jueves, 6 mayo 2021 23:08

De risas: El Gobierno ríe en plena pandemia con 11.000 muertos en la mesa

  • El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha protagonizado dos vídeos a plena carcajada.
  • La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, también se ha mostrado también risueña con 800.000 empleos destruidos.
  • Esta actitud de Ábalos y Díaz ha sido muy criticada en redes sociales.
  • No lo harán de forma consciente, pero la imagen que dan a los millones de ciudadanos que se mantienen confinados en sus casas para paliar las consecuencias de la pandemia no es la más acertada. Primero fue el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en el Congreso de los Diputados y después la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una rueda de prensa después de que se supiera que hay 800.000 parados más en tan solo tres semanas de confinamiento. Todo ello con 10.000 personas fallecidas a causa del coronavirus. Las risas ante las cámaras y el sentido del humor que parecen tener estos dos representantes del Gobierno ha indignado a muchos ciudadanos. Y se ha hecho notar su enfado.

    Primero fue Ábalos. Este es uno de los ministros más cuestionados del Gobierno del presidente Pedro Sánchez. El Delcygate, el polémico ascenso de uno de sus asesores (condenado por actos violentos) y su forma de contestar a las preguntas de los periodistas ya le habían marcado durante la legislatura. Pero ahora ha circulado un vídeo del ministro en el Congreso en el que sus exageradas carcajadas contrastan con el sentir nacional. Pero no solo ahí, Ábalos también se ha tomado la crisis con humor en plena rueda de prensa tras un Consejo de Ministros. Da igual el número de infectados o parados, lo importante para él es mantenerse con el sentido del humor intacto.

    Las críticas no se hicieron esperar. Tanto cuando soltó las carcajadas en la rueda de prensa como cuando le grabaron en el Congreso pasándoselo en grande. Las risas en el primer caso fue ante las preguntas que criticaban que el Gobierno permitiera que se celebrara la manifestación del día de la mujer el 8 de marzo. “Yo estaba en la mascletá de Valencia, pero nadie me ha preguntado”, comenta entre risas.

    Luego está la carcajada del Congreso, esa que tanto ha indignado a los españoles por ser especialmente notable. No es una media sonrisa, no. Es una carcajada, por no decir otra palabra, que se hizo con 3.000 fallecidos por coronavirus. Ahora ya son más de 10.000.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”89255″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Después, ha habido otro miembro del Gobierno que también se ha mostrado especialmente alegre durante una rueda de prensa. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, tuvo que salir al paso a explicar cómo pretende solucionar la avalancha de despidos y ERTES que han destruido alrededor de 800.000 empleos más y otros 600.000 que se han visto afectados de forma temporal. Pero mientras explicaba las cosas, la actitud de la ministra no fue bien recibida por la mayoría de los españoles, quienes no entienden que en esta situación uno se lo pueda tomar con tan buen humor. Especialmente porque esta crisis amenaza con ser peor que la de 2008.

    Yolanda Díaz defendió que esto es temporal. Que no será una situación que perdure en el tiempo y que tan pronto se retome la actividad tanto las medidas del Gobierno como la reactivación de la economía llevará al país a una situación como la que tenía antes de la crisis del virus. Y su solución pasa por establecer esa renta mínima de la que tanto ha hablado Unidas Podemos desde sus inicios.

    Los nuevos datos que deja el coronavirus reflejan que ya hay más de 100.000 infectados y casi 11.000 fallecidos en España. Entre tanto, el Gobierno busca la forma de atajar esta situación que ha generado una crisis sanitaria con pocos precedentes que derivará en una económica casi tan dura como la que atravesó el país en 2008.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”82458″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Entre tanto, los españoles permanecen confinados desde principios de marzo con una disciplina casi espartana, al menos la mayoría que no se la salta para ir a hacer deporte u otras lindeces con las que tienen que lidiar los agentes. Y así permanecerán gran parte de abril como mínimo, ya que el Gobierno baraja levantar el confinamiento dentro de un mes. Todavía no se ha prorrogado el estado de alarma, que estará vigente hasta el 12 de abril, pero el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska ha anunciado que se debatirá en estos próximos días.