lunes, 18 enero 2021 23:45

Jaime Botín, la historia de cómo fue condenado por exportar una obra de arte

La condena de Jaime Botín, que se hizo pública el 16 de enero de 2020, se ha visto aumentada semanas después por un error en la sentencia. En un principio, se condenó a Botín a 18 meses de cárcel y una multa de 54,4 millones por sacar de España una obra de arte inexportable. Pero la pena ha aumentado casi al doble.

¿Qué es lo que ha llevado al expresidente de Bankinter al banquillo y a ser condenado durante tantos años?

JAIME BOTÍN, UN APASIONADO DEL ARTE

Jaime Botín

A pesar de estar formado en económicas, Jaime Botín siempre se ha considerado un apasionado de la filosofía y del arte. Y ha sido precisamente una de estas pasiones lo que le ha llevado a los juzgados. La obra Cabeza joven de mujer, una obra de Picasso, ha sido la que le ha llevado ante la Justicia al ser incautado en su yate.

Esta obra, anteriormente, estaba colgada en su residencia en Somosaguas, con 1.200 metros construidos y 4.000 de parcela. Y hubiera sido mejor que la dejara quieta en una de las paredes de su hogar. Pero Jaime decidió deshacerse de esa obra en concreto y venderla en el año 2013.

LA VENTA REQUERÍA UNA AUTORIZACIÓN

Jaime Botín

Para vender esta pieza, Botín se puso en contacto con la casa de subastas Christie’s, en Londres. Su subasta se programó para el mes de febrero de 2013, pero no sería tan fácil para el expresidente de Bankinter ya que, tal y como le advirtieron desde la casa de subastas, la exportación de la obra necesitaba autorización expresa del Ministerio de Cultura.

Tras pedir esta exportación, el ministerio la denegó subrayando que era la única obra que existía en España perteneciente al periodo Gósol del pintor. En esta etapa, Picasso se inspiró en el arte ibérico, de ahí a la gran importancia de Cabeza joven de mujer.

LA ORDEN DEL MINISTERIO DE CULTURA

Jaime Botín

A pesar de que Jaime era consciente de la prohibición, decidió trasladar el cuadro sin autorización a bordo de su yate Adix. Según parece, dio órdenes al capitán de su barco para que ocultara el cuadro. Pero en julio de ese mismo año, mientras el yate Adix estaba atracado en el puerto de Calvi, en Córcega, fue requisado por la aduana francesa.

La intención de Botín era trasladarlo en un jet privado a Ginebra, pero la maniobra se vio truncada y el cuadro fue devuelto a España, concretamente al museo Reina Sofía, donde permanece custodiado después del intento de subasta por parte de Jaime Botín.

Claro está que este hecho ha sido desmentido en varias ocasiones por el banquero. Él ha sostenido durante todo este tiempo que es inocente ya que el lienzo no estaba legalmente en España porque su yate no tenía pabellón español. Asimismo, afirmó que lo llevaba a Ginebra para guardarlo en un lugar seguro.

LA PROPUESTA DE BOTÍN A JOSÉ GUIRAO

Jaime Botín

En el momento en el que el PSOE llegó al poder en junio de 2018, Jaime Botín decidió actuar de nuevo para intentar recuperar la posesión de la obra. Pidió reunirse en privado con José Guirao, el por entonces ministro de Cultura en funciones.

Le propuso exponer la obra en público si él mantenía la posesión del lienzo. Pero no obtuvo ningún tipo de respuesta. De ahí a que haya acabado sentado en el banquillo por la polémica del cuadro de Picasso que ya no pertenece a Jaime.

LA PRIMERA SENTENCIA DE JAIME BOTÍN

Jaime Botín

El hermano de Emilio Botín, fue condenado hace unas semanas por el Juzgado de lo Penal número 27 de Madrid. El expresidente de Bankinter obtuvo una sentencia de 18 meses de prisión y una multa de 52,4 millones de euros por el contrabando del cuadro de Picasso.

Jaime fue citado a juicio en varias ocasiones desde el año 2015 tras haber sido pillado sacando del país el cuadro, que tiene un valor de 26,2 millones de euros. Pero no ha sido hasta ahora cuando se ha dictado la sentencia, aunque no fue la definitiva.

LA SEGUNDA, Y DEFINITIVA, SENTENCIA

Jaime Botín

La juez que condenó al exbanquero por contrabando, detectó un error en la sentencia que propuso hace algunas semanas. Ahora ha decidido publicar una aclaración del fallo que perjudica seriamente a Botín ya que el cambio es muy grande al ser casi del doble de lo primero que se propuso.

La pena ha subido a tres años y un día de cárcel, en vez de 18 meses, y la sanción se ha elevado a 91,7 millones de euros. La juez, Elena Raquel González, ha corregido este fallo después de que la Fiscalía le pidiera que revisara los cálculos.

Así, la condena a tres años aumenta las posibilidades de que se haga efectivo su ingreso en la cárcel, a pesar de que no tiene antecedentes penales. Eso sí, Botín tiene pendiente otro juicio por fraude fiscal, así que es probable que, durante un tiempo, esté en prisión.

EMILIO BOTÍN Y LAS CESIONES DE CRÉDITO

Emilio Botin

Emilio Botín, fallecido en septiembre del 2014, estuvo salpicado por el caso de las cesiones de crédito. Este fue un producto financiero comercializado por el Banco Santander a sus clientes entre 1987 y 1989. La Fiscalía decidió investigar más de 47.240 operaciones que superaban los 2.600 millones de euros.

No fue hasta 2012 cuando Botín pudo respirar en paz ya que el Tribunal Supremo decidió archivar el caso. De esta forma, Emilio Botín se libró de ser juzgado finalmente por el caso de las cesiones de crédito.