sábado, 19 junio 2021 11:39

15 detenidos por distribuir pornografía infantil en las redes sociales

La Policía Nacional ha detenido a un total de 15 personas de nueve provincias españolas diferentes por posesión y distribución de pornografía infantil en Internet, concretamente a través de las redes sociales. Asimismo, otras seis personas han sido imputadas por su presunta relación con estos hechos.

Los investigados recurrían a conocidas plataformas sociales gratuitas para intercambiar contenido pedófilo. En algunos casos aparecían menores de muy corta edad e incluso bebés que eran agredidos sexualmente de una manera muy violenta. A pesar de los bloqueos que recibían por parte de las redes sociales, no cesaban en su actividad ya que creaban continuamente nuevas cuentas con datos falsos.

Las investigaciones se iniciaron después de que las autoridades policiales españolas recibiesen información de la Embajada de Estados Unidos en España. Esta facilitó datos sobre las indagaciones que habían realizado desde el Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (NCMEC) de Estados Unidos. Sus investigaciones estaban relacionadas con delitos de corrupción de menores y prostitución.

PORNOGRAFÍA INFANTIL EN INTERNET

En la información recibida aparecían reflejadas las denuncias recibidas a través de CyberTip del NCMEC. En ellas aparecían diferentes hechos constitutivos de delito por posesión y distribución de pornografía infantil en España. Para ello hacían uso de las redes sociales, logrando así su rápida difusión por Internet.

CyberTip, la referencia oficial de Canadá para informar sobre la explotación sexual infantil en Internet, recibió denuncias que procedían de forma directa de los Proveedores de Acceso a Internet (ISP). También denunciaron los hechos los Proveedores de Servicios Electrónicos (ESP) y los propios ciudadanos. Una vez recibidas las denuncias, sus analistas llevaron a cabo los correspondientes informes.

Cuando ya lo han hecho ponen la información en manos de la Policía y los fiscales. De esta manera llevan a cabo una colaboración muy estrecha que permite abordar la explotación sexual infantil a nivel internacional.

En este sentido, una conocida red social decidió recurrir al National Center for Missing and Exploited Children (NCMEC). Denunció que varios de sus usuarios habían publicado en sus cuentas material de explotación sexual infantil. Algunos de estos usuarios creaban continuamente nuevas cuentas con datos falsos para seguir compartiendo este tipo de contenidos ilegales de pornografía infantil. De esta forma llegaban a otros usuarios a los que conocían en las propias redes sociales.

Arrestadas 15 personas por distribuir pornografía infantil a través de las redes sociales
Uno de los detenidos llegó a pagar 300 euros a cambio de un lote de imágenes en las que aparecían menores de muy corta edad, con bebés que eran agredidos sexualmente.

300 EUROS POR UN LOTE DE IMÁGENES

Tras el correspondiente análisis de denuncias, los agentes de la Policía Nacional pudieron identificar en España a 21 personas que compartían material de pornografía infantil a través de la red social.

La operación se saldó finalmente con la detención de 15 de ellos, de nueve provincias españolas diferentes. Cuatro personas fueron arrestadas en Barcelona; tres en Madrid; dos en Málaga; y uno en Albacete, Badajoz, Murcia, Orense, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife. Los otros seis individuos han sido imputados.

Uno de los arrestados en Barcelona llegó a pagar 300 euros por un lote de imágenes de pornografía infantil con menores de muy corta edad. Entre el material se encontraba contenido en el que aparecían bebés agredidos sexualmente de forma muy violenta.

En la operación se han practicado un total de 21 entradas y registros en España. En ellas se aprehendieron un total de 22 dispositivos móviles y 14 ordenadores portátiles. También se intervinieron 6 discos duros con material pedófilo, cuatro lápices de memoria, una tarjeta de memoria y tres DVD/CD. En todos estos equipos y sistemas de almacenamiento había presentes archivos de pornografía infantil.

DELITO POR POSESIÓN DE PORNOGRAFÍA INFANTIL

La Policía Nacional advierte a los usuarios de las redes sociales que compartir o guardar imágenes sexuales con menores de edad es un delito. Este tipo de contenidos deben ser denunciados en la propia plataforma o ante la Policía Nacional.

La pornografía infantil hace referencia a cualquier material audiovisual en el que aparezcan niños empleados en un contexto sexual. Independientemente de que se trate de una representación sexualmente explícita real o simulada, o la representación de los órganos sexuales de una persona menor, con fines principalmente sexuales es un delito.

En España, la posesión de pornografía en la que se hayan utilizado a menores de edad o incapaces está castigada con una pena de tres meses a un año de prisión o con multa de seis meses a dos años.

Además, aquella persona que produzca, venda, distribuya, ofrezca o facilite la producción, venta, exhibición o difusión de estos materiales por cualquier medio es castigado con una pena de prisión de uno a cinco años.

Asimismo, hay una serie de agravantes, como ocurre en el caso de que se acuda a espectáculos pornográficos con menores o que el delito se realice con intimidación o violencia hacia el menor, que vean pornografía infantil o que haya beneplácito por parte de sus progenitores.

Al hablar de pornografía infantil difundida por las redes sociales e Internet en general con menores, se considera menores a los que tengan menos de 13 años. Además, deben haber sido utilizados para elaborar imágenes difundidas por la red.

PERFIL DEL PORNÓGRAFO INFANTIL

Investigadores del Institut Universitari d’Investigació en Criminologia i Ciències Penals (ICCP) de la Universidad de Valencia dieron a conocer hace unos meses el perfil del pornógrafo infantil.

El perfil del detenido por delitos relacionados con pornografía infantil acostumbra a responder al de un hombre soltero, sin hijos, con trabajo cualificado y sin problemas psicológicos reseñados.

De acuerdo al estudio realizado, la edad media del detenido por este tipo de delitos es de 42 años. Tan solo el 19% de los pornógrafos infantiles tiene antecedentes y principalmente tienen que ver con delitos sin violencia. Asimismo, al 9,5% lo detuvieron con anterioridad por delitos sexuales, pero en la mayoría de los casos sin contacto físico con sus víctimas.

Para compartir la pornografía infantil acostumbran a utilizar redes P2P, sin adoptar medidas de seguridad especiales. La mayoría tampoco mantiene contacto con otros usuarios que también recurran a la pornografía infantil.

En lo que respecta al material pornográfico, predominan las menores de género femenino. El tamaño de las colecciones, de media, no llega a las mil imágenes y el material no suele estar muy organizado.