miércoles, 23 junio 2021 22:37

La OID estafa más de 11.100 euros con la venta de lotería ilegal

La Unidad de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía en Cádiz ha procedido a la intervención de 11.156,50 euros y un total de 8.801 boletos de lotería ilegal en Chiclana de la Frontera (Cádiz). Esta aprehensión se ha realizado sobre dos familiares del fundador de la Organización Impulsora de Discapacitados (OID) durante un control policial.

La cantidad de dinero en efectivo y los boletos incautados eran fruto de la recaudación de la semana anterior. Asimismo, la Policía ha aprehendido documentación en la que figuran los nombres de los vendedores o “voluntarios”. Este último es el término que utiliza la entidad para definir a los encargados de distribuir sus boletos de lotería.

Este es un nuevo golpe asestado a la organización por parte del Grupo de Juegos de la Unidad, dependiente de la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía. La OID se lucra con la distribución y venta de lotería ilegal, tal y como ha informado la Junta de Andalucía.

MÁS DE 50.000 BOLETOS INCAUTADOS

A esta incautación se deben sumar los cierres de diferentes sedes de la OID en Andalucía en lo que va de año. En concreto se han cerrado cuatro sedes en Cádiz (Cádiz, Jerez, Algeciras y Chiclana); dos en la provincia de Málaga (Málaga y Estepona); una en Linares (Jaén) y otra en Córdoba.

La clausura de las mismas ha tenido lugar después de que la organización ignorase las multas que le fueron interpuestas por juego ilegal. A pesar de las advertencias de la Junta de Andalucía, la OID ha continuado con la distribución de estos boletos de lotería no autorizada.

En lo que va de año, la Policía autonómica en la provincia de Cádiz ha intervenido un total de 50.368 boletos. Estos proceden de diferentes organizaciones que de forma ilegal se dedican a la venta de boletos de lotería, así como a la organización de sorteos sin autorización.

EL EUROBOLETO DE LA OID

La Organización Impulsora de Discapacitados (OID) se anuncia como una entidad concebida para facilitar la incursión en el mundo laboral de personas con discapacidad. En ella trabajan más de 3.000 personas con algún tipo de discapacidad por toda España, comercializando el llamado Euroboleto de la OID. Se trata de su producto más importante y en el que se sustenta la organización.

De acuerdo a lo indicado por la propia entidad, el objetivo de este “boleto solidario” es dar trabajo y un sueldo digno a personas con algún tipo de discapacidad. Además, trata de premiar a quienes adquieren su Euroboleto con premios millonarios.

Esta organización ha mantenido gran número de desencuentros con la ONCE (Organizacion Nacional de Ciegos Españoles). Esta última la ha denunciado en juzgados de toda España por la venta de boletos de forma ilegal.

MÁS DE 86 MILLONES DE DEUDA

La OID, que vende desde el año 1992 un cupón ilegal de discapacitados, sigue operando aunque acumula sanciones no pagadas por más de 86 millones de euros. Además, acumula más de 60 sentencias en su contra.

De acuerdo a las estimaciones de la Policía Nacional, la organización genera unos 57 millones de euros anuales con la venta de lotería no reglada.

La gran deuda que recae sobre la entidad hace que se encuentre en el listado de deudores de la Agencia Tributaria. En total, esta debía al erario público
86.138.149,94 euros en el momento de la publicación del mismo, el pasado 27 de junio de 2019. Con esta deuda se situaba en el noveno puesto en la lista de morosos Hacienda 2019.

Incautan a la OID más de 8.800 boletos de lotería ilegal
A esta incautación hay que sumar el cierre de cuatro de las sedes de la OID en la provincia de Cádiz, dos en Málaga, Linares y Córdoba, todas ellas efectuadas durante este año.

30 CÉNTIMOS POR BOLETO DE LA OID

Las personas encargadas de la venta de los boletos de lotería de la OID se llevan un 30 por ciento de las ventas. Teniendo en cuenta que el coste del cupón diario es de un euro, el vendedor se lleva 30 céntimos por boleto vendido.

Estos vendedores son considerados “voluntarios”, lo que hace que no tengan ningún tipo de relación a nivel laboral con la organización. Por ello no están dados de alta en la Seguridad Social ni abonan impuestos por su actividad. Además, al ser una actividad ilícita, al comercializar estos boletos de lotería no existe un control por parte de la Agencia Tributaria.

Para la distribución de estos cupones los vendedores pueden llegar a hacer jornadas de hasta 14 horas, gracias a las cuales pueden conseguir un salario base. No obstante, hay que tener en cuenta que no todos ellos son discapacitados, ya que también hay parados de larga duración. A estos últimos, la organización los define como “discapacitados sociales“, de forma que así justifica su voluntariado.

ENTRAMADO SOCIETARIO

La Organización Impulsora de Discapacitados y sus respectivos directivos poseen un conglomerado de empresas. Cuando los vendedores y delegados hacen el ingreso correspondiente a sus ventas lo hacen a nombre de otras sociedades que son ajenas a la OID. De esta manera, la entidad busca, entre otras cosas, que la OID esté liberada de patrimonio de cara a evitar el pago de las multas millonarias que recaen sobre ella.

El presidente de la OID es Dionisio González, que también es administrador único o solidario de once sociedades en toda España. Estas sociedades se dedican a actividades muy diversas. También cuenta con empresas en otros países como Venezuela, Reino Unido, Gibraltar o Malta.

NUMEROSAS INTERVENCIONES SOBRE LA OID

Esta aprehensión practicada en Chiclana de la Frontera (Cádiz) se suma a las realizadas en meses anteriores. La anterior tuvo lugar el pasado mes de febrero en las provincias de Málaga y Cádiz. Fueron intervenidos más de 50.000 boletos de lotería no autorizada, cuyo valor total en el mercado asciende a 60.000 euros.

Esta última operación guarda relación con el cierre de las cuatro sedes de la organización en la provincia de Cádiz. En estos cierres no hubo ningún tipo de oposición por parte de sus responsables.

Asimismo, con anterioridad se realizaron reiteradas intervenciones en diferentes provincias andaluzas, la mayoría de ellas en Cádiz. En total, durante el pasado año 2019 se incautaron 428.680 boletos ilegales en Andalucía.

Desde la Junta de Andalucía se busca el cese de la actividad de la organización, evitando que sus locales se pueden utilizar para distribuir lotería de forma ilegal.