domingo, 13 junio 2021 19:57

Cae una de las organizaciones de sicarios más activas de Europa

La Policía Nacional, en una operación conjunta con la Policía de Ámsterdam (Holanda), ha logrado desarticular una de las organizaciones de sicarios más importantes y activas de Europa, implicada presuntamente en la comisión de 10 asesinatos.

La intervención policial se saldó con la detención de seis personas, cuatro de ellas en España y otras dos en Holanda. De esta manera se pudo esclarecer el homicidio de un empresario que tuvo lugar en el pasado mes de enero en Marbella (Málaga).

Cuatro de los arrestados fueron detenidos cuando se desplazaban desde los Países Bajos hasta España, donde iban a cometer un nuevo “encargo”. En el momento de la detención portaban una pistola semiautomática con un silenciador y diversa munición, efectos que fueron intervenidos.

UN AÑO TRAS EL GRUPO DE SICARIOS

La investigación policial se inició en el pasado mes de enero de 2019 después de la comisión de un homicidio en Marbella. Un empresario de la localidad malagueña fue tiroteado en el interior de su vehículo cuando se disponía a acceder a su garaje. Dos individuos encapuchados fueron los responsables del crimen.

Nada más ocurrir el suceso, la Policía Nacional inició las pesquisas correspondientes para tratar de esclarecer los hechos. Tras una exhaustiva investigación, que se ha desarrollado durante más de un año, los investigadores pudieron identificar a los miembros del grupo criminal. Esta era una organización muy profesional cuyos miembros contaban con teléfonos móviles encriptados en sus comunicaciones para evitar la detección policial.

La colaboración con la policía holandesa permitió identificar a los miembros de esta organización de sicarios que principalmente actuaba en los Países Bajos, aunque disponían de la estructura y capacidad para desplazarse a cualquier país de Europa. De hecho, era uno de los grupos criminales de este tipo más activos del continente.

Durante la investigación policial, los agentes pudieron constatar que los ahora detenidos trabajaban “a sueldo” para diferentes organizaciones criminales. Estas recurrían a la contratación de sus servicios para saldar cuentas pendientes con miembros de otros grupos rivales. En ocasiones se trataba de encargos por una “lucha de poder” en determinados territorios y en otras como una consecuencia de disputas generadas a raíz de diferentes operaciones ilícitas.

NUEVO ENCARGO EN ESPAÑA

Durante el transcurso de la investigación, a finales del pasado mes de febrero, los agentes tuvieron conocimiento de que cuatro de los miembros de la organización de sicarios estaban planificando un nuevo “encargo”, encontrándose su objetivo en España.

Por este motivo se activó un gran dispositivo para tratar de lograr la detención de este grupo criminal que actuaba en Europa y evitar que se pudiese ejecutar dicha acción criminal. Apenas unos días después, cuatro de los integrantes de la organización delictiva fueron localizados y detenidos. El arresto se produjo cuando entraban en España en un vehículo.

Dada la alta peligrosidad de sus miembros, en el dispositivo participaron efectivos del Grupo Especial de Operaciones (GEO). En el momento del arresto fue intervenida un arma semiautomática con silenciador y munición que escondía en una “caleta” en el vehículo.

Al mismo tiempo, la policía holandesa detuvo a otros dos de los integrantes del grupo criminal, además de practicar varios registros en los domicilios de los investigados en los Países Bajos. Con la detención de sus seis miembros, se dio por desarticulada la banda criminal.

La organización desarticulada es una de las más activas de Europa, estando implicada, presuntamente, en diez asesinatos. La colaboración y coordinación entre la Policía Nacional y la policía holandesa, así como la celeridad con la que actuaron, permitieron evitar la comisión de un nuevo crimen en España. Todos los detenidos han ingresado en prisión.

Cae una de las organizaciones de sicarios más activas de Europa
Los arrestados trabajaban “a sueldo” para diferentes organizaciones criminales, saldando así cuentas pendientes con miembros de otros grupos rivales.

ASESINATO DE UN EMPRESARIO DE LA NOCHE MARBELLÍ

La investigación sobre la organización criminal ahora desmantelada se inició en enero de 2019 tras el asesinato de un empresario de la noche de Marbella (Málaga). Le sorprendieron dos encapuchados que se encontraban ocultos a la espera de que volviese a su casa. En ese momento, cuando se disponía a entrar con su vehículo en el garaje, le dispararon y 14 balas acabaron en su cuerpo.

Marcos era un empresario español de origen marroquí de 49 años. Tras llevar toda su vida en la ciudad, era propietario de varios pubs y discotecas en Puerto Banús, una de las zonas más exclusivas de España. De hecho, contaba por aquel entonces con cinco establecimientos nocturnos.

El empresario, que no tenía antecedentes penales, fue asesinado a las tres y media de la madrugada del 21 de enero de 2019. En aquel momento se disponía a entrar en su hogar en un lujoso Bentley, cuando los sicarios le dispararon más de veinte veces. A pesar de su intento por bajar del vehículo por el asiento del acompañante, catorce disparos impactaron en su cuerpo y acabaron con su vida.

En ese momento, la Policía Nacional inició una investigación que se ha saldado finalmente con la desarticulación de la organización criminal de sicarios, la cual actuaba en toda Europa.

AUMENTA EL CRIMEN ORGANIZADO

El pasado año 2019 fue el más violento de la década en la Costa del Sol. El año se inició con el asesinato de Marcos, ahora esclarecido, y continuó con otros crímenes violentos que se desarrollaron a lo largo de todo el año. Los últimos meses fueron muy activos en este sentido, con cuatro ajustes de cuentas en los que estuvieron implicados diferentes organizaciones criminales que operan en la zona.

El número total de asesinatos registrados en la zona creció hasta los 23, dos más que en el año 2018. La tendencia de los últimos años es ascendente y cada vez son más frecuentes los ajustes de cuentas en Marbella y alrededores. Además, los secuestros también han experimentado un gran crecimiento (un 33% con respecto a 2018).

Marbella es el lugar preferido por muchas organizaciones criminales de Europa para asentarse. Lo hacen principalmente por el elevado tren de vida que pueden llevar sin levantar sospechas. La delincuencia está muy presente en forma de trata de personas, blanqueo de dinero, tráfico de drogas, tráfico de armas y contrabando.

Estos grupos criminales, que habitualmente cuentan con un alto grado de militarización, con armas de todo tipo, recurren a sicarios para cometer venganzas o tomar el control de determinadas zonas. Se estima que actualmente operan cerca de 150 organizaciones criminales en la Costa del Sol.