miércoles, 23 junio 2021 20:27

Un ex del PP critica al Gobierno por sus medidas “de chiste” contra el coronavirus

Juan José Cortés, ex diputado del PP ha incendiado la redes sociales, al subir un vídeo a su cuenta de Facebook en que alentaba a los ciudadanos afectados por el COVID-19 a denunciar al Gobierno. Se refería, más concretamente, a los seguidores de la Iglesia Evangélica, congregación que ha sido recientemente señalada como foco de contagio del coronavirus. Cortés es pastor evangélico y ha criticado duramente al Ministerio de Sanidad por criminalizar a la Iglesia Evangélica y vulnerar los derechos de los ciudadanos que practican esta religión. 

Madrid suma ya 32 enfermos, siendo una de las Comunidades con más casos de contagio por coronavirus. El municipio de Torrejon de Ardoz es uno de los focos de propagación según Fernando Simón. El médico epidemiológico y director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, señalaba que existe un “agrupamiento de casos asociados a un grupo religioso”.

La Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), ha reaccionado ante estas declaraciones, calificándolas como un “gravísimo error”, ya que esta afirmación pública ha dejado a la Iglesia en situación de desamparo, al señalar como un peligro para la salud pública a las congregaciones establecidas en la localidad madrileña. La Federación sostiene que las declaraciones de Simón son especulaciones que tratan de conectar casos de contagio en una congregación religiosa de Corea, con casos en otros grupos religiosos en España.

TRES FIELES EVANGÉLICOS HOSPITALIZADOS Y UN PASTOR EN CUARENTENA

En Leganés, se ha anulado el culto para prevenir posibles contagios, ya que tres fieles evangélicos ha tenido que ser ingresados por coronavirus. Pedro Tarquis, presidente de la Alianza Evangélica de España, ha informado también de que el pastor y varios feligreses se encuentran en cuarentena  en sus domicilios. 

En su vídeo de Facebook, Juan José Cortés, ex del PP critica que se haya publicado la identidad religiosa de algunos pacientes contagiados. “Me parece un ataque discriminatorio total y absoluto contra la iglesia evangélica que no se debe consentir.” Por esto alentaba a los miembros de la Iglesia Evangélica a demandar al Gobierno, por utilizar a la congregación como cabeza de turco. “Los evangélicos no hemos traído el coronavirus a España”, ha señalado el ex del PP.

Cortés aprovechaba para reprochar al Gobierno las pésimas medidas que se están tomando para gestionar la epidemia. Según la opinión del pastor, la culpa de los contagios no es de una congregación religiosa sino de los responsables de controlar las fronteras, que deberían ser más estrictos, tal y como está ocurriendo en China.  “Que nos digan que nos lavemos mucho las manos para evitar el coronavirus me parece de chiste de mal gusto”. A Cortés le parece que estas recomendaciones son irrisorias y que se deberían tomar medidas más contundentes.