martes, 19 enero 2021 22:31

Sevilla: 18 personas investigadas por ocupar y construir naves ilegales

Agentes de la Guardia Civil investigan a 18 personas por ocupar y construir de forma ilegal naves de uso agrícola o industrial, algunas de ellas convertidas en viviendas, en el Polígono Ganadero “Príncipe de Gales” en Isla Mayor (Sevilla).

A los arrestados se les imputan delitos contra el medio ambiente y la ordenación del territorio.

En algunos casos, los investigados modificaron el terreno originario para llevar a cabo las obras, las cuales se levantaron con el objetivo de destinar el terreno en el que se encontraban para una actividad diferente al uso del suelo. Asimismo, habían ocultado la identidad de los verdaderos promotores/constructores tras una sucesión de compraventas privadas entre las personas querelladas de mutuo acuerdo. Su finalidad era la de dificultar las labores de las Autoridades Administrativas, Policiales y Judiciales.

NAVES CONSTRUIDAS SIN AUTORIZACIÓN

Los investigados en el marco de la operación “Italica” no poseían ningún tipo de autorización o licencia, ni tampoco un proyecto técnico. Además, las obras efectuadas usurparon dominio público marítimo terrestre. Por ello, a los autores se les imputa una fianza en virtud del coste de reposición del suelo a su estado original.

Teniendo en cuenta lo anterior, y con la finalidad de evitar la utilización del objetivo del delito, las autoridades judiciales decidieron precintar las 14 naves y fincas que se construyeron de manera fraudulenta.

La operación está siendo llevada a cabo por agentes pertenecientes al Equipo de Delitos Urbanísticos y Económicos (EDUE) de la UOPJ de Sevilla junto con el OCCON-Sevilla. Además disfrutan de la colaboración de Unidades de Seguridad Ciudadana, Unidad Aérea y Grupo Especial de Actividades Subacuáticas.

La operación ha estado dirigida por parte de la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico de Sevilla. Este órgano ha sido quién ha presentado las correspondientes denuncias individuales contra los promotores y constructores de las naves investigadas. Las autoridades judiciales han iniciado 14 diligencias previas correspondientes a cada una de las construcciones irregulares levantadas en terreno no urbanizable.

GUARDERÍAS DE HACHÍS

Isla Mayor (Sevilla) es una zona habitual para los alijos de droga, ya que dispone de unas excelentes condiciones geográficas de cara a dificultar la vigilancia de la Guardia Civil. Además, también facilita la llegada de las narcolanchas hasta un canal que está en una situación cercana al polígono industrial. De esta forma llegan los alijos de hachís y se guardan rápidamente en naves industriales.

Varias de las naves precintadas se utilizaban de manera habitual como guarderías de hachís. Más de un centenar de agentes de diferentes unidades participaron en la operación desarrollada en una de las zonas más calientes del narcotráfico en el entorno del río Guadalquivir.

El Instituto Armado es consciente de ello y por esta razón realizó numerosas redadas en Isla Mayor a lo largo de los últimos años. En una de ellas cayó un grupo de guardias civiles corruptos y, recientemente, fue desarticulado el conocido clan de los Marios.

La Guardia Civil investiga en Sevilla a 18 personas por la ocupación y construcción irregular de naves de uso agrícola o industrial
Algunas de las naves habían sido habilitadas como viviendas.

MACRORREDADA CONTRA EL NARCOTRÁFICO EN ISLA MAYOR

Hace un año la Benemérita puso en marcha un complejo operativo contra el tráfico de drogas en Isla Mayor. En la operación se detuvo a una decena de personas y se practicaron numerosos registros en la localidad sevillana.

La mayor parte de los detenidos eran miembros del clan de los Marios, una conocida organización criminal dedicada al tráfico de drogas en esa zona de Sevilla. Después de ser desmantelada en el año 2004, retomó su ilícita actividad hasta el momento en el que la Guardia Civil volvió a desarticularla.

Entre los inmuebles registrados se encontraba una nave industrial, en la que se incautó un carro de transporte de embarcaciones semirrígidas. Son utilizadas para navegar por el cauce del río Guadalquivir, realizando alijos tras el polígono industrial Príncipe de Gales. El hachís se almacena en una nave durante unos días, hasta que luego se reparte a otras guarderías o almacenes de Sevilla.

14 AÑOS DE CÁRCEL PARA LOS GUARDIAS CIVILES CORRUPTOS

En abril de 2019 la Audiencia Nacional condenó a penas de entre cuatro años y seis meses de prisión a los 14 años y tres meses a cuatro guardias civiles del puesto de Isla Mayor (Sevilla).

Se les acusó de facilitar la entrada de hachís desde Marruecos a una organización criminal dedicada al narcotráfico por el río Guadalquivir. A cambio, los guardia civiles recibían 6.000 euros al inicio y otros 20.000 euros cuando finalizase de manera satisfactoria la operación. Algunos de los guardias civiles corruptos llegaron a obtener ingresos superiores a los 20.000 euros, ingresados en sus cuentas corrientes en pequeñas cantidades para tratar de no levantar sospechas.

Los agentes facilitaban a los traficantes información sobre los lugares y momentos en el que se realizaban las patrullas de la Guardia Civil. De esta manera podían evitar coincidir con las entradas de hachís.

Por su parte, a los 18 miembros y colaboradores de la organización criminal se les condenó con penas que van desde los dos años y tres meses de prisión a los ocho años y un mes.

USURPACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO EN ISLA MAYOR

La Fiscalía de Medio Ambiente comenzó a presentar querellas criminales en el pasado mes de diciembre contra los propietarios de naves ilegales en el polígono Príncipe de Gales de Isla Mayor. En este se construyeron casas de aperos y naves ocupando zonas de dominio público tras una parcelación ilegal.

Las denuncias tuvieron lugar tras casi una veintena de atestados presentados por la Guardia Civil sobre la situación del polígono ganadero. En este los propietarios han ocupado dominio público marítimo terrestre sin tener ningún tipo de licencia del Ayuntamiento, Autoridad de Costas o cualquier otra institución.

Por aquel entonces la investigación se inició a raíz de una operación policial centrada en el narcotráfico en el Guadalquivir. Fruto de las pesquisas efectuadas por la Guardia Civil se pudo conocer la existencia de naves construidas de forma ilegal para ocultar las embarcaciones empleadas en el tráfico de drogas.

SUELO NO URBANIZABLE

Además, el suelo sobre el que se han levantado las construcciones está clasificado como no urbanizable de carácter rural o natural. Así lo refleja el Plan de Ordenación Urbana de Isla Mayor. La zona también se encuentra afectada por el Plan de Ordenación del Territorio del Ámbito de Doñana (POTAD) y por la Ley de Costas.