jueves, 24 junio 2021 08:26

Podemos acusa a Vox de difundir el bulo de la venta a Francia de material sanitario

El grupo confederal señala a un subinspector de Policía que fue candidato por Vox a la Asamblea de Madrid y pide que sea suspendido.

Unidas Podemos ha señalado a Vox como uno de los responsables de difundir en redes sociales el vídeo falso que han denunciado ante la Fiscalía General del Estado, en el que se afirma que material sanitario y Equipos de Protección Individual (EPIs) almacenados en España van a ser enviados a Francia para ser comercializados allí.

“Hemos denunciado ante la Fiscalía la fabricación de un bulo diseñado para generar sensación de peligro y odio en medio de la peor epidemia en un siglo en España. Fue difundido por un candidato de Vox. Están envenenando al país en el momento más grave”, ha asegurado el portavoz del grupo confederal en el Congreso, Pablo Echenique.

Echenique se refiere, en concreto, al subinspector de Policía Nacional Alfredo Perdiguero, que fue candidato de Vox a la Asamblea de Madrid, tal y como señala asimismo Unidas Podemos en la nota de prensa que ha difundido este jueves.

Según la organización liderada por Pablo Iglesias, tanto el subinspector de Policía, como un trabajador del Ayuntamiento de Palos (Huelva) que fue uno de los primeros en publicar el vídeo, “pudieron cometer un delito de desorden público por falsedad manifiesta durante un estado de alarma”.

Además, señalan que en el caso del policía, la actitud es “más grave” si cabe, por cuanto esta persona “tenía a sus medios verificar si dicha noticia era falsa o auténtica”, siendo de “máxima irresponsabilidad” que un funcionario de Policía que se identifica como tal en las redes sociales “se dedique a generar alarma” durante un estado de alarma. Por ello, piden que sea apartado del servicio y suspendido en sus funciones mientras dure la investigación penal.

DESORDEN PÚBLICO, CALUMNIAS E INJURIAS

En la denuncia presentada ante la Fiscalía, Unidas Podemos defiende que este bulo es constitutivo de delitos de desorden público por falsedad manifiesta, contra el mercado y los consumidores, así como calumnias e injurias a altas instituciones del Estado y delito de simulación de peligro. Además, advierten de la existencia de una “estructura criminal” organizada para crear estos mensajes falsos y expandirlos.

Según ha informado el grupo parlamentario en un comunicado, la denuncia hace referencia al vídeo en el que una persona, que dice ser transportista, muestra en un gran almacén, supuestamente situado en España, decenas de palés que, según indica, están cargados con material sanitario y Equipos de Protección Individual (EPIs) para el personal sanitario.

Esta persona dice que “hay material para los hospitales todo lo que quieras”, “para cargar 200 camiones”, pero que se envían desde España para ser vendidos y comercializados en Francia.

Según constata la denuncia, “dicha información es falsa”, pues se trata de una noticia “creada y difundida con la única intención de causar alarma social, siendo una actuación de difusión de rumores y noticias falsas con incidencia en el mercado de productos sanitarios, tratándose también de una grave calumnia o injuria contra el Gobierno de la nación”.

“INCALCULABLES EFECTOS NEGATIVOS”

Los denunciantes aseguran que “se ha generado una situación de simulación de peligro que puede tener incalculables efectos negativos, pudiendo llegar a la provocación de desórdenes públicos si se entendiera que la inmensa mentira que se recoge en el vídeo es cierta”.

Así, consideran que los hechos denunciados “son propios de una organización criminal, siendo poco creíble que hayan sido realizados únicamente por una o dos personas que actuaron de forma individual guiados únicamente por la temeridad, el afán de notoriedad o la voluntad de causar daño a sus compatriotas”.

Es “evidente” que en los últimos días “ha proliferado en España, de forma organizada, una estructura criminal que se dedica a expandir y propalar falsos rumores, bulos, ‘fake news’ o, sencillamente, mentiras”, recuerda la denuncia.

Por ello, insta a la Fiscalía a que investigue a los responsables del vídeo “por formar presuntamente parte de una organización criminal”, que “está repartiéndose diferentes tareas y funciones para cometer los delitos antes expuestos”.