martes, 11 mayo 2021 03:37

¿Bromas en la crisis del coronavirus? El adelanto de los Inocentes

Hoy se celebra el April Fool’s Day, también llamado el Día de los Tontos, el Día de las Bromas y en algunos lugares, el Pez de Abril. Se celebra especialmente en países angloparlantes, pero también en Francia, Alemania, Italia, Finlandia, Polonia o Bélgica, entre otros. Es el equivalente a nuestros Santos Inocentes. Su origen no se sabe con seguridad, pero la hipótesis de los historiadores es realmente curiosa. Se cree que se remonta a la Francia de 1582, cuando se instauró el calendario Gregoriano. Hasta aquel entonces las celebraciones de Año Nuevo tenían lugar entre el 25 de marzo y el 1de abril, pero con este nuevo calendario, se pasó al 1 de enero. Este cambio provocó confusión en los ciudadanos, y algunos se aferraron a las fechas antiguas, y otros, tardaron años en darse cuenta que el país se regía por otro calendario.

Así que los vecinos de estas personas comenzaron a mofarse, a invitarles a fiestas inexistentes, a hacer chistes sobre ellos y reírse un poco a su costa. Vaya, el equivalente renacentista a los memes actuales. De esta forma el 1 de abril comenzó a ser el ‘fool’s day’ o día de los tontos. Una de las bromas preferida era colocar un papel en forma de pescado en la espalda de la gente. Algo muy similar a lo que se hace aquí con el típico monigote de papel en los Santos Inocentes. ¿Por qué un pez? Esta explicación también es bastante curiosa. A la víctima de la broma se le llamaba ‘Pez de Abril’ por un tema relacionado con el zodiaco, que por aquel entonces regía muchos de los acontecimientos de la vida cotidiana. En estas fechas de finales de marzo y principios de abril, el Sol abandonada la constelación de Piscis. 

EN MITAD DE UNA PANDEMIA GLOBAL, ¿ESTAMOS PARA BROMAS?

El Día de las Bromas este año, coincide con un momento muy inquietante de nuestras vidas ya que nos ha pillado luchando contra una pandemia,  encerrados en plena cuarentena para evitar contagios, e inmersos en la incertidumbre por no saber cuándo acabará esto o qué pasará después. ¿Estamos para bromas? Probablemente, la pregunta resultará ofensiva y dolorosa a aquellas personas que hayan pasado por la tragedia de perder a un ser querido por el COVID-19. Quizá también a las personas que se sienten extremadamente agobiadas en el confinamiento de sus casas.

Sin embargo, el humor lo hace todo menos duro y más llevadero, por eso es que circulan por internet cientos de chistes, bromas, memes y videos que le dan la vuelta al drama para arrancarnos unas risas. Reír en un momento dramático no significa restarle importancia, ni minimizar un problema realmente serio. Los psicólogos afirman que la risa y el humor son un mecanismo natural ante el miedo, una reacción de defensa y evasión, casi de supervivencia. Freud decía que el humor “es la manifestación más elevada de los mecanismos de adaptación del individuo”, lo que significa que de forma natural e intrínseca al ser humano, tendemos a recurrir al humor en eventos trágicos para sobrellevar el miedo. Por eso, y no para frivolizar el drama del coronavirus, es que nuestra realidad actual se ha llenado de chistes y parodias acerca de cuarentenas, virus y epidemias. Así que, sabiendo que el humor es una receta muy eficaz ante temor, el estrés y el desasosiego general,  no te sientas mal si quieres celebrar el Día de las Bromas, o disfrutar de las ocurrencias de los demás. Que encierro no nos robe la risa.