miércoles, 16 junio 2021 16:40

Detenidos los líderes de un grupo de clonación de tarjetas con skimming

La Policía Nacional ha detenido en el aeropuerto Adolfo-Suárez Madrid-Barajas, a los principales responsables de una organización criminal que actuaba a nivel internacional. La banda se dedicaba a la clonación de tarjetas bancarias mediante la modalidad de skimming.

Los arrestados son dos ciudadanos de nacionalidad rumana, que fueron detenidos cuando se disponían a coger un avión para regresar a su país de origen. En ese momento portaban 30 tarjetas con banda magnética, así como anotaciones con las medidas de cajeros automáticos y diferentes numeraciones bancarias, entre otros efectos.

En el desarrollo de la investigación han colaborado las autoridades policiales de Rumanía, República Dominicana, Colombia y Venezuela. La policía rumana localizó un laboratorio destinado a la clonación de tarjetas bancarias en el domicilio de uno de los investigados.

La banda recurría al uso del método conocido como skimming. Este se utiliza para poder sustraer la información de tarjetas bancarias instalando para ello dispositivos electrónicos en los cajeros automáticos.

MÉTODO DEL SKIMMING

La investigación policial dio comienzo en mayo de 2019. Por aquel entonces los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal dedicada a clonar tarjetas bancarias y cometer estafas. Operaban en diversos países, entre los cuales se encontraba España.

A partir de ese momento se iniciaron las pesquisas en una investigación conjunta con la Policía Judicial de Craiova (Rumanía). Tras las correspondientes indagaciones, se pudo saber que los dos presuntos cabecillas de la organización iban a viajar a España en el mes de septiembre.

La finalidad del viaje al territorio español por parte de ambos era instalar dispositivos de lectura en cajeros automáticos. Una vez obtuviesen los datos de las tarjetas que los ciudadanos insertasen en los mismos, abandonarían el país con ellos para poder clonar las tarjetas bancarias. Una vez hecho esto, procederían a extraer el dinero de las víctimas.

RED DE CONTACTOS EN BARCELONA, VALENCIA Y ALICANTE

Cuando los dos presuntos cabecillas de la organización llegaron a España, los agentes pudieron constatar que contaban con una red de contactos en Barcelona, Valencia y Alicante. También averiguaron que habían adquirido un billete de avión para poner rumbo a Medellín (Colombia).

La cooperación policial internacional permitió que las autoridades colombianas advirtieran de que los ya detenidos habían utilizado las tarjetas que portaban para extraer dinero en diferentes cajeros automáticos. Desde allí pusieron rumbo a Caracas (Venezuela), donde repitieron la misma operación. Luego hicieron lo propio en Santo Domingo (República Dominicana) antes de regresar de nuevo a España.

Detenidos los cabecillas de una organización dedicada a la clonación de tarjetas bancarias con el método de skimming
En el momento de la detención, los agentes intervinieron un total de 30 tarjetas con banda magnética, algunas de ellas con información de terceras personas y otras con la información borrada.

30 TARJETAS Y ANOTACIONES CON MEDIDAS DE CAJEROS

Los responsables de esta organización dedicada a la clonación de tarjetas bancarias fueron arrestados a su regreso a España. Agentes de la Policía Nacional procedieron a su detención en el momento en el que se disponían a coger un avión en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas para regresar a Rumanía.

En el momento de la detención, se les incautaron 30 tarjetas bancarias con banda magnética. Algunas de ellas contenían información de terceras personas, mientras que otras tenían la información borrada, preparadas para grabar datos en ellas.

Asimismo se les pudo aprehender un cuaderno en el que habían escrito anotaciones relativas a información bancaria y medidas de cajeros automáticos. También se hallaban entre los efectos intervenidos un documento falsificado a nombre de uno de los detenidos y dinero en efectivo de una moneda extranjera.

Al mismo tiempo, la policía de Craiova (Rumanía), practicó sendos registros en los domicilios de los detenidos. En uno de ellos hallaron un laboratorio destinado a la clonación de tarjetas bancarias.

La investigación sigue abierta y no se descarta que se puedan producir nuevas detenciones de miembros de la organización en Rumanía y España.

SKIMMING, LA TÉCNICA PARA CLONAR TARJETAS

El skimming de tarjetas es la clonación de estas, un método que desde hace años está presente y que se utiliza con mayor frecuencia en países en los que existe un menor control de seguridad.

Este método se basa en el uso de un dispositivo que se utiliza durante la transacción de un pago para obtener los datos de la tarjeta. También puede darse en cajeros automáticos, donde se instalan equipos que pasan desapercibidos a ojos de las víctimas. En ese momento, el dispositivo recopila toda la información, incluido el código PIN.

Una vez obtenidos todos los datos necesarios, los miembros de los grupos criminales clonan la tarjeta y están en disposición de sacar dinero de las cuentas de sus víctimas.

Una de las principales razones por las cuales este método tiene éxito es que la víctima no suele darse cuenta de ello hasta incluso meses después. Un día, ya pasado el tiempo, puede recibir un cargo o intento de cargo en su cuenta de una transacción de un país en el que estuvo meses atrás o en el que incluso nunca estuvo.

TAMBIÉN PRESENTE EN EL COMERCIO ELECTRÓNICO

Esto es muy habitual en el caso de viajeros que acuden a países en los que el skimming se utiliza con frecuencia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este tipo de delito también está presente en el comercio electrónico.

Cientos de páginas web se han visto infectadas en alguna ocasión por malware malicioso. De esta forma, a través de un código se busca clonar las tarjetas bancarias utilizadas por los usuarios a la hora de llevar a cabo sus pagos en la red.

CÓMO EVITAR SER VÍCTIMA DEL SKIMMING

Existen diferentes consejos para evitar ser víctimas del skimming. En el caso del comercio físico, se recomienda utilizar la función contactless de las tarjetas de crédito. También es aconsejable en cajeros, de forma que se evita que se pueda duplicar la tarjeta.

En el caso del comercio electrónico siempre se recomendable apostar por el uso de tarjetas monedero, las cuales también se pueden emplear en tiendas físicas. Este tipo de tarjetas funcionan como una tarjeta normal, pero debe ser recargada antes de hacer un pago. Con su uso se evita que los delincuentes puedan sustraer grandes cantidades de dinero, ya que en el caso de que lleven a cabo su clonación, lo harán con una tarjeta en la que hay poco o ningún dinero.