viernes, 18 junio 2021 14:16

La escasez de kits para el test del coronavirus reduce el número de casos oficiales

  • Las pruebas se realizan ya solo para los casos más graves.
  • Las estadísticas oficiales recogen el número de casos confirmados.
  • El método y los recursos para realizar las pruebas ofrece datos poco homogéneos entre países.
  • Una vez que el coronavirus se ha instalado y se expande en España, las cifras hay que leerlas con otra perspectiva. La información oficial que se ofrece es de casos confirmados y estos están limitados porque no hay kits suficientes para realizar el test del coronavirus a todos los pacientes que sospechan que están infectados.

    En Madrid, donde el virus se ha extendido con mayor profusión, el teléfono habilitado para que los ciudadanos que experimentaban síntomas llamaran a los servicios sanitarios (900 102 112) no contestaba durante horas. La saturación salpicaba al teléfono de emergencias 112, que sufría el colapso que se intentaba evitar con la creación del otro servicio.

    Si finalmente un enfermo en Madrid logra comunicarse con los servicios sanitarios para trasladarle que sus síntomas le hacen sospechar que tiene el coronavirus, la respuesta no va a ser ya, a estas alturas, que le van a realizar el test para confirmarlo. La falta de kits de esta prueba ha provocado que se reserven para los casos con síntomas más graves.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”80796″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Es el momento de recordar, por lo tanto, que los datos que actualizan oficialmente las autoridades sanitarias se refieren a casos confirmados. Esto quiere decir, que se les ha podido aplicar el test. En la tarde de ayer miércoles, estos eran en toda España un total de 3.051. De ellos, los confirmados en Madrid eran 1.388.

    Esta situación hace que se tengan que interpretar de forma relativa tanto la extensión de la enfermedad, en cuanto al porcentaje sobre la población, como el de mortalidad. En Madrid había a esa hora 56 muertos, la comunidad que encabezaba la lista de víctimas mortales, seguida del País Vasco, con once. El número de fallecidos en toda España era en ese momento de 84.

    Esos últimos datos colocaban a España todavía muy lejos de Italia, donde las estadísticas señalan un total de 12.462 casos confirmados. En China, donde el virus lleva actuando semanas, los casos confirmados ascienden a 80.980. Estas circunstancias han hecho que el índice de letalidad, el porcentaje de fallecidos entre los casos confirmados notificados haya variado mucho entre países.

    EL TEST DEL CORONAVIRUS Y SUS ESTADÍSTICAS

    La diferencia puede estribar en la calidad del sistema sanitario de cada país, pero también del número de casos que se han podido confirmar mediante los test. En China, el porcentaje de fallecidos es del 3,9%, debido a sus 3.173 víctimas mortales, mientras que en España se encontraba ayer en el 2,8% con sus 84 fallecidos.

    Aunque es verdad que la estrategia sanitaria y los medios han dado lugar a diferencias. Llama la atención que Corea del Sur el porcentaje de letalidad es del 0,8%. Dentro de Europa, Italia sufre un porcentaje de fallecidos del 6,6%, mientras que en Francia es del 2,1% y en Alemania sólo ha llegado al 0,2%.

    En España, desde finales de febrero no se realizan test si no se trata de personas con problemas respiratorios graves. La prueba también puede ser diferente según los países, puesto que pueden confirmar casos mediante el test RT-PCR (reacción en cadena de la polimerasa), pero también puede ser mediante la detección de anticuerpos.

    test coronavirus
    Toma de temperatura para controlar a posibles enfermos por coronavirus

    El criterio de elegido en Corea, que había realizado ya más de cien mil test a principios del mes de marzo, puede ser una de las razones de que su índice de letalidad sea de los más bajos. Por lo tanto, un número de test bajo también puede provocar en las cifras oficiales un índice de letalidad más alto. Otros sospechan de que las cifras que ofrece Irán, donde hay nueve mil casos y un índice de letalidad de 3,9%, tengan poco que ver con la auténtica realidad, debido a que no contaba con kits suficientes para realizar las pruebas. Fue la Organización Mundial de la Salud (OMS) la que se encargó de enviarle recursos para realizar cien mil de esas pruebas.

    El doctor Rafael Matesanz, Fundador y exdirector de la Organización Nacional de Trasplantes apuntaba Redaccionmedica.com hace pocos días que existe una “falta total de uniformidad en el enfoque de la epidemia de coronavirus, en los recursos disponibles para afrontarla y también en la transparencia a la hora de proporcionar los datos”.

    “O bien ocultan los datos sobre coronavirus o simplemente ignoran la epidemia y miran para otro lado”

    Desde su punto de vista, los datos son “difícilmente creíbles” a nivel global porque hay países que por su falta de infraestructura ni siquiera pueden hacer el diagnóstico, pero, además, porque otros “o bien ocultan los datos sobre coronavirus o simplemente ignoran la epidemia y miran para otro lado”. En este sentido apuntaba a Estados Unidos, un caso que considera “flagrante”.

    Ahí, de nuevo la detección de casos en relación con el número de muertes interfiere a la hora de sacar conclusiones. Para Matesanz, Estados Unidos, que con una población siete veces mayor que la española tuviera menos casos declarados que España, aunque con una mortalidad superior, “parecería indicar un diagnóstico de los casos más graves y un fallo en la detección de los más leves, con lo que ello implica de fracaso en la contención del Covid-19”.