viernes, 18 junio 2021 06:06

La prueba de que Sánchez conocía desde enero los riesgos del coronavirus

  • El Ministerio de Interior advirtió del coronavirus en una nota a los agentes de los aeropuertos.
  • Esa nota de la Policía Nacional se envió el 24 de enero para pedir que tuvieran cuidado de los viajeros procedentes de China.
  • Se pedía a los policías que usaran guantes de nitrilo, mascarillas y que tuvieran cuidado con la gente con síntomas de coronavirus.
  • El Gobierno ya sabía del potencial riesgo del coronavirus desde finales de enero, a pesar de que no adoptó medidas hasta después del 8 de marzo. El Ministerio de Interior tenía conocimiento de la agresividad del virus y recomendó en una nota informativa a los agentes destinados en los aeropuertos una serie de medidas de prevención para evitar el posible contagio. La Policía Nacional llegó al punto de pedir a sus agentes que usaran guantes de nitrilo, mascarillas FPP 2 y tomar precauciones básicas como lavarse las manos. Esto el 24 de enero.

    nota

    Es cierto que desde la Subdirección General de Recursos Humanos de la Policía Nacional se muestran convencidos de que el riesgo de que el coronavirus entrara en España era relativamente bajo. Pero aún así, según la nota informativa que mandaron a sus agentes el pasado 24 de enero, recomendaban a sus agentes utilizar todas las medidas de prevención posibles para evitar el contagio, además de que se les avisaba de que debían estar atentos ante cualquier persona que presentara síntomas del coronavirus, es decir, tos o fiebre.

    La nota, a la que ha tenido acceso MONCLOA.COM, era interna, de la Policía Nacional y estaba directamente dirigida a los agentes destinados en los puestos fronterizos de los aeropuertos. Los primeros que tendrían contacto con los posibles infectados.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”85140″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Ya entonces se pedía a todos los agentes de policía que utilizaran mascarillas para realizar cualquier control de documentación, especialmente a aquellas personas que hubieran volado desde China, “independientemente de su nacionalidad”. También se pide el uso de guantes de nitrilo, de usar y tirar, para cualquier posible contacto con estas personas que fueran un potencial riesgo por traer el virus. Incluso se detallaba la forma adecuada de quitarse la mascarilla y los guantes para evitar problemas.

    La nota la firma el jefe de servicios de prevención de riesgos laborales de la Policía Nacional, y pese a las advertencias que ya circulaban por los cuerpos y fuerzas de seguridad, el Gobierno no tomó medidas hasta pasado el 8 de marzo, tras la protesta por el día de la mujer que tanto rédito político ha sacado Unidas Podemos y el PSOE.

    Esta nota concuerda a la perfección con las palabras que ha dado recientemente el Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional, José Angel González, en las que respondía al nivel de autocrítica que hacían desde el cuerpo. En una reciente rueda de prensa, el DAO aseguró que desde la policía llevaban hasta tres meses intentando hacer las compras de material de protección contra el coronavirus. Y aunque se le intentó corregir desde el Gobierno, la respuesta del DAO ya estaba dada.

    El Gobierno fue imprudente, o al menos es lo que se desprende de los hechos, ya que el Ministerio de Interior conocía los riesgos del coronavirus y no ignoraba la posibilidad de que la pandemia se extendiera a los niveles a los que lo ha hecho. Por eso se esforzaron tanto en enviar notas que advirtieran a los agentes de los posibles riesgos de esta pandemia.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”85371″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Son muchas las noticias que han salido en los medios en las que se acusa al Gobierno de haber reaccionado tarde. Y no solo de medios nacionales, sino que otros potentes diarios internacionales han acusado a Pedro Sánchez de actuar, al menos, más tarde de lo que debía. Tal es la magnitud del caso que incluso la Justicia estudia si se cometió un delito al permitir que se celebrara con total libertad la protesta del 8M, donde muchas personas se infectaron, o al menos acudieron infectadas, como la ministra de Igualdad, Irene Montero, quien ha vuelto a dar positivo en un segundo test de coronavirus tras pasar 14 días en cuarentena.

    CASI 100.000 INFECTADOS

    Con el paso del tiempo, el Gobierno ha reconocido ciertos retrasos tanto en la reacción como en la compra de material sanitario. Y, de momento, los datos siguen reflejando que durante meses el coronavirus campó a sus anchas por el país, por eso el país tiene un nivel de contagios y de infectados tan elevado, que ya se acerca a los 80.000.

    Sin embargo, el país parece que está consiguiendo poco a poco aplanar la curva de contagios. La tendencia al alza se está disminuyendo y, tarde o temprano, se tendrá que notar el periodo de cuarentena de todos los españoles, que ya llevan dos semanas encerrados. Ahora, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha decidido endurecer el confinamiento al menos por dos semanas más. Todos los expertos auguran que, como tarde, a mediados de abril el país irá recuperando poco a poco la normalidad. Esa normalidad tan deseada por todos los españoles.