viernes, 18 junio 2021 05:55

Boris Johnson: ¿genialidad o irresponsabilidad frente al Covid-19?

El hecho de que Boris Johnson no haya tomado medidas efectivas sobre el el Covid-19 hace pensar que el Reino Unido se va a convertir en las próximas fechas en otro foco importante de contagio en Europa. Y es que, hasta ahora, las únicas medidas llevadas a cabo por el ejecutivo británico ha sido recomendar el teletrabajo y evitar los pubs.

Las islas británicas no se encuentran en estado de alarma como en España, y eso que actualmente el número de positivos por Covid-19 son 1.500 y cuentan con 35 victimas mortales. Mientras tanto, los centros educativos siguen abiertos y ni siquiera se prohíben los eventos multitudinarios. Además, se ha pedido evitar los viajes y las reuniones, el contacto con otras personas “que no sea esencial” y que los mayores de 70 años se autoaislen en casa.

Seguramente, esta política que el gobierno de Johnson ha puesto en práctica ante el coronavirus podría provocar lo que no logró el brexit, que miles de ciudadanos comunitarios residentes en Reino Unido decidan abandonar el país y regresar a sus lugares de origen. El primer ministro ha reconocido que el Covid-19 provocará miles de muertos y que muchos británicos perderán a sus seres queridos “antes de tiempo”.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=” 49552″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

La estrategia de Johnson pasa por que la mayor parte de la población se contagie y desarrolle inmunidad frente al virus para así, evitar así el colapso del sistema sanitario y, por tanto, de la economía británica. El primer ministro ha indicado que tiene el poder para cerrar todo tipo de locales, pero que “no será necesario tomar estas medidas”

El tiempo dirá si su decisión es la correcta, pero viendo la situación en Italia o España, donde el virus ha cerrado fronteras y obligado al confinamiento de toda la población, resulta difícil entender que se haya tomado esta estrategia que muchos, incluida una gran parte de la población británica, están cuestionando abiertamente.