sábado, 23 enero 2021 08:12

Ábalos coloca a como jefe de seguridad en Transportes a un policía clave en el ‘caso Villarejo’

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha situado como director de la de Unidad de Emergencias, Coordinación y Gestión de Crisis a Rubén Eladio López, un policía que desde la Unidad de Asuntos Internos fue clave en las primeras investigaciones contra el ex comisario jubilado y encarcelado José Manuel Villarejo.

Según ha podido saber Europa Press de fuentes conocedoras del nombramiento, que fue adelantado por ‘La Razón’, Rubén Eladio López sustituirá en el cargo al coronel de la Guardia Civil Ignacio Alcázar. Este inspector de la Policía, que también pasó por el sindicato CEP, fue nombrado en abril de 2019 jefe de Área de Seguridad de la Subsecretaría de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en la etapa en la que fue ministra Magdalena Valerio.

El relevo en la dirección de Gestión de Crisis, que las fuentes consultadas destacan por ser un cargo de “perfil técnico” y reservado para miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, se produce en plena polémica por la presencia de Ábalos en el aeropuerto de Madrid-Barajas el día que hizo escala en la capital la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez.

Rubén Eladio López fue el ‘número dos’ del comisario Marcelino Martín Blas cuando este último era jefe de Asuntos Internos de la Policía en la etapa de Jorge Fernández Díaz en el Ministerio del Interior. Algunos de los mandos de entonces son objeto de investigación judicial por diferentes polémicas bajo el mandato de Eugenio Pino en la Dirección Adjunta Operativa (DAO), entre ellos la ‘operación Kitchen’ para sustraer información del ex tesorero del PP Luis Bárcenas.

GUERRA DE COMISARIOS

Fue entonces cuando se desató una fuerte polémica en el marco de la conocida como ‘guerra de comisarios’, con el cruce de acusaciones en sede judicial entre Martín Blas y Villarejo, quien fue detenido en noviembre de 2017 acusado de graves delitos. Antes habían chocado en casos como el del ‘Pequeño Nicolás’, donde una de las derivadas de la investigación judicial es la grabación de una conversación entre agentes del CNI y de Asuntos Internos.

Para investigar esta grabación de octubre de 2014, el entonces titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Plaza de Castilla, Arturo Zamarriego, comisionó al policía afectado, Martín Blas, y a su mano derecha, Rubén Eladio López, en una medida que fue objeto de polémica y recursos por parte de los acusados de propiciar dicha grabación, entre ellos Villarejo.

En febrero de 2017, Martín Blas –que fue imputado en 2019 en el marco del ‘caso Villarejo’– reconoció que el detonante de la conocida como ‘guerra de comisarios’ fue la detención del ‘Pequeño Nicolás’ el 14 de octubre de 2014.

“El infierno que se había desatado se multiplicó por 200”, comentó ante el juez José de la Mata, que investigaba el origen de parte de las pruebas aportadas por la Policía sobre la familia de Jordi Pujol, otro de los temas polémicos por las dudas sobre el origen ilícito de algunas de estas pesquisas policiales relativas a políticos catalanes.