jueves, 15 abril 2021 21:40

Así pasa el confinamiento la familia de Juan Roig, dueño de Mercadona

el corte ingles

El presidente ejecutivo y máximo accionista de Mercadona, Juan Roig, también ha dado muestras de solidaridad ante la crisis sanitaria que vive el país por el coronavirus COVID-19. Por un lado, ha donado un millón de mascarillas a los hospitales valencianos y, por otro, ha incrementado la nómina de sus trabajadores un 20%. Lo hizo para recompensarles por la carga de trabajo que soportan desde que se decretase el estado de alarma, que podría estar vigente hasta después del puente de mayo.

La quinta persona más rica de España, según datos de Forbes, y su familia, se encuentran en pleno confinamiento en sus hogares, al igual que el resto de ciudadanos españoles. Al mismo tiempo, Mercadona continúa abasteciendo a la población de alimentos, adoptando sus trabajadores diferentes medidas de seguridad. Entre ellas, Juan Roig decidió reducir los horarios y hacer que utilicen pantallas protectoras, entre otros.

FAMILIA DE EMPRESARIOS

El dirigente de Mercadona es descendiente de una familia de hombres de negocios. Sus bisabuelos tenían negocios agrícolas y ganaderos, mientras que su padre, Paco “el Porquero”, creó cinco empresas. Entre ellas se encuentra Pamesa e Industrias Cárnicas Roig, la matriz de Mercadona.

Sus progenitores sembraron la semilla de lo que actualmente es Mercadona, pero fue él quién la hizo germinar hasta convertir a la cadena en el primer supermercado de España. En la actualidad, Juan Roig acumula un capital de más de 2.700 millones de euros y posee un 50,6% de las acciones de la empresa. Junto a las de su mujer acumulan más del 80% de la compañía.

Juan Roig Alonso nació en Valencia el 8 de octubre de 1949, por lo que tiene 70 años. Tras acudir a una escuela jesuita de la ciudad y luego en un colegio franciscano de Onteniente, dio el paso a la Universidad de Valencia, donde se graduó en Ciencias Económicas y Empresariales. Además, hizo lo propio en el PADE del IESE Business School de la Universidad de Navarra.

EL ORIGEN DE MERCADONA

Sus padres, Francisco Roig Ballester y Trinidad Alonso Mocholí lograron crear una cadena de ocho carnicerías en La Pobla de Farnals. En el año 1977 fundaron Mercadona dentro del grupo Cárnicas Roig y, cuatro años después (1981), Juan Roig, junto a tres de sus cinco hermanos, les compraron la empresa. En 1991, el actual dirigente de la cadena compró la mayoría de las acciones a sus hermanos.

Juan Roig posee dos fundaciones, la Fundación Trinidad Alfonso, creada en honor a su madre, y que se encuentra centrada en “Irradiar la Cultura del Esfuerzo a través del deporte”; y la Fundación Roig Alonso en honor a su hermano discapacitado. Esta última es una entidad con fines sociales dedicada a la integración socio-laboral de las personas con discapacidad intelectual.

Asimismo, cuenta con el proyecto Lanzadera, una aceleradora para financiar a emprendedores y que fue lanzada en 2013. Desde entonces ha respaldado cientos de proyectos.

Juan Roig y su mujer Hortensia Herrero con sus hijas, dos de ellas trabajadoras de Mercadona
Juan Roig y su mujer Hortensia Herrero tienen cuatro hijas: Carolina, Amparo, Hortensia y Juana.

HORTENSIA HERRERO, LA MUJER DE JUAN ROIG

En su etapa universitaria conoció a su actual esposa, Hortensia Herrero, actual vicepresidenta de Mercadona. Con ella contrajo matrimonio el 20 de octubre de 1973 y reside en su domicilio situado en la zona valenciana de El Puig.

El matrimonio tiene cuatro hijas: las mellizas Carolina y Hortensia, Juana y Amparo. Además, tienen siete nietos.

En la actualidad, Hortensia Herrero es la vicepresidenta de la empresa y la segunda máxima accionista de Mercadona, con un 27,7% de las acciones. Desde el año 2013 ha destinado gran parte de su tiempo a una de sus grandes pasiones, el arte. A través de la fundación que lleva su nombre trata de proteger y promover el patrimonio artístico de la Comunidad Valenciana.

HIJAS VINCULADAS AL NEGOCIO FAMILIAR

Las hijas de Juan Roig han preferido mantenerse en un discreto segundo plano y no acaparar el foco mediático. La que más notoriedad ha adquirido ha sido la más pequeña, Juana, después de convertirse en la encargada de la transformación digital de la compañía en 2017.

Carolina, melliza de Hortensia, es la secretaria del Consejo de Administración de Mercadona, además de coordinadora de la división de Análisis de Mercado de la cadena de supermercados. Amas, por lo tanto, han decidido seguir los caminos de su padre en su principal negocio familiar.

Sin embargo, tanto Hortensia como Amparo, están vinculadas de alguna forma a Mercadona. La primera es la directora de la Escuela de Empresarios EDEM, uno de los ejes principales de Marina de Empresas, un ecosistema emprendedor impulsado por Roig en el Puerto de Valencia.

Amparo, por su parte, es arquitecta y trabaja para el estudio Erre Arquitectura. Este ha desarrollado proyectos para la cadena de supermercados y también para la fundación que dirige su madre.

AFICIONES FAMILIARES

En lo que respecta a las aficiones de Juan Roig se encuentra el deporte, principalmente el pádel y el baloncesto. El primero lo practica y al segundo se encuentra muy unido, ya que, además de financiar a deportistas a través de la Fundación Trinidad Alonso, es accionista mayoritario del Valencia Basket Club. Lo es desde 2017, cuando invirtió 35 millones de euros, y antes había sido su presidente.

Además, sus hermanos Fernando y Francisco también están vinculados al deporte, aunque por medio del fútbol. Fernando Roig es el presidente y máximo accionista del Villarreal C.F., mientras que Francisco lo fue del Valencia C.F.

Cuando tiene la posibilidad, Juan Roig y su familia se desplazan a una pequeña hacienda que tienen en Poble Nou. Allí pueden disfrutar del aire libre y la naturaleza. También es aficionado a la lectura, siendo algunos de sus libros favoritos “Pon tu corazón en ello“, del creador de Starbucks, Howard Schuz; “Poscionamiento“, de Al Ries; o “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva“, de Stephen Covey.

Hortensia Herrero, por su parte, es una amante del arte, la ópera y la música clásica, muy seguidora de tradiciones valencianas como las Fallas. Además de las reuniones familiares, siendo habitual que el matrimonio pase tiempo con sus hijas, yernos y nietos los fines de semana, siempre alejados del foco mediático.

Poco más se conoce del lado más personal de la vida del empresario y su familia, quienes son bastante recelosos de su vida privada. De hecho, su esposa es reacia a los grandes eventos sociales y prefiere las iniciativas patrocinadas por la Fundación Hortensia Herrero.