sábado, 16 enero 2021 21:51

Las respuestas más llamativas de Trapero en el juicio por el 20-S

Josep Lluís Trapero ha declarado recientemente ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga por un delito de rebelión y por ser una pieza clave en el plan seccionista catalán. La Fiscalía pide para él 11 años de cárcel.

¿Cuáles han sido las respuestas más llamativas del exmayor de los Mossos d’Esquadra?

TRAPERO AFIRMA QUE LA ACTUACIÓN NO ESTABA PLANIFICADA

Trapero

El exmayor ha declarado que las entradas ordenadas por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona no estaban planificadas, por lo que el cuerpo que él dirigía no pudo planificar su despliegue adecuadamente. Estas han sido sus palabras:

“¿De dónde sacamos los efectivos? Si hubiese sido algo planificado…La Guardia Civil no sólo nos pedía el cordón en la Consejería de Economía, sino en otros escenarios. No podíamos hacer cinco cordones de seguridad de 40 metros con los efectivos de orden público de los que disponíamos”.

ACUSA DE NO HABER RECIBIDO UN AVISO

Trapero

A Trapero no le han faltado las críticas en el juicio sobre ese día concreto. Una de ellas fue sobre no haber recibido un aviso para poder organizar con antelación las actuaciones que debían llevar a cabo. Durante el juicio ha especificado que, aunque las actuaciones estuvieran en secreto, se podía haber avisado a los Mossos.

También ha explicado que, desde primera hora de la mañana del 20 de septiembre, la prioridad era hacerse con recursos de orden público y que la jornada transcurriera dentro del orden, que no afectara ni a personas ni a la diligencia que estaban realizando.

TRAPERO NIEGA QUE NO QUISIERA COLABORAR CON LA GUARDIA CIVIL

Trapero

Durante el juicio, Trapero ha negado que no quisiera hacer una barrera de protección para los coches de la Guardia Civil. Lo que realmente pasó fue, según sus palabras, que “los mandos presentes y el responsable de orden público en ese momento desaconsejaron esa actuación”.

Afirma, además, que sobre las 21:00 horas trató de montar otro cordón policial con una línea de voluntarios de la ANC. La intención era evitar el contacto con los manifestantes y garantizar la salida de la comitiva judicial al terminar el registro.

Una hora después, Trapero desmontó ese cordón policial porque la diligencia, según la información que le llegó, se alargaría más de lo esperado.

LA SALIDA DE MONTSERRAT DEL TORO

Trapero

Minutos después de que Trapero desmontase el cordón policial, le llamó el juez de Barcelona para pedirle que sacara de la Consejería a la secretaria judicial, Montserrat del Toro, algo que le extrañó por la información que había obtenido. Aún así, ordenó a uno de sus mandos a hablar directamente con la secretaria judicial para ofrecerle una alternativa: salir por el tejado del edificio.

Además, explicó que el retraso en su salida se debió a que el teatro Colisseum de Barcelona se encontraba en medio de una representación. Además, la responsable del mismo también puso objeciones para permitir la salida. Ante todos esos inconvenientes, él mismo ordenó que se saltaran cualquier impedimento y que él se responsabilizaría.

LOS TUITS DE SÁNCHEZ QUE TRAPERO DESCONOCÍA

Trapero

Por otra parte, Trapero ha confesado que desconocía los tuits que Sánchez fue publicando el mismo 20 de septiembre llamando a la concentración ante la sede de la Consejería de Economía, que era donde se estaba produciendo el registro principal.

También ha querido subrayar que, aunque sabían que era “la voz cantante” de la independencia, los Mossos no le otorgaron a Sánchez el rango de “mediador” ni ningún otro tipo de título. “Sánchez puede decir misa”, ha dicho el exmayor de los Mossos.

“Yo tuve una conversación con él que acabó mal, aunque quiero entender que lo hacía desde la perspectiva de que no nos cree más problemas, pero le digo: ‘tú a mí no me vas a decir cómo hacer un dispositivo’ y le cuelgo el teléfono”, ha querido explicar.

En el caso del expresidente de la ANC, ha destacado que tampoco impuso ninguna condición a lo largo del día.

EL PUESTO DE MAYOR DE LOS MOSSOS, DIEZ AÑOS VACANTE

Trapero

Trapero ha comentado que accedió al rango mayor de los Mossos para dar una mayor autoridad al jefe del cuerpo, según la manera de pensar de Batlle. Pero ha querido especificar que la propuesta se llevó a cabo en el año 2016, a pesar de que hasta el año 2017 no se produjo el nombramiento.

La ley establece, según lo que ha contado el exmayor de los Mossos, que el cuerpo de los Mossos debe tener un mayor de forma obligatoria, pero este estaba vacante desde hacía diez años.

El fiscal se ha extrañado de que el nombramiento se realizase justo unos meses antes del referéndum ilegal del 1 de octubre. Ante esto, Trapero ha comentado que no sabe por qué no se había hecho antes y que era una irregularidad el no tener mayor durante una década.

LOS DIRIGENTES DE LA GENERALITAT NO CONFIABAN EN ÉL

Trapero

Durante el juicio, Trapero ha explicado que en el año 2016 tuvo conversaciones con sus superiores políticos para decir y dejar claro que el cuerpo de los Mossos iba a estar donde dijeran los jueces. Además, también ha querido dejar claro durante el juicio que, desde un año antes del referendum ilegal, los dirigentes de la Generalitat no confiaban en él. “Tenían desconfianza, no, lo siguiente”, ha señalado.

También ha reconocido que, aunque conocía las intenciones del Gobierno de Puigdemont, ninguna de las investigaciones llevadas a cabo dieron frutos para parar un posible referéndum.

LOS MOSSOS NUNCA HAN SEGUIDO A OTROS CUERPOS

Trapero

Trapero también ha negado que el 1 de octubre, los Mossos hicieran un seguimiento a los vehículos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. “En la vida los ‘Mossos’ han hecho seguimiento a otros cuerpos”, ha señalado.

Asimismo, ha explicado que cuando se dieron cuenta de que los dispositivos de coordinación no estaban funcionando, el número dos, Ferran López, ordenó que se informara sobre los colegios en los que ya había guardias civiles y policías para no ir allí, no para espiar. Tampoco tenía intención de facilitar información a Puigdemont sobre los colegios a los que podía acudir a votar.