viernes, 18 junio 2021 04:43

La histeria del coronavirus llega a los perros: los dueños quieren exhibirlos con mascarilla

  • La Real Sociedad Canina ha pedido a los dueños que no pongan mascarilla a sus perros en el World Dog Show.
  • La OMS ha recordado que no hay evidencias científicas que indiquen que los perros pueden contagiar a las personas.
  • La histeria del Covid-19 ha puesto en riesgo la celebración del evento.
  • El nivel de histeria colectiva como consecuencia del coronavirus ha alcanzado niveles insospechados. Se presupone que Madrid será el escenario donde se celebrará el World Dog Show (la Exposición Mundial Canina) entre el 23 y el 26 de abril, pero todo está por ver. Lo curioso es que ahora los dueños que pretenden acudir con sus perros al evento se plantean exhibirlos con mascarilla, algo que ha motivado a los organizadores del evento, la Real Sociedad Canina de España (RSCE), a publicar un comunicado en el que piden a los tutores que no es necesario, ya que no existen evidencias científicas de que los canes puedan transmitir el virus.

    Algunos hacen acopio de papel higiénico, no se sabe muy bien por qué. Otros prefieren llenar su despensa de latas de legumbres. Pero los propietarios de los perros más refinados tienen otra preocupación, que sus amados compañeros no puedan contagiarles el coronavirus. Parece mentira, pero la Real Sociedad Canina de España ha enviado un comunicado oficial en el que recuerda a los asistentes que “a día de hoy no existen evidencias científicas de que las mascotas puedan padecer o transmitir este virus, tal y como ha asegurado la OMS”.

    EL CORONAVIRUS Y LOS PERROS

    La intención es real. Los dueños de los perros con pedigree que asistirán al evento (que se estima que acogerá a  75.000 visitantes y tendrá un impacto en la ciudad de alrededor de 35 millones de euros) quieren poner mascarillas a sus mascotas por miedo al Covid-19. Un pánico alimentado por la histeria colectiva que ha llevado a los organizadores a intentar poner orden ante un evento que todavía no se sabe si se celebrará.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”79264″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    “Poner mascarillas a los perros no tiene ningún beneficio para los animales, al contrario, pues solo se consigue estresarles”, detalla la Sociedad Canina. También han pedido a los dueños que no les practiquen el test del Covid-19 para saber si están enfermos o infectados del coronavirus. Lo que sí insisten es que hay que lavarse frecuentemente las manos después de tocar a los animales y evitar frotarse los ojos o la nariz. Pero vamos, lo mismo que en cualquier parte.

    Los perros no son vectores de infección, ni hay evidencias de que puedan contraer el Covid-19, ni transmitirlo a las personas

    Los perros no son vectores de infección, ni hay evidencias de que puedan contraer el Covid-19, ni transmitirlo a las personas, pero los veterinarios sí que han recomendado que si alguien está infectado por el coronavirus que dejen su mascota al cuidado de otra persona que esté sana, ya que el virus puede sobrevivir en las superficies bastante tiempo. Pero como encima de cualquier otro animal o superficie, como puede ser la correa del perro, la cual también hay que lavar siempre que haya estado ene contacto con alguna persona infectada.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”72093″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Y para acabar, en el comunicado casi pedagógico la Real Sociedad Canina se dedica a explicar a los dueños lo que todos a estas alturas deberían saber. Lavarse las manos con frecuencia después de tocar a los animales, tener cuidado con el material y, si están empeñados en utilizar la mascarilla, que se la pongan ellos, pero no a los animales.

    LA EXPOSICIÓN CANINA

    El World Dog Show (WDS), la Exposición Mundial Canina, que se celebrará en la Feria de Madrid entre el 23 y el 26 de abril, tendrá un impacto económico en la ciudad de alrededor de 35 millones de euros entre gastos directos e indirectos relacionados con la estancia, restauración y ocio. Este evento, organizado por la Real Sociedad Canina de España (RSCE) e IFEMA, atraerá a la capital a unos 75.000 visitantes de todo el mundo, según las estimaciones de la sociedad.

    En concreto, el evento contará con más de 25.000 perros inscritos, los cuales llegarán de todas partes del mundo junto a sus criadores, unos 6.000, que vendrán acompañados de al menos una persona, según las estimaciones de la RSCE. Además, también estarán los expositores, los jueces de la competición (más de 300) o los medios de comunicación que cubran la cita.

    A todo ello se suman los amantes del mundo canino, ya que se estima que unos 75.000 visitantes se acercarán a IFEMA durante estos días, más del 20% procedentes de fuera de Madrid, para asistir a un acontecimiento que llevaba cerca de 30 años sin celebrarse en España —la primera Mundial en territorio nacional fue en la capital también, en 1983, y la segunda en Valencia en 1992— y que es comparable, en magnitud, al fervor que despierta un Mundial de Fútbol.

    Durante esos días, Madrid se convertirá así en la Capital Canina Mundial al acoger la cita en la que se elegirá al perro campeón del Mundo, además de los campeones de las pruebas anuales que celebra la propia Real Sociedad Canina. Y no solo eso, de forma paralela, se celebrarán talleres, exposiciones y conferencias, en los que se dará a conocer la importancia del perro para la sociedad y por qué este World Dog Show tiene tanta relevancia para la especie.