jueves, 6 mayo 2021 23:41

Ruiz Escudero: “empiezan a verse los primeros rayos de esperanza”

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha manifestado este miércoles que “ya empiezan a verse los primeros rayos de esperanza en cuanto al comportamiento de la epidemia” del coronavirus pero ha advertido de que “todavía queda mucho tiempo” y “atender a muchos pacientes”.

Así lo ha manifestado en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, donde ha afirmado que está “cerca de que llegue” el pedido a China de material de protección que anunció la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso.

“Está siendo muy complicado el cerrar toda la compra de material”, ha indicado el consejero, quien ha asegurado que no está al tanto de lo ocurrido con el material llegado a Zaragoza, y ha insistido en que el pedido anunciado por Ayuso “va a llegar” y “van a llegar varios aviones”.

“Hemos tenido dificultades para conseguir cerrar absolutamente todos los pedidos y que venga el avión lleno de material pero va a ser yo espero que en breve”, ha agregado, para recalcar que “está a punto ya de salir, que ya tiene prácticamente la totalidad del material”.

Según el consejero, independientemente de esos aviones la Comunidad de Madrid está “buscando todas las vías posibles” y estos días ha ido recibiendo material, aunque no en la cantidad necesaria para tener “un horizonte de certeza”.

“Pelearemos, buscaremos donde sea necesario, estamos tratando de activar todas las posibilidades para que llegue el material y para que nuestros profesionales se sientan protegidos”, ha aseverado.

Asimismo, el consejero madrileño ha aclarado que de momento no ha habido ningún traslado de pacientes pero que si fuera necesario la Comunidad de Madrid no tendría “ningún tipo de problema”.

“Al fin y al cabo, somos un Sistema Nacional de Salud y si un paciente lo necesita habrá que hacerlo”, ha indicado, para recalcar que si fuera necesario trasladar a algún madrileño a otra comunidad “o viceversa” no tendrían “la más mínima duda” y “no hay que tener ningún tipo de complejo”.