miércoles, 20 enero 2021 10:50

Así cayó Otegi: encuestas, presos y nuevos bríos abertzales

  • Las encuestas internas que maneja EH Bildu favorecían a Iriarte sobre Otegi.
  • ERC y Euskal Herria Bildu han emprendido una deriva socialdemócrata.
  • Ambas fuerzas independentistas apuestan por el pactismo por Madrid.
  • Los restos del conflicto vasco y el procés tienen un vértice amargo que remueve las conciencias del mundo independentista: los presos. Oriol Junqueras y Arnaldo Otegi saben que se avecinan tiempos dominados por la socialdemocracia.

    ERC y Euskal Herria Bildu creen que es momento de guardar la ropa y dejar atrás la retórica rupturista de los tiempos post-15M. Para ello están adoptando un modo pactista tras acercarse al PSOE, que sabe que puede facilitar la excarcelación de sus “presos políticos”.

    Es público y notorio que el Gobierno prepara una revisión del Código Penal que incluirá las rebajas de las penas de sedición, hecho que facilitará que los líderes independentistas salgan de la cárcel antes de lo previsto.

    Ambas fuerzas, ERC y EH Bildu, gozan de un peso estratégico inédito en Madrid y quieren rentabilizarlo en favor de sus ‘caídos’. Especialmente llamativo es el cambio progresivo de la izquierda abertzale.

    ECHAR AL PNV DEL GOBIERNO VASCO

    EH Bildu facilitó con abstenciones la investidura de Pedro Sánchez, ha anunciado un pacto presupuestario con el Gobierno de Navarra que lidera la socialista María Chivite (acuerdo duramente criticado por ELA por solo subir un 0,4% los números previstos) y ha aprobado los presupuestos de Irún, gobernada por el PSE pese al divorcio entre socialistas y el PNV.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”61711″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    La coalición abertzale también ha llegado a acuerdos con los socialistas navarros en la Mancomunidad de Pamplona o en la Federación Navarra de Municipios y Concejos (además de haber recuperado la alcaldía de Huarte con la anuencia del PSN).

    Otegi, en una entrevista concedida en Gara, deja puerta la abierta a conformar un tripartito progresista junto al PSE y Podemos tras las autonómicas que se celebrarán en Euskadi en 2020: “Tenemos una mayoría absoluta de fuerzas que van desde el centro-izquierda a la izquierda socialista que podemos representar nosotros, y también hace mayoría, pero no se operativiza porque un sector de esa izquierda apuntala el eje conservador”.

    EL CAMBIO

    “Pero esto puede cambiar, porque si el PNV en términos nacionales no es capaz de superar una dinámica que vaya más allá de respetar los marcos constitucionales y lo que nos propone es algo que pueda ser asumible por PSOE y Podemos, nuestro interés en pactar estratégicamente con el PNV decae”, añade Otegi.

    Otegi
    El coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, en declaraciones a los medios

    El de Elgoibar sigue: “Eso instala una duda en la ciudadanía. Frente a ese relato-apisonadora de que va a ganar el PNV y va a gobernar con el PSOE, por lo menos hay que instalar la duda razonable de que eso puede ser así… o no. Estamos dispuestos a hacer proceso soberanista con el PNV y le hemos hecho una oferta concreta que ha rechazado. Pero tampoco descartamos hacer pactos con otras fuerzas para garantizar el bienestar de la gente”.

    NUEVOS TIEMPOS

    Otegi se ha echado a un lado: la pasada semana la Mesa Política de Euskal Herria Bildu decidió por unanimidad que Maddalen Iriarte repita como candidata abertzale con la intención de recuperar los 50.000 votos que en 2016 se pasaron a Podemos.

    Iriarte, treinta años como rostro televisivo en ETB, está alejada de la imagen del conflicto vasco que sigue persiguiendo a Otegi. La intención de EH Bildu es agudizar su discurso feminista y ecologista, asumido con superficialidad por el PNV, y para ello han decidido sorprender a sus oponentes.

    Y es que todos daban por hecho que Otegi iba a ser escogido como candidato para forzar que el Constitucional anulase su inhabilitación, que sufre hasta 2021, después de que Estrasburgo dictaminase que sufrió un juicio injusto.

    FUTURO

    En otros tiempos el ‘Mandela vasco’ hubiese intentado exprimir la injusticia española para venderse cual mártir y echarse a un lado si no era habilitado para presentarse. Pero corren otros tiempos, menos estridentes, e Iriarte compartirá bicefalia con Otegi, elogiado por Zapatero por su contribución al final de ETA.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”69359″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Las encuestas internas que maneja EH Bildu favorecían a Iriarte, que repetirá la estrategia abertzale inaugurada en Navarra. En la Comunidad Foral el histórico Adolfo Araiz ‘cedió’ en mayo del año pasado el número uno de la candidatura a Bakartzo Ruiz.

    En este futuro abertzale también se encuadran Oskar Matute, coportavoz de EH Bildu en el Congreso (tras haber condenado el terrorismo de ETA desde Izquierda Unida) o Jon Iñarritu, que apuesta por la ironía en vez de adoptar el tono fruncido clásico de la izquierda abertzale.