martes, 11 mayo 2021 17:59

El Gobierno “deja en la calle” a 80 personas sin hogar de la T4

El área de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, capitaneada por Pepe Aniorte, ha criticado que el Gobierno central “desalojara sin avisar” anoche a 80 personas sin hogar de la T4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas “dejándolos en la calle” porque ahora mismo no quedan plazas disponibles en los recursos municipales.

Sin embargo, fuentes policiales han indicado a Europa Press que no se desalojó a nadie y que lo que se hizo fue “recordar” que no podían estar en dichas instalaciones e “invitar” a estas personas a dejar la terminal aeroportuaria.

Con lo la declaración de estado de alarma, la actividad del aeropuerto de Barajas se ha visto limitada por la pandemia del coronavirus. Aparte de la recomendación de evitar aglomeraciones, los vuelos están limitados a situación que se consideren inaplazables.

Desde la Asociación Bokata, que da atención al colectivo de sinhogarimos, han lamentado este “desalojo a más de 80 personas sin hogar, sin dar alternativas de alojamiento”. Según han relatado, ante el conocimiento de que se pudiera producir, avisaron a las autoridades, pero estas les dijeron que “no se produciría”. “El responsable de Aena y del Ministerio les han abierto los tornos y les han dicho que se vayan a Ifema”, ha criticado una de las voluntarias de esta asociación.

El área de Aniorte ha criticado estos hechos, habla de una acción “unilateral” y de que ha generado un “malestar importante” en el equipo municipal, y le ha afeado “falta de lealtad”, sobre todo teniendo en cuenta que a día de hoy el Consistorio tiene copados todos sus recursos para personas sin hogar.

Para hacer frente a la necesidad de confinamiento durante el estado de alarma, el área de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Consistorio creó un total de 600 plazas, con un recurso habilitado en Ifema para 150 personas y otro en el centro deportivo municipal Marqués de Samaranch para el mismo número de plazas. A ello se suman las plazas de la campaña del frío, que se ha ampliado su duración, y en albergues.

Por ello no entiende el Consistorio por qué no fueron “debidamente informados” sobre este “desalojo”, pues ahora desconocen la situación actual de estas personas, y los recursos del Ayuntamiento no alcanzan para acogerlos.