martes, 15 junio 2021 15:41

Multa por ir al súper de otro pueblo y otras estupideces: el vídeo que desata la polémica

La delgada línea entre aquellos que necesitan salir de sus casas por causa mayor y los que se aprovechan se está dejando notar más de la cuenta estos días. Desde que empezó el confinamiento, han sido muchos los españoles (en especial los madrileños) que se han saltado la norma y han salido de sus casas. Sin embargo, otros se quejan de que no tienen otra opción y encima, por salir, han recibido una multa. Es el caso de esta señora de un pequeño pueblo de Ávila, que tuvo que ir a otro supermercado a comprar un producto que no había en el de su pueblo y recibió una sanción, según relata ella en un vídeo que ha colgado en las redes sociales.

El relato da la sensación de que los que pagan son los justos por pecadores. Y algunos que utilizan la picaresca para aprovecharse y salir del encierro en sus casas. El vídeo de esta señora de Piedralaves (Ávila), ha circulado por las redes y las ha llenado de polémica. Algunos consideran justa la actuación de la Guardia Civil, que la ha multado por ir más lejos de lo necesario. Otros, creen que los agentes se han excedido en sus competencias.

En cualquier caso, esta señora se fue a otro pueblo más lejos del suyo porque en el supermercado de su municipio no había arena de gato. “Mi casa está llena de cagadas”, comenta en alto mientras graba. “Me voy a Sotillo y encima me ponen una multa”, prosigue. Al parecer, el hecho de que se alejara tanto de su domicilio fue motivo suficiente para que los agentes le impusieran una sanción de la que, según ella, no le dieron ningún papel ni notificación.

“Después de haber dejado a mi hijo solo, me ponen una multa y no me da ni una copia ni me dice lo que va a llegar”, denuncia entre gritos la mujer del vídeo. Según sus palabras, no sabía ni siquiera ni el importe de la sanción por el que la habían multado.

Estas palabras han traído aún más polémica de la que ya hay en las redes sociales con la cuarentena. El Ministerio de Interior ha prometido que no va a echar por tierra el sacrificio de millones porque unos pocos se escapen e intenten saltarse a la torera la cuarentena, que tiene como objetivo salvar vidas. Pero en algunos casos, son muchos los ciudadanos que se quejan de que la actitud autoritaria de la Guardia Civil está siendo excesiva. Casi tanto, que algunos detenidos se han dedicado a gritar como si se les estuviera acuchillando, o al menos es lo que se desprende de los alaridos del siguiente vídeo.

LA FANÁTICA DEL RUNNING

Muchos vieron este vídeo que ha circulado como la pólvora por las redes sociales. Se trata de una deportista, amante del running, que la policía cogió corriendo por las calles en pleno estado de alarma. Ante la resistencia que opuso la detenida, los agentes se vieron obligados a reducirla y a tumbarla en el suelo para llevarla a la comisaría. Sin embargo, los vecinos se dieron cuenta ante los gritos desgarradores que soltaba la runner. “¡Ayudadme!” repetía una y otra vez. Pero los vecinos no estaban por la labor y se dedicaron a insultarla, indignados porque la mujer se había saltado el estado de alarma. Esta estaba histérica, pero hay otras que se lo han tomado con mucha más calma. Quizás demasiada, como la británica del siguiente vídeo.