jueves, 2 diciembre 2021 01:19

La venganza de Airbus: 630 despidos en España por no desarrollar el Eurofighter

  • Airbus recortará su plantilla después de que el Gobierno no le concediera la coordinación del proyecto europeo FCAS.
  • El proyecto consiste en desarrollar el nuevo Eurofighter y cuenta con 200.000 millones de euros.
  • Airbus despedirá a 2.362 empleados en varios países, de los cuales 829 serán en Alemania.
  • La empresa aeronáutica Airbus ya ha iniciado su venganza contra el Gobierno. El gigante francés ha utilizado la cabeza laboral de 630 de sus empleados para demostrar al Ejecutivo que su decisión de otorgar a Indra la coordinación del programa FCAS (Future Combat Air Sistem) no fue la adecuada. Airbus ya dejó caer en más de una ocasión que el dar a la empresa española la capacidad de dirigir el desarrollo del nuevo Eurofighter era un grave error. Pero tras varios meses en los que el Gobierno no ha dado señales de querer cambiar de idea, Airbus ha dado un paso: recortar 2.362 empleos en su división de Defensa y Espacio, de los cuales 630 están en España.

    La UE ha destinado 200.000 millones de euros para desarrollar el FCAS, un ambicioso programa militar que se encargará de impulsar el nuevo Eurofighter, el avión de combate europeo. Solo tres países miembros serán parte del proyecto: España, Francia y Alemania. Y dos han elegido empresas francesas para coordinar el plan. A excepción de España, que ha decidido otorgar la dirección del proyecto a Indra en vez de a Airbus.

    [td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»52400″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

    Esto ocurrió en septiembre. Y durante ese tiempo la aeronáutica francesa se ha dedicado a presionar al Gobierno de forma clara y evidente. Una pataleta que, ante el caso omiso del Ejecutivo, ha empezado a tomar forma de despidos. Concretamente, de 630 que casualmente están destinados en la división de Defensa. «Esta situación se ha producido, principalmente, por el estancamiento del sector espacial y por el aplazamiento de diversos contratos en el mercado de defensa», han explicado desde la compañía. La supuesta falta de exportaciones realizadas por el avión de transporte militar A400M, que se ensambla en Sevilla, es la culpable, según las explicaciones de la compañía, de que Airbus tenga la necesidad de recortar más de 1.000 millones de euros.

    La falta de exportaciones del avión de transporte militar A400M, que se ensambla en Sevilla, es responsable de un recorte de mil millones de euros

    Airbus ha repetido hasta la saciedad que Indra no tiene la capacidad para llevar a cabo este proyecto. Han deslizado que solo ellos cuentan con los profesionales y el equipo adecuado para llevarlo a cabo de forma eficiente. Tal fue el nivel de presión que incluso obligó a la ministra de Defensa, Margarita Robles, a tomar cartas en el asunto y dar de puertas para fuera una imagen de cordialidad y estabilidad.

    «Cuando hay un proyecto tan importante para Europa, todas las compañías con el prestigio y la importancia de Airbus, que van a tener un papel muy importante, se ponen a trabajar conjuntamente», mencionó Robles en septiembre. Pero lo cierto es que la empresa francesa ya había dejado caer la posibilidad de despedir a muchos de sus 12.600 empleados en España si no recibía la partida de 6.000 millones de euros iniciales que se concederán a quien coordine el FCAS. Y ahora, seis meses después, 630 empleados estarán fuera de Airbus.

    DESPIDOS DE AIRBUS EN OTROS PAÍSES

    Los despidos, no obstante, no se realizarán exclusivamente en España. En Alemania destruirán 829 empleos, en Inglaterra 357, en Francia 404 y 142 en otros países. Además de los 630 españoles. «La necesidad de realizar una reestructuración se anunció por primera vez en diciembre de 2019 y se reiteró durante la conferencia de prensa anual de la compañía celebrada el 13 de febrero en Toulouse», detalla la empresa.

    [td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»6664″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

    El Gobierno era consciente de que habría este tipo de consecuencias. La maquinaria de presión de Airbus se dejó notar. El presidente del gigante aeronáutico, Guillaume Faury, visitó en septiembre España (Madrid y Sevilla) para reunirse con personalidades políticas de primer nivel. Incluido el Rey. Faury quiso poner el valor de la empresa en el país, la cantidad de empleos directos que ha creado y los múltiples beneficios de la empresa. Todo ello acompañado de numerosas razones que explicarían por qué Airbus es mucho mejor candidato que Indra para coordinar el FCAS.

    El gigante francés tiene 12.600 empleados directos en España, de los cuales el 60% pertenecen a la división militar que ahora verá un recorte. Las fábricas que aún funcionan en España están en Tablada y San Pablo (Sevilla), Getafe (Madrid) y Centro Bahía de Cádiz.