jueves, 24 junio 2021 00:03

El Gobierno deja tirados a miles de infectados por el coronavirus con síntomas leves

  • Solo les ofrece paracetamol y un 'call center' con personal no experto en Sanidad que nunca funciona y se tardan horas en contactar con él.
  • Las trampas estadísticas del Gobierno maquillan la cantidad de los casos y la profundidad de la crisis.
  • El Gobierno cambia el protocolo sanitario después de las advertencias de la OMS y hará test a todos los que tengan síntomas leves.
  • Los gobernantes españoles deben tomar por tontos o por infantiles a los ciudadanos españoles que, como siempre, están soportando con una paciencia infinita esta crisis económica y sanitaria. Hubiera sido más fácil decir la verdad a los ciudadanos: que la crisis nos han pillado fuera de juego; que el sistema sanitario español no tiene capacidad para absorber esta  crisis y que no hay posibilidad de hacer test de coronavirus a todos aquellos que son sospechosos de estar infectados.

    Sin embargo, las autoridades jugaron con las leyes estadísticas para minimizar la gravedad de la crisis y evitar que las urgencias de la Sanidad española se colapsaran. Pero al final la realidad se impone a la manipulación matemática de este grave problema de orden sanitario. De momento, solo puedes ir al Hospital si tus síntomas son muy graves y estas al borde de la muerte. Si tu sintomatología es leve, tienes que quedarte en casa o en el trabajo sin diagnosticar contagiando a tus seres queridos y a tus compañeros de oficina.

    El Director General de la OMS: “Test, test, y más test”

    Ahora el Gobierno trabaja a marchas forzadas para cambiar el protocolo y que se hagan tests a todo el mundo, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud. El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, lo tiene claro “Test, test, y más test”.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”73861″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Adhanom insiste en que hacer la prueba del Covid-19 a todos aquellos que presenten síntomas es crucial para frenar la pandemia, ya que el virus puede contagiarse estando asintomático. ¿Por qué no querían entonces las autoridades sanitarias hacer el test a todo el mundo? Primero porque no hay test para todos, cosa que está en vías de corregirse, aunque hayamos perdido 15 preciosos días. Después, porque el Gobierno está manejando esta crisis como si fuera una crisis política normal, en la que valen los gestos y las declaraciones, cuando esta es una crisis que exige acción y medidas. Que la realidad no te estropee una buena estadística.

    Pero ¿Cuales son los “pecados estadísticos” que esta cometiendo este Gobierno y las Comunidades atonomas para maquillar la crisis?

    EL SESGO MUESTRAL: NO ESTAN TODOS LOS QUE SON

    El primer pecado estadístico al que se enfrenta el Gobierno a la hora de aportar datos a la opinión pública es el sesgo de la muestra, es decir, está eliminando casos relevantes desde el punto de vista estadístico para conocer la dimisión de la pandemia en España con la intención de que el asunto parezca menos de lo que es y para evitar sobre todo el colapso del sistema sanitario. Así se han dejado fuera todos los enfermos de coronavirus de un plumazo que no presentan una sintomatología que las autoridades sanitarias califican de grave. Los estadísticos lo explican: “Es como si vas a hacer un estudio de los tamaños de los peces de un lago y para sacar los peces usas una red pequeña”, en el estudio te saldrá un sesgo de que la mayoría de esos peces son pequeños.

    Esta arbitrariedad manifiesta y deliberada tiene dos consecuencias: el número de enfermos de coronavirus se reducen sustancialmente de cara a dar datos a la opinión pública, y la pandemia sigue expandiéndose a través de los enfermos de coronavirus asintomáticos. Cuando esto se corrija en los próximos días el número de casos crecerá de manera exponencial según los expertos.

    MAS SESGOS: GRAN DISPERSION DE LOS DATOS

    Con los 24 datos teníamos ayer, la muestra tiene datos que la sesgan por su gran dispersión. Por ejemplo, que la desviación estándar de la muestra es mayor que la media. Si la desviación estándar es más grande que la media, esto probablemente indica un sesgo, es decir, la presencia de valores extremos u otra peculiaridad en la forma de la distribución.

    Si los datos fueran de una distribución normal y se pudieran dar validez a la muestra que esta dando el Gobierno, la desviación estándar sobre los datos de los 24 días que ha habido casos sería de sería de 785 casos sobre la media que estos 24 días en que han aparecido nuevos casos que es de 571 casos. Es decir, los casos diarios podrían a llegar a ser como mínimo 785 más por día y hasta 2400 más por día, si tuviéramos en cuenta tres desviaciones estándar. Pero con todos los sesgos que presenta esta muestra es difícil hacer cálculos, aunque todos los indicios apuntan a que hay más casos de los que el Gobierno indica y van a empezar a aflorar en los próximos días. como lleva advirtiendo varios días el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. “Lo más duro está por llegar”, dice ahora el presidente español.

    NUEVOS CRITERIOS PARA EL TEST, LA SOLUCIÓN A MEDIAS

    Conforme afloren datos con los nuevos test rápidos podrá estudiarse de verdad la dimensión de la crisis y será más fácil hacer proyecciones estadísticas que nos acerquen a los datos reales de la magnitud de la catástrofe a la que nos enfrentamos. 

    Las nuevas personas que podrán hacerse el test supuestamente son personas con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda que se encuentre hospitalizada o que cumpla criterios de ingreso hospitalario. Así como personas con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de cualquier gravedad sea personal sanitario y sociosanitario o de otros servicios esenciales.

    Se podrá considerar la realización del test diagnóstico en personas especialmente vulnerables que presenten un cuadro clínico de infección respiratoria aguda independientemente de su gravedad, tras una valoración clínica individualizada.

    El problema de los asintomáticos seguirá estando latente y como ha dicho la OMS no se  acabara con la pandemia hasta que todos y cada uno de los ciudadanos que tengan el virus sean detectados y puestos en cuarentena.