viernes, 24 septiembre 2021 13:32

Los sondeos se tuercen para Feijóo, azuzado por un empleado de Lidl

  • Alberto Núñez-Feijóo buscará el 5A su cuarta mayoría consecutiva en Galicia.
  • Vox ha cambiado a su candidato por A Coruña y cuenta con algunas encuestas positivas.
  • El PP no ha integrado a Cs y ha visto que los cuatro proyectos de izquierdas se convierten en tres.
  • El 5A en Galicia puede estar en un puñado de votos. Eso sostienen desde fuentes cercanas a la candidatura de Alberto Núñez Feijóo, que recuerdan que Manuel Fraga perdió su quinta mayoría absoluta por 5.000 votos.

    Feijóo va camino de la cuarta, tal y como sostienen los sondeos publicados por La Voz de Galicia. El citado medio, muy influyente en el noroeste español, pronostica que el PP alcanzará 39 diputados, uno más de los necesarios para alcanzar la mayoría.

    La Voz de Galicia, según apuntan algunas personas cercanas a la Xunta, sobredimensiona históricamente la fuerza del Bloque Nacionalista Galego y rebaja el potencial de Vox, que aspira a dar la campanada.

    TRES ENCUESTAS QUE PREOCUPAN

    Otras tres encuestas predicen que Feijóo puede quedarse fuera del poder: El Español pronostica que el PP logrará entre 37 y 38 escaños, Antena 3 entre 37 y 39 y El Diario entre 36 y 38, disputándose la contienda en Pontevedra y Lugo.

    [td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»77741″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

    Cierto es que a Feijóo no le interesa demasiado triunfalismo en las encuestas, hecho que fue letal para el PSOE andaluz hace poco más de un año, y que los sondeos prevean unos números apretados quizás ayude a movilizar el voto del PP, que se dispara en las zonas rurales en las autonómicas.

    En Génova 13 miran con escepticismo que Feijóo haya rechazado la oferta envenenada de Ciudadanos, que sin implantación pidió cuatro puestos de salida y asesores propios (no pidieron una consellería, tal y como se ha publicado). En definitiva, que Arrimadas parece que lanzó un órdago para que no saliera y el PP gallego se lo rechazó porque no quería depender de los naranjas durante cuatro años.

    VOX Y FEIJÓO

    Aunque más dificultoso que depender de Cs puede resultar depender de Vox, que dice de Feijóo que tiene tics nacionalistas. El partido verde ha cambiado a última hora a su candidato por A Coruña, donde tiene expectativas de lograr el escaño bisagra, y presenta de número uno a un empleado del Lidl para mostrar una imagen menos elitista y pescar en los caladeros tradicionales de la izquierda ante la previsión de que el PP aglutinará casi todo el voto conservador.

    Feijóo
    Feijóo apuesta por el galleguismo.

    Vox, que acude sin candidato a la Xunta, no tiene estructura y algunos de sus militantes de base estuvieron pegando carteles en 2012 en favor de Sociedad Civil y Democrática, partido efímero impulsado por Mario Conde, que intentó rascar un escaño por Ourense. Aquel proyecto naufragó y muchos militantes del partido se integraron en Vox antes de las europeas de 2014.

    CS PODÍA RESTAR

    Feijóo mira con buenos ojos no pactar con Cs a pesar de que este hecho puede poner cuesta arriba la absorción que busca Pablo Casado a nivel nacional. El presidente de la Xunta sabe que el PP a nivel autonómico hace fortuna entre un galleguismo moderado que no tragaría a una formación centralista.

    El PP en Galicia apuesta de forma inequívoca por la promoción del gallego y sabe capear la hegemonía cultural progresista de la tierra con una especie de populismo light en el que juega una baza importante la Televisión de Galicia, asfixiada por los partidarios de Feijóo.

    SE LA JUEGAN CON FEIJÓO

    El PP gallego está temeroso porque en las últimas citas en su tierra ha caído frente al PSOE, que le superó en municipales, europeas y en una de las dos generales que se celebraron en 2019. Feijóo sabe que las autonómicas le favorecen.

    Una de las razones es que Cs y Vox podrían hundirse en comparación con las elecciones estatales. Los populares necesitan lograr hundir a sus rivales porque su situación es desesperada: el PP no gobierna ninguna de las siete principales ciudades gallegas y solo lo hace en una de las cuatro diputaciones y mediante un pacto entre el clan de los Baltar y el pintoresco Gonzalo Pérez Jácome.

    El showman Jácome no presentará a Democracia Ourensana el 5A porque consiguió la alcaldía de la capital provincial mediante un acuerdo en el que se comprometía a darle vía libre a Feijóo en las autonómicas.

    LA IZQUIERDA EN TRES

    La izquierda gallega parecía que iba a ir en siete partes, pero Más País, Anticapitalistas y En Marea no se presentarán. Sí que lo harán sin demasiadas opciones el Pacma, Equo en solitario tras la decisión del errejonismo de quedarse en Madrid y una coalición integrada por Recortes Cero y el Espazo Común ourensano, del ex secretario general socialista Pachi Vázquez.

    [td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»76780″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

    Tres listas sí que acuden con opciones dentro del centro-izquierda y dos lo harán previsible crecimiento: el PSdeG, liderado por el sanchista Gonzalo Caballero, y el histórico BNG, que de la mano de Ana Pontón sabe que se repondrá tras ocho años de crisis interna.

    La tercera lista, la más dificultosa de armar, llevará el nombre de Galicia en Común-Anova-Mareas. Esta plancha liderada por Podemos está completada por Esquerda Unida (IU), el nacionalista Anova de Beirás y las listas municipalistas Compostela Aberta y Marea Atlántica de A Coruña.