lunes, 21 junio 2021 02:31

Iglesias se olvida de los militares con más de 45 años y Robles les prepara un apaño

  • La ministra de Defensa ha planteado no subcontratar a algunas empresas para dar ese trabajo a esos militares.
  • Iglesias ha pedido desde 2015 hasta enero de 2020 que se acabara con los "ERE encubiertos".
  • Aún así, Robles ha asegurado estar abierta a otras alternativas, por lo que no hay un plan definido.
  • El líder de Unidas Podemos y vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, se ha llenado la boca hablando de lo que para su partido era un “ERE encubierto”, al menos hasta que ha ocupado un asiento en la vicepresidencia del Gobierno. A los 45 años,la mayoría de los militares son expulsados del Ejército. Algo que ha indignado a Podemos desde que irrumpió en el panorama político en 2015 hasta que entró en el Gobierno en enero de 2020. Ahora, este problema lo pretende abordar la ministra de Defensa, Margarita Robles, con un apaño que no satisfará las necesidades laborales de este colectivo.

    “Patriotismo también es defender la dignidad de nuestros militares que son expulsados del Ejército a los 45 años dejándolos tirados en la calle sin alternativa”, escribió Iglesias en octubre de 2019, a las puertas de una campaña electoral. Unas palabras que parece haber olvidado. Ahora, tras las medidas tomadas por el nuevo Gobierno, como aumentar un 2% el sueldo de los funcionarios, el salario base de los soldados ha aumentado 12 euros. Pero a los 45 años, la mayoría de los efectivos se va a la calle. Con una mano delante y otra detrás y una pensión mensual de unos 600 euros, muy alejada del salario mínimo.

    Es Robles quien ha querido atender a medias las necesidades de este colectivo con un apaño que pretende contratar a estos militares después de acabar sus servicios. Para hacerlo, quieren despedir a las empresas que subcontrataban para cubrir algunas de las necesidades de los cuarteles y, en su lugar, contratar a los militares “prejubilados”.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”73796″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Pero este apaño que no satisface a las asociaciones de los militares ni siquiera está en la rampa de salida para ser aprobado, ya que el Ministerio de Defensa está estudiando su “viabilidad”, tal y como confirmó Robles en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados. Aún así, la ministra y jueza lanzó un mensaje muy alentador y pidió a los presentes que le dieran nuevas propuestas para darle salida a un colectivo que parece molestar al Ejecutivo.

    Pero es solo Robles, y por obligación, la que está abordando el asunto. Entre tanto, Iglesias, quien ha lanzado mensajes intensos a favor de buscar una solución para estos militares, cayó en un silencio repentino nada más sentarse en el Consejo de Ministros. En 2015, con un Podemos más verde que morado, la formación de Iglesias pedía (o, mejor dicho, exigía) al Gobierno que se reconocieran los “derechos fundamentales” de los militares y que la “democracia” entrara “en los cuarteles”.

    Muy lejos queda el 2015. Pero es que en 2019, concretamente en abril, en la primera campaña electoral del año, Iglesias exigió al Gobierno con el que ahora forma coalición que dignificara las retribuciones de los militares con más de 45 años y que permitiera su sindicación “sin más excusas ni retrasos”. “Aumentaremos la partida dedicada a retribuciones en los próximos presupuestos y la consolidaremos en el reglamento de retribuciones del personal”, aseguró entonces el ahora vicepresidente.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”8262″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Se trata de un problema incómodo para el Gobierno, pero que no pueden solucionar porque no dan los números. Pero lo cierto es que los partidos lo han utilizado como arma electoral para conseguir los votos de este colectivo para después darles otra patada. La primera, se la da el ejército como regalo de su 45 cumpleaños. Y la segunda, se la da el Gobierno una vez el partido político de turno consigue lo que quería: acceder al Ejecutivo tras las elecciones.

    POLICÍA Y EQUIPARACIÓN

    La situación, aunque mucho más dramática, de los militares mayores de esa edad recuerda, salvando las distancias, a la de los policías y guardias civiles que exigen la equiparación salarial. Este martes, cientos de agentes se han manifestado frente a las puertas del Congreso para exigir que su salario se equipare al de los Mossos D’Esquadra. Pero la respuesta del Gobierno ha sido la misma, exactamente la misma, que con los militares: el silencio y la falta de atención.

    Durante la campaña electoral sí, se hicieron miles de referencias a lo que tanto el PP, como el PSOE, como Unidas Podemos, como Ciudadanos e incluso Vox consideran justo: que todos los agentes de policía cobren lo mismo en el territorio nacional. Iglesias se llegó a reunir con algunas asociaciones de policías y guardias civiles y repitió hasta la saciedad, como con el caso de los militares mayores de 45 años, que pediría que este colectivo se regulara y se les aumentara el sueldo.

    Es más, incluso se llegó a un acuerdo por el cual se acordó una forma paulatina de aumeto de salario que ya se ha incumplido, razón por la que los agentes se han plantado frente al Congreso y han llevado la tensión a las puertas de los diputados. Pero otra vez, ante el silencio del Gobierno que tanto prometió.