lunes, 26 julio 2021 07:22

El PSOE desoye al independentismo y traslada su apoyo al Rey

La ‘número dos’ del PSOE, Adriana Lastra, ha trasladado en nombre del grupo parlamentario que dirige y del Gobierno el respeto y apoyo de los socialistas a la labor que ejerce el Rey Felipe VI como jefe del Estado, frente a la censura de ERC, Junts, Bildu, CUP y BNG, que se han ausentado del acto solemne de apertura de la legislatura para manifestar su rechazo a la monarquía.

“El Gobierno de España y el Grupo Parlamentario Socialista respeta y apoya la labor del jefe del Estado, como siempre”, se ha limitado a responder Lastra al ser preguntada por los medios de comunicación por el manifiesto de los independentistas en contra del Rey.

La portavoz ha optado por centrar su declaración a los medios de comunicación antes del inicio del acto en la noticia avanzada por la Cadena Ser sobre el uso de 500.000 euros de los fondos reservados por parte del Gobierno de Mariano Rajoy en financiar la conocida ‘operación Kitchen’ dirigida a destruir pruebas de la ‘caja b’ del partido.

EL INDEPENDENTISMO PIDE ROMPER CON LA MONARQUÍA

Los independentistas de Esquerra Republicana (ERC), Junts, EH Bildu, la CUP y el Bloque Nacionalista Galego (BNG) han exigido este lunes romper con la Monarquía española y han avisado de que “sólo así se podrá dar cauce a soluciones basadas en el respeto a la voluntad popular, la libertad y la democracia”.

Así lo han plasmado estos partidos en un manifiesto que han leído catalán, gallego y euskera la sala de prensa del Congreso una hora antes de que dé inicio la Apertura Solemne de la XIV Legislatura, un acto al que han decidido no asistir porque estará presidido por un Rey que, según dicen, “no les representa”.

“NO NOS REPRESENTA”

“La Monarquía Española y su máximo exponente, el Rey de España, no nos representa”, comienza el manifiesto que ha comenzado leyendo, en castellano, el portavoz parlamentario de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, y que han continuado sus homólogos de Junts, Laura Borrás; Bildu, Oskar Matute; CUP, Mireia Vehí; y BNG, Néstor Rego.

El documento señala que la sociedad catalana, vasca y gallega “rechazan mayoritariamente” la figura de una institución “anacrónica, heredera del franquismo”, que se sustenta en el objetivo de “mantener e imponer” la unidad de España y sus leyes, “negando así los derechos civiles, políticos y nacionales” que asisten, señalan, a sus ciudadanías y sus pueblos.

Los diputados firmantes, que cobran del Congreso entre 5.000 y 7.700 euros mensuales, apuntan que en el camino democrático hacia la libertad a la que aspiran “el Rey no es un interlocutor válido” porque “ni tiene la legitimidad de nuestros pueblos, ni le reconocemos ninguna función política”.

“INTENTA IMPONER VALORES ANTIDEMOCRÁTICOS”

“Menos aún –añaden– cuando su papel para con nuestras naciones no ha sido otro que el de intentar imponer proyectos y valores antidemocráticos, como quedó demostrado en el discurso autoritario pronunciado el 3 de octubre”.

ERC, Junts, Bildu, la CUP y BNG señalan que la Monarquía es un estamento que “no responde a los valores republicanos de libertad, igualdad y democracia”, por lo que una democracia real, en su opinión, sólo será posible “desde la ruptura con la herencia, las bases y valores que representa el Rey y su figura”.

“Por ello, consideramos que el Rey y la Monarquía deben dejar de ejercer su tutela sobre la ciudadanía y sobre los gobiernos y parlamentos que de la voluntad popular emanan –concluyen–. Solo así se podrá dar cauce a soluciones basadas en el respeto a la voluntad popular, la libertad y la democracia”.