jueves, 29 julio 2021 00:24

Murcia: Cae una banda que explotó sexualmente a más de 200 mujeres

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal que habría explotado sexualmente a más de 200 mujeres en clubes de alterne situados en la Región de Murcia. Las víctimas, principalmente de origen latinoamericano, se captaban mediante engaños para luego explotarlas sexual y laboralmente.

En la operación se han detenido un total de 20 personas, todas ellas en Murcia a excepción de una en Zaragoza. De la veintena de arrestados, diez han ingresado en prisión provisional. Además, se liberó a un total de 19 mujeres.

Las víctimas de este delito de trata de personas eran principalmente mujeres latinoamericanas en situaciones muy precarias. Eran captadas en sus países de origen a través de falsas ofertas de empleo, para posteriormente ser explotadas sexual y laboralmente en clubes de alterne.

La operación, en la que han participado más de un centenar de agentes, ha concluido con el registro de dos clubes de alterne y cinco domicilios particulares. En ellos se han aprehendido 100.000 euros en efectivo, siete vehículos, un arma de fuego simulada, numerosas armas blancas y sustancias estupefacientes.

TRATA DE MUJERES Y NARCOTRÁFICO

La investigación policial dio comienzo después de que los agentes de la Policía Nacional tuvieran conocimiento de la existencia de varios clubes de alterne situados en Murcia y Cartagena en los que presuntamente se estaba explotando sexualmente a mujeres.

Tras meses de investigaciones policiales, los agentes pudieron constatar la existencia de un grupo criminal que estaba liderado por un conocido y peligroso clan familiar. Esta banda explotaba sexual y laboralmente a mujeres en los diferentes clubes de alterne que poseía.

Además de dedicarse a la explotación sexual, los investigados extendían su actividad ilícita al tráfico de drogas.

VÍCTIMAS LLEGADAS DE COLOMBIA Y VENEZUELA

Como es habitual en este tipo de casos, los captores se encargaban de buscar víctimas que se encontraban en situaciones muy precarias en sus países de origen. En este caso, las mujeres captadas eran en su mayoría de Colombia y Venezuela.

Para convencerlas de que cruzaran el charco para llegar a España les ofrecían falsas ofertas de trabajo, además de hacerse cargo de todos los gastos que generaba su viaje hasta España.

Cuando llegaban a la Península eran inmediatamente trasladadas a los clubes de alterne pertenecientes a la organización criminal. Una vez en el local se les informaba de que debían prostituirse para pagar la deuda contraída. Todo ello lo hacían bajo un estricto control de las víctimas y con un amplio régimen de sanciones.

ESTRATEGIA “LOW COST”

La deuda que la organización criminal decidía imponer a las mujeres captadas era superior al coste real de su traslado desde el país de origen a España. Sin embargo, al contrario que otras redes criminales que realizan este tipo de actividades ilícitas, la cuantía de la deuda no era muy elevada.Su estrategia pasaba por obtener beneficios basados principalmente en el volumen de mujeres captadas y no tanto en el importe económico que podían obtener con cada una de ellas.

La operación desarrollada por la Policía Nacional concluyó con la detención de 20 integrantes de la organización criminal (19 en la Región de Murcia y 1 en Zaragoza), y la liberación de 19 mujeres.

Además se practicaron registros en cinco domicilios y dos clubes de alterne (en Murcia y Cartagena). En ellos se intervinieron 100.000 euros en efectivo, siete vehículos, un arma de fuego simulada, numerosas armas blancas, sustancias estupefacientes y múltiples dispositivos electrónicos.

Desarticulada una organización criminal que explotó sexualmente a más de 200 mujeres en Murcia
Los agentes han detenido a un total de 20 personas, además de liberar a 19 mujeres en dos clubes de alterne de Cartagena y Murcia.

EL TELÉFONO DE LA TRATA DE PERSONAS

La operación se enmarca en el Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual. Desde el Cuerpo Nacional de Policía se pone a disposición de los ciudadanos el número de teléfono 900 10 50 90 y el correo electrónico [email protected] para la denuncia de este tipo de delitos.

El contacto es totalmente anónima y confidencial. De hecho, no queda reflejada la llamada en la factura telefónica.

MÁS DE 13.300 MUJERES VÍCTIMAS DE TRATA SEXUAL

Los últimos datos conocidos dentro del Plan Integral de Lucha contra la Trata de Mujeres y Niñas reflejan que un total de 13.317 mujeres fueron víctimas de trata con fines de explotación sexual en España en el año 2018. Además, otras 9.315 se encontraron en situación de riesgo.

Estos datos son preocupantes dado que se trata de un elevado número de víctimas, además de que es un delito que sigue creciendo. Además, durante 2018 también se realizaron 2.036 inspecciones administrativas en lugares en los que se ejerce la prostitución. Según datos de la Fiscalía, en el citado año se investigaron 91 casos de trata con fines de explotación sexual en España.

FORMAS DE TRATA EN ESPAÑA

Sin embargo, la trata va más allá de la explotación sexual o la obligatoriedad de ejercer la prostitución. También afecta a empleadas del hogar y de otros sectores, además de aquellas mujeres que se ven obligadas a mendigar, delinquir o casarse. En algunos casos, incluso una misma víctima se ve afectada por varias de estas situaciones.

El principal problema al respecto, según las organizaciones de ayuda a personas vulnerables, es que las víctimas solo se detectan cuando ellas mismas reconocen que lo son. Por ello se insiste en la necesidad de que existan mecanismos que les permitan dar el paso de confesar su situación. Además se cree necesario que haya avances para la integración real de las víctimas y así poder contar con alternativas para evitar que puedan volver a caer en situaciones de prostitución y explotación.

Las modalidades de trata en España son diversas y dependen en gran parte del contexto económico y social de cada región. De esta manera, en el sur de España es más habitual ver a víctimas de trata con fines de explotación laboral en agricultura que en el norte.

De igual forma, la nacionalidad de las víctimas también varía. No obstante, la mayoría son captadas bien en Latinoamérica o en Europa del Este. La edad de las mujeres atrapadas en las redes de trata laboral acostumbran a superar los 40 años de edad. Las más jóvenes son frecuentemente destinadas a trata con fines de explotación sexual, mendicidad o para la comisión de actividad delictivas.

Además, en algunos casos se producen matrimonios forzados. Hay mujeres y niñas captadas en sus países de origen que son forzadas a casarse. En cualquiera de sus formas, la trata de personas es un negocio que mueve más de 5 millones de euros al día.