jueves, 24 junio 2021 13:06

La Real Sociedad Canina pide al Gobierno medios para acabar con los criaderos ilegales

  • La Real Sociedad Canina de España se ha reunido con Sergio García Torres, director general de Derechos de los Animales.
  • También lo ha hecho con Pablo Altozano, comisionado para el Bienestar Animal de la Comunidad de Madrid.
  • La RSCE ha pedido al Gobierno medidas concretas y más medios para luchar contra la cría ilegal.
  • La Real Sociedad Canina de España (RSCE) está que echa humo. Organizar un evento de las dimensiones de el World Dog Show, que se celebrará en la Feria de Madrid (Ifema) entre el 23 y el 26 de abril, no es fácil. Pero si se tiene en cuenta que este evento tendrá un impacto económico en la capital de 35 millones de euros, la cosa se complica. Quizás por eso, los organizadores se han reunido tanto con el director general de Derechos de los Animales del Gobierno, Sergio García Torres, como con el comisionado para el Bienestar Animal de la Comunidad de Madrid, Pablo Altozano, y les han hecho llegar algunas de sus propuestas, entre las que se incluye acabar con los criaderos de perros ilegales.

    El pasado martes, la Real Sociedad Canina de España (RSCE), representada por su presidente, Julián Hernández Luis y los vocales Anna Morgan (presidenta de la comisión de cría) y José Miguel Doval (director de comunicación) mantuvieron una reunión con García Torres en la sede del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 en Madrid. En esa reunión se plantearon temas que la RSCE considera importantes, como acabar con los criaderos ilegales o eliminar la figura de los perros potencialmente peligrosos.

    “Encontramos una gran receptividad por parte de Sergio García Torres, quien nos comentó la gran cantidad de objetivos comunes”

    Según ha aclarado la RSCE , “la reunión fue muy fructífera e ilusionante y pudimos trasladar al director general una serie de propuestas para el bienestar y el futuro de los perros”; entre las que se encuentran las anteriormente mencionadas, identificar a todos los perros de forma obligatoria y activa o establecer a las razas caninas como patrimonio “natural, cultural e histórico”.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”72093″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    “Encontramos una gran receptividad por parte de Sergio García Torres, quien nos comentó la gran cantidad de objetivos comunes y perspectivas coincidentes en muchas materias. El objetivo final de todas estas propuestas debe ser la puesta en marcha de políticas que persigan el abandono y el maltrato y que pongan en valor al perro y a las razas caninas como patrimonio natural, cultural y social”, han asegurado desde la Real Sociedad Canina de España.

    ACABAR CON LOS CRIADEROS ILEGALES

    “Igualmente, pedimos que se acabe con las prácticas de cría abusiva, potenciar la educación y formación en torno al perro, proteger las razas caninas, en especial las autóctonas, y terminar con una legislación sobre perros potencialmente peligrosos, obsoleta e injusta, han insistido. Una práctica que aunque ya está prohibida, se sigue realizando en todo el país con total impunidad. De hecho, la Ley 5/1997, de 24 de abril, de protección de los animales de compañía, prohíbe “la cría y comercialización de los animales sin las licencias y permisos correspondientes”. Pero no hace falta más que entrar en Milanuncios para ver que eso no se cumple.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”68518″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    El problema, según denuncian algunas asociaciones como la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (Faada), es que no hay medios suficientes para poder controlar la cría ilegal. Y por eso, con motivo de la Exposición Mundial Canina, la RSCE ha querido recordar tanto a Torres como a Pablo Altozano que es un tema al que hay que poner remedio.

    EL WORLD DOG SHOW

    El World Dog Show (WDS), la Exposición Mundial Canina, que se celebrará en la Feria de Madrid entre el 23 y el 26 de abril, tendrá un impacto económico en la ciudad de alrededor de 35 millones de euros entre gastos directos e indirectos relacionados con la estancia, restauración y ocio. Este evento, organizado por la Real Sociedad Canina de España (RSCE) e IFEMA, atraerá a la capital a unos 75.000 visitantes de todo el mundo, según las estimaciones de la sociedad.

    En concreto, el evento contará con más de 25.000 perros inscritos, los cuales llegarán de todas partes del mundo junto a sus criadores, unos 6.000, que vendrán acompañados de al menos una persona, según las estimaciones de la RSCE. Además, también estarán los expositores, los jueces de la competición (más de 300) o los medios de comunicación que cubran la cita.

    A todo ello se suman los amantes del mundo canino, ya que se estima que unos 75.000 visitantes se acercarán a IFEMA durante estos días, más del 20% procedentes de fuera de Madrid, para asistir a un acontecimiento que llevaba cerca de 30 años sin celebrarse en España —la primera Mundial en territorio nacional fue en la capital también, en 1983, y la segunda en Valencia en 1992— y que es comparable, en magnitud, al fervor que despierta un Mundial de Fútbol.

    Durante esos días, Madrid se convertirá así en la Capital Canina Mundial al acoger la cita en la que se elegirá al perro campeón del Mundo, además de los campeones de las pruebas anuales que celebra la propia Real Sociedad Canina. Y no solo eso, de forma paralela, se celebrarán talleres, exposiciones y conferencias, en los que se dará a conocer la importancia del perro para la sociedad y por qué este World Dog Show tiene tanta relevancia para la especie.