miércoles, 28 julio 2021 19:41

EH Bildu pide que se deje de especular con el adelanto electoral

El diputado de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Jon Iñarritu, ha lamentado que se “estire el chicle” de un adelanto electoral en Euskadi y ha pedido al lehendakari que, “una vez haya tenido la decisión tomada, lo haga público y todos los partidos jueguen con las mismas oportunidades”. En declaraciones a Onda Vasca, recogidas por Europa Press, Iñarritu se ha referido así a la posibilidad de que el lehendakari, Iñigo Urkullu, adelante en las próximas horas las elecciones vascas previstas inicialmente para octubre.

Tras señalar el 5 de abril como jornada electoral se ha puesto encima de la mesa como “globo sonda para ir preparando a la sociedad“, Iñarritu ha incidido en que es una decisión que está en manos del lehendakari.

En este sentido, ha reconocido que “no me parece bien cuando se juega con cierto ventajismo, estirando el chicle”, por lo que ha reclamado al lehendakari que “una vez haya tenido la decisión tomada de ir a elecciones lo haga público y todos los partidos jueguen con las mismas oportunidades”.

Asimismo, y cuestionado por un posible acuerdo de las fuerzas de izquierda tras las elecciones vascas, ha afirmado que EH Bildu está dispuesto a hablar “con todo el mundo en base al eje del derecho a decidir, los derechos sociales y las libertades”. “En este momento el escenario no está clarificado, pero estamos dispuestos a hablar con todo el mundo”, ha insistido.

PRESUPUESTOS DEL ESTADO

Asimismo, ha mostrado la “disponibilidad” de EH Bildu a hablar de cara a una posible negociación presupuestaria en el Estado después de que se haya abierto una “ventana de oportunidad en Madrid que hacía mucho tiempo no se abría”. Respecto a cómo está encarando el Ejecutivo la situación de Cataluña, Iñarritu ha afirmado que EH Bildu no se fía “ni de Pedro Sánchez ni del PSOE” porque tienen “memoria y hemeroteca.

“Es muy diferente el posicionamiento de Sánchez en campaña, más cercano al PP y Cs, que los que escuchamos ahora. Si se da cuenta que la única solución que cabe es resolver un conflicto de naturaleza política vía diálogo y negociación ojalá se tomen las medidas oportunas”, ha confiado.

A su juicio, el hecho de que se hable en Cataluña es “positivo”, más allá de que se hable en una “mesa pública o secreta”, y se tengan en cuenta a todos los actores, aunque ha advertido de que “desde otros poderes del Estado se intentando sabotear esa línea de diálogo y negociación“.

“Están las decisiones de la Junta Electoral, del Tribunal Supremo, del Constitucional… Hay sectores del Estado que intentan reprimir a la sociedad catalana, a sus representantes, y también sembrar la discordia, así como hacer de oposición al Gobierno de Madrid”, ha denunciado.

Por lo que respecta a las fuerzas soberanistas catalanas, ha reconocido que encontrar “un mínimo común denominador es francamente difícil” y si además hay “poderes que intentan sembrar la discordia se hace más complejo”. Pese a todo, ha defendido que el independentismo catalán “está condenado” a ponerse de acuerdo y buscar soluciones, y ha incidido en que el independentismo “está dividido pero el constitucionalismo o el unionismo lo está mucho más”.