viernes, 22 enero 2021 18:08

Urkullu anunciará esta tarde elecciones autonómicas para el 5 de abril

Tras varias semanas de incertidumbre, el Lehendakari Iñigo Urkullu, anunciará este lunes por la tarde la convocatoria de elecciones autonómicas vascas para el próximo 5 de abril, en una comparecencia pública que se celebrará en la sede de Lehendakaritza, en Vitoria.

De esta forma, el decreto de disolución de la Cámara vasca y la convocatoria de los comicios se publicará este martes, 11 de febrero, como establece la Ley para que transcurran los 54 días marcados por Ley. El plazo para que los partidos presenten las candidaturas electorales comenzará el 26 de febrero y concluirá el 2 de marzo. La comparecencia será a las 16.00 horas.

Hace unos días, el portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez calificaba de “pobre” el balance de leyes aprobadas en la actual legislatura. En la misma comparecencia, pidió al lehendakari que aclarase “cuántos meses le quedan” al Parlamento para poder seguir aprobando iniciativas legislativas.

El portavoz de Elkarrekin Podemos, en referencia a los indicios que señalan a un próximo final de la legislatura, afirmaba que “todo apunta a que el lehendakari está a punto de tirar la toalla“.

Ante estas afirmaciones, Urkullu alegaba que dar por cerrada la legislatura y adelantar las elecciones, que en un principio debían celebrarse en septiembre u octubre, sería “un error”, puesto que aún quedan leyes importantes pendientes de aprobación.

Pese a las preguntas de Martínez en ese sentido, Urkullu no ha aclarado si tiene previsto adelantar las elecciones ni la fecha en la que podrían celebrarse los comicios autonómicos. Además, recordó que el Gobierno Vasco ha aprobado 17 proyectos de ley, pero que la tramitación de estas iniciativas en el Parlamento es algo que no corresponde al Ejecutivo, sino a los grupos parlamentarios.

Finalmente, la inviabilidad de la legislatura ha abocado a un nuevo adelanto electoral, tras el anunciado hace unos días por Quim Torra. Los vascos se citarán dentro de algo menos de dos meses en las urnas para elegir nuevos representantes.