sus rivales. Estos ofrecen servicios que van desde las amenazas hasta el asesinato.

En el caso de que sean detenidos, no dan información a los agentes para mantener protegida a su familia. Los sicarios se encargan de múltiples tareas, como controlar restaurantes, chiringuitos, discotecas y otros locales en los que se blanquea dinero. Además, responden con gran violencia contra cualquier amenaza sobre la organización criminal, ya sean “chivatazos”, vuelcos de droga o incumplimiento de los acuerdos que se establecen entre bandas.

ENCLAVE ESTRATÉGICO

Las mafias operan por toda la Costa del Sol. Sin embargo, el punto neurálgico es Marbella. Que este municipio malagueño sea el elegido por organizaciones de narcotráfico se debe a varias razones.

Tiene la ventaja para estas organizaciones que el lujo pasa desapercibido. De esta forma, los narcotraficantes pueden mantener un tren de vida lleno de lujo, con vehículos de alta gama, yates, etcétera, sin levantar sospechas. Se aprovechan del alto nivel de vida de la zona para mantener su actividad criminal sin tener que disimular su alto poder adquisitivo.

Por otro lado, Marbella se encuentra situada en un enclave estratégico para estas organizaciones. Se trata de un lugar idóneo para las conexiones entre Málaga y Algeciras, lo que permite a las mafias mantener contacto con las bandas criminales del narcotráfico del Estrecho, uno de los puntos de entrada de droga más importantes de Europa. Asimismo, tiene el aeropuerto de Málaga a apenas 50 kilómetros de distancia.

Además, es la capital de la Costa del Sol, siendo el principal núcleo de población con más de 100.000 habitantes. Destaca por su gran atractivo turístico y el lujo que ha atraído a numerosos visitantes y residentes procedentes de todas las partes del mundo, incluso de magnates.

En Marbella operan numerosas mafias europeas procedentes de diferentes países como Dinamarca, Suecia, Holanda, Francia, Rusia… Estas se dedican principalmente al tráfico de drogas, aunque otras se centran en el blanqueo de capitales, la comisión de robos o negocios relacionados con la prostitución y la trata de personas.

Precisamente la elevada presencia de mafias hace que exista una gran tensión entre las diferentes organizaciones por el control de determinadas zonas. Esto da origen a diferentes enfrentamientos que en ocasiones acaban derivando en disparos e incluso asesinatos.