miércoles, 23 junio 2021 18:07

El millonario negocio farmacéutico del responsable de Bienestar Animal de Madrid

  • Pablo Altozano tiene un patrimonio que supera los tres millones de euros.
  • El comisionado también ha solicitado créditos que casi igualan el valor de su patrimonio.
  • Una de sus oficinas de farmacia tiene un valor que supera los dos millones de euros.
  • Elsa Martín Olsen ya es historia del comisionado de Bienestar Animal de Madrid. Dimitió como consecuencia de las publicaciones de MONCLOA.COM. Ahora, quien ha cogido las riendas es Pablo Altozano, un farmacéutico que ha aparcado la venta de ibuprofenos para dedicarse a defender los derechos de los animales (excepto los de los toros) junto a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso. Lo curioso es que el imperio farmacéutico de Altozano tiene un valor que supera los dos millones de euros, tal y como se desprende de la declaración de bienes que presentó en 2017, cuando fue nombrado viceconsejero de la Consejería de Medio Ambiente.

    Altozano, recién nombrado comisionado para el Bienestar Animal tras la dimisión de Martín Olsen, ligada a las presuntas irregularidades que rodean su patrimonio, está acostumbrado a manejar grandes cantidades de dinero. Entre préstamos, ingresos y el valor de su patrimonio, por sus manos han pasado al menos casi tres millones de euros.

    El comisionado es propietario desde 2011 de una vivienda valorada en 371.656,73 euros, un local comercial de 76.896,99 euros y otra vivienda con garaje de 41.723,65 euros. Bajo el nombre de una sociedad dispone de otra casa valorada en 113.523,85 euros. A esto habría que sumarle los dos vehículos de los que disponía en 2017, de los que no especifica ni la marca ni el modelo: uno con un valor de 18.000 euros y otro que le costó 24.000. Pero lo más gordo lo tiene en otro apartado, denominado “otros bienes”, donde Altozano reconoce disponer de una “oficina de farmacia” cuyo valor es de 2.497.000,00 euros.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”72093″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    En total, se trata de un patrimonio, entre casas y coches, valorado en 3.142.801,22 euros, todo ello sin tener en cuenta el dinero ahorrado más el salario. Dentro del entorno de Altozano aseguran que dispone de farmacias en propiedad que le han ayudado a montar el imperio. Pero tras este patrimonio también hay una fuerte deuda con varios bancos.

    Altozano tenía en 2017 cinco préstamos bancarios. Dos de ellos concedidos en 2016 por Bancofar cuyo importe ascienden a 1.836.000,00 euros y 134.000,00, respectivamente. Otros dos son hipotecas por un valor de 630.000 euros y 90.000 y el último es un préstamo personal de 20.000 euros. Es decir, que si su patrimonio supera los tres millones de euros, sus deudas no se quedan atrás.

    La actividad de Altozano en estos negocios, de los que ha obtenido muchos beneficios, ha debido quedar en stand by debido a la ley de incompatibilidades que rige en la Comunidad de Madrid. Desde la Consejería de Medio Ambiente aseguran que está todo en regla.

    La Ley 14/1995, de 21 de abril, de Incompatibilidades de Altos Cargos de la Comunidad de Madrid es clara. “El desempeño de las funciones de gobierno y administración de la Comunidad de Madrid se ejercerá bajo el principio de incompatibilidad de actividades, de conformidad con las disposiciones que se contemplan en esta Ley”. Y se aplica a cualquier puesto que comprenda actividades directivas, según las propias palabras de la norma.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”71133″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Las farmacias de Altozano dan beneficios. Tantos, que junto a su trayectoria laboral le han valido para obtener préstamos de una cuantía alta. En 2017, la última declaración de bienes que figura del comisionado, el exviceconsejero reconoció haber cobrado 65.264,96 euros de su actividad empresarial, además de 703.751 euros por haber vendido una oficina de una farmacia. De hecho, la cantidad de ingresos ese año fue tal, que Altozano tuvo que pagar de IRPF 174.433,78 euros.

    Altozano “ha comunicado su nombramiento al Colegio Oficial de Farmacéuticos y ha contratado a un farmacéutico sustituto en la farmacia de la que es titular”, según la Consejería de Medio Ambiente.

    Pero, según las explicaciones de la Consejería de Medio Ambiente, Altozano “ha comunicado su nombramiento al Colegio Oficial de Farmacéuticos y ha contratado a un farmacéutico sustituto en la farmacia de la que es titular, como marcan los estatutos”, por lo que todo estaría en regla, tal y como exige la ley.

    “Esta oficina, al igual que en la pasada legislatura, será declarada dentro de plazo como parte de su patrimonio en el Portal de Transparencia de la Comunidad de Madrid”, han asegurado desde la Consejería. La excomisionada para el Bienestar Animal Elsa Martín Olsen, acabó por dimitir después de que MONCLOA.COM desvelara las presuntas irregularidades que cometía su negocio (Campus Perruno) y su vivienda, construida sobre suelo rústico. A pesar de que Martín Olsen dimitiera, aún están presentes las diversas denuncias que se recibieron en el Área de Protección Animal.