viernes, 18 junio 2021 14:17

Pozuelo de Alarcón pone dos centros a disposición de Sanidad para que sean Hospitales

Después de las instrucciones dadas por el Gobierno de la Nación y Comunidad, los municipios madrileños también se preparan para hacer frente a la crisis sanitaria del Coronavirus. Esta mañana ha sido el turno de la localidad del Noroeste de Pozuelo de Alarcón. Su alcaldesa, Susana Pérez Quislant, se ha reunido con la comisión de seguimiento creada para hacer frente a la crisis y adoptar medidas. 

Una de las primeras medidas tomadas por la comisión ha sido responder a la petición de la Federación de Municipios de Madrid sobre la disponibilidad de espacios para casos de emergencia. Perez Quislant ha anunciado que en Pozuelo de Alarcón se habilitarán a petición de las autoridades sanitarias dos centros, con un total de 133 habitaciones en caso de emergencia y extrema necesidad, concretamente los centros de Mártires Oblátos y el Centro de Cristo Rey.

Otros de los asuntos tratados en la reunión ha sido la valoración de los servicios esenciales que van a quedar a disposición para los vecinos de Pozuelo por parte del Consistorio que serán Policía Municipal, SEAPA, Protección Civil y los Servicios de Limpieza. El municipio garantiza la recogida de basuras y limpieza viaria en los próximos días. Así, después de reestructurar la plantilla, se seguirán prestando servicios en horario de día y de noche.

Además de la recogida de basura de residuos domiciliarios, seguirá en marcha la recogida de restos vegetales, la recogida selectiva y la de muebles y enseres, entre otros. La limpieza viaria incluirá el baldeo, el servicio de desinfección de las instalaciones o el barrido manual de las vías públicas.

Los tres Puntos Limpios del municipio permanecerán cerrados al público aunque contaran con personal de mantenimiento para posibles emergencias. El punto limpio móvil también permanecerá cerrado.

También se acordado cerrar la oficina de atención ciudadana, situada en la calle Padre Vallet, el registro municipal y la oficina de gestión tributaria. Todos estos servicios seguirán funcionando de manera telemática. Los plazos administrativos de las los procedimientos que estén en curso no contarán estos días, tal y como recoge el decreto. No obstante, la alcaldesa recomienda usar la sede electrónica para la realización de diferentes gestiones, bien a través de la web municipal o a través del teléfono de atención ciudadana el 010, que funcionara de 8 de la mañana a 20 horas de lunes a viernes y los sábados de 9 a.m. a 14 horas.Los empleados públicos teletrabajarán y el Consistorio dará prioridad a la gestión del pago de facturas así como a la contratación publica.

La alcaldesa del municipio, Susana Pérez Quislant, ha a convocado a la Junta de Gobierno para revocar de manera temporal sus competencias y asumir ella las decisiones de Gobierno. Quislant pide a los vecinos de Pozuelo que se mantengan en sus casas y agradece la colaboración ciudadana de los vecinos de Pozuelo.