domingo, 17 enero 2021 03:09

El escritor Antonio Perejil Delay, asesinado por su hijo toxicómano

El escritor y minero Antonio Perejil Delay, de 66 años y natural de Nerva (Huelva), ha fallecido este miércoles en Sevilla tras ser apuñalado por su propio hijo, un toxicómano de 28 años de edad.

El presunto autor del homicidio asestó al menos una cuchillada en el pecho a su progenitor en el domicilio familiar, sito en la barriada de la Carrasca. Agentes de la Policía Nacional pudieron detener al parricida unas horas después del asesinato, a apenas unos 200 metros del lugar del crimen.

La víctima, que cumplía este jueves los 66 años, es un escritor que estuvo afincado en Gerena durante mucho tiempo y donde publicó varios libros. Además trabajó en la mina de Aznalcóllar (Sevilla), hasta que fue prejubilado.

ANTONIO PEREJIL FALLECIÓ APUÑALADO

En torno a las seis de la tarde de este miércoles los servicios de emergencia recibieron una llamada en el 091 avisando de la muerte violenta de un hombre en el barrio de La Macarena.

En la misma se advertía que había sido asesinado por su propio hijo, un toxicómano que desde hacía años tenía problemas con las drogas. De hecho, sobre el presunto homicida existía una orden de alejamiento con respecto a sus progenitores por agresión.

Tras la llamada, una patrulla de la Policía Nacional acudió al domicilio, donde se encontró con el cadáver del escritor, con al menos una puñalada en el pecho. Hasta el lugar se movilizó una ambulancia, que se retiró después de que los médicos solo pudieran certificar la muerte del sexagenario.

Cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos, el hijo y presunto autor del asesinato había huido del mismo, desconociéndose su paradero. Según apuntan las primeras informaciones, fue la mujer de la víctima y madre del asesino la que descubrió el cadáver de Antonio.

EXTENSO HISTORIAL DELICTIVO

El presunto parricida lleva muchos años consumiendo drogas y había tenido numerosas peleas y discusiones con sus padres. Cuenta con un extenso historial delictivo en el que figuran once detenciones, la primera de ellas en 2016.

Jesús Perejil, presunto autor del crimen, fumaba pasta base que adquiría en el barrio del Polígono Norte. Sus progenitores trataron de ingresarlo en varios centros fuera de Sevilla, sin éxito. En la actualidad se ganaba la vida como aparcacoches en su barrio y tenía una orden de alejamiento con respecto a sus padres por agresiones anteriores. Jesús es licenciado en Informática y según los vecinos llevaba una vida normal hasta que se convirtió en toxicómano. Estaba pendiente de su ingreso en prisión.

Varias horas después de cometer el crimen, y cuando aún estaba en el lugar del mismo la Comisión Judicial, el Grupo de Homicidios y la Policía Científica, los agentes de la Policía Nacional recibieron la alerta de la presencia del homicida en la calle.

En ese momento salieron en su caza hasta que fue detenido poco después en la avenida de San Lázaro, a apenas de 200 metros de la vivienda de sus padres.

El cuerpo de Antonio Perejil Delay fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Sevilla para que le sea practicada la autopsia. Por su parte, el detenido fue trasladado a las dependencias centrales de la Policía Nacional en Sevilla. El Grupo de Homicidios continúa con la investigación y tomará declaración al parricida así como a los posibles testigos.

Un toxicómano acaba con la vida de su padre, el escritor Antonio Perejil Delay
El presunto autor del crimen, de 28 años, tenía una orden de alejamiento respecto a sus progenitores por agresión.

FUERTE DISCUSIÓN ENTRE ANTONIO PEREJIL Y SU HIJO ANTES DEL CRIMEN

Las primeras hipótesis que maneja la Policía Nacional para tratar de esclarecer los motivos del crimen que acabó con la vida de Antonio Perejil es la existencia de una pelea previa entre este y su hijo.

Vecinos de la Macarena aseguraron que horas antes vieron al escritor discutiendo con el toxicómano en plena calle. Esta riña se habría trasladado más tarde a la vivienda familiar, donde Jesús le habría asestado una puñalada a su progenitor en el pecho.

En un primer momento los agentes pudieron apreciar una puñalada en el pecho, aunque no se descartan más heridas. La autopsia será la que arroje más datos del suceso, permitiendo así esclarecer el número de lesiones y qué herida fue la que le provocó la muerte. También se podrá conocer la causa exacta del fallecimiento.

El presunto autor del asesinato quebrantaba, al parecer, con frecuencia la orden de alejamiento de sus padres a la que estaba sujeto. Los vecinos se cruzaban con él de forma habitual en las cercanías del domicilio familiar.

GRAN CONMOCIÓN EN NERVA

El fallecimiento de Antonio Perejil Delay ha provocado una gran conmoción en Nerva, de donde el onubense era natural y donde era muy apreciada su trayectoria como minero y escritor.

Tras estudiar en el Colegio Profesional de la Sagrada Familia de Riotinto trabajó en la extracción de minerales. Atraído por ellos, se encargó de ir recopilando escritos, fotografías…, que a posteriori utilizaría en algunas de sus obras.

En el año 1979 decidió mudarse a Aznalcóllar (Sevilla), donde empezó a trabajar en Andaluza de Piritas, que años mas tarde pasaría a ser Boliden. Allí descubrió que en el pasado había habido un ferrocarril minero del que no se había hecho investigación alguna. Por ello decidió adentrarse en ella y, tras el cierre de Boliden la publicó en 2005. Su título fue “El ferrocarril de Aznalcóllar al río Guadalquivir“.

Con anterioridad a esta obra ya había hecho públicos otros estudios acerca de ferrocarriles mineros en Huelva y otras poblaciones mineras. De hecho en 1995 fue autor de obras como Ferrocarriles mineros de la provincia de Huelva y Catálogo de poblaciones mineras fallecidas en la provincia de Huelva. En ambos títulos contó con la colaboración de la Asociación de Amigos del Ferrocarril “Cuenca Minera de Riotinto”. En el año 2013 publicó un libro en el que trataba las canteras de granito de Gerena, el pueblo en el que se afincó.

Tras su jubilación del ámbito laboral centró su vida en la escritura y la investigación sobre temas locales y mineros, además de en la poesía. Era un animador social que se encontraba fuertemente vinculado a las actividades desarrolladas en Gerena y Nerva. Además fue colaborador en diferentes medios de comunicación.

Antonio Perejil Delay falleció a la edad de 65 años, apenas un día antes de celebrar su sexagésimo sexto cumpleaños.