martes, 18 mayo 2021 00:33

La “peste roja” acusa a Ayuso de esconder datos de las residencias

En los últimos días, la gestión del Gobierno de la Comunidad de Madrid ha sido fuertemente criticada. Desde la a polémica por los aviones chinos cargados con material sanitario de Isabel Díaz Ayuso a la funesta gestión del drama de las residencias de ancianos, en la que se suma ahora la negativa del gobierno regional a dar los datos de los fallecidos en las residencias, lo que ha llevado a la oposición a acusar a Ayuso de esconder datos.

La opacidad en la información que van dando los diversos gobiernos ha alcanzado también al número de fallecidos en las residencias de ancianos. Así al menos lo denuncian en Madrid, donde desde Podemos insisten en que Ayuso se niega a facilitarles los datos de fallecidos en residencias de mayores desde hace la semana pasada, si bien el último dato es del viernes 27 de marzo.

Las residencias de ancianos son, junto a las UCIs, la imagen más dura y amarga de esta crisis. Estos centros en la Comunidad de Madrid, que están gestionados mayoritariamente desde empresas privadas después de que el gobierno regional liberalizara el sector, llevan dias lanzando un SOS: los contagios y la mortalidad son abrumadores.

El pasado viernes, última fecha en la que el Gobierno de Ayuso facilitó datos públicos, 1.065 personas habían fallecido en estas residencias. Se da la circunstancia de que dicho oscurantismo se ha regristrado desde que Ayuso centralizara todas las gestiones del Gobierno regional y apartara al consejero de Ciudadanos Alberto Reyero de sus responsabilidades en este área.

FRAUDE O DESCONTROL: EL MISTERIO DE LOS AVIONES CHINOS PERDIDOS DE AYUSO

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha anunciado que se espera hoy la llegada de este material, básico para nutrir a los saturados hospitales. El hashtag #AyusoEscondeDatos, que utiliza la llamada “peste roja” para criticar su labor, está siendo utilizado para intentar ocultar las críticas y el descontrol que ha existido en torno a los aviones chinos perdidos, sobre todo desde que ayer varios usuarios se percataran de que la partida que Ayuso reclamaba como la gestionada con China mostrara en el embalaje que en realidad estaba destinado a la Comunidad Valenciana.

Del mismo modo, el PP de Madrid ha sufrido la deslealtad de Ciudadanos quien en diversas comparecencias de Ignacio Aguado ha dejado caer que el gobierno madrileño no solo pensaba que podía haber sido víctima de una estafa sino que ni siquiera sabía dónde se encontraban los aviones chinos.