jueves, 24 junio 2021 08:01

El Gobierno sugiere que el aluvión de críticas tiene que ver con cuentas falsas de Twitter

  • Twitter asegura que hay 1,5 millones de cuentas nuevas que difunden bulos.
  • Garzón considera que esto se hace con el objetivo de derrocar al Gobierno.
  • La red social asegura que filtrará cada mensaje que difunda bulos similares.
  • El Gobierno parece no dar crédito al hecho de que haya recibido cientos de miles de críticas por su gestión de la crisis del coronavirus. Algunos miembros del Ejecutivo, especialmente los que están ligados a Unidas Podemos, se han hecho eco de una noticia en la que se revela que se han creado 1,5 millones de cuentas de Twitter a nivel global cuyo único objetivo es difundir bulos sobre el coronavirus. Las fake news sobre la pandemia vuelven a estar en el centro del ojo del huracán. Según ha informado la propia red social, ya ha eliminado más de 1.000 tuits por difundir bulos sobre el patógeno. Algo que el Gobierno ha recibido de buena gana y ha esgrimido como arma para defenderse del aluvión de críticas que ha recibido por su gestión de la pandemia.

    “Twitter ha detectado un millón y medio de cuentas creadas para difundir mentiras sobre el covid-19. Un ejército de trolls y basura que contamina las redes. Estrategias diseñadas y pagadas para combatir a los gobiernos que luchan contra la pandemia”. Estas palabras no son solo de un político o un diputado. Son del ministro de Consumo, Alberto Garzón, y con ello ha querido justificar el hecho de que el Gobierno haya recibido tantas críticas como las que está recibiendo.

    La propia red social ha reconocido que está combatiendo todo este tipo de desinformación. Cada noticia, tuit o mensaje que difunde contenido falso, es borrada al instante. El problema es que hay millones de cuentas en la red social que no pertenecen a una sola persona, sino que son bots encargados de difundir noticias. Y el Gobierno entiende que gran parte de las críticas y de los bulos que se han difundido sobre el coronavirus provienen de estas cuentas falsas cuyo objetivo es nada más y nada menos que derrocar y fomentar la inestabilidad de la administración pública.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”71860″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Son muchas las páginas que están realizando un control sobre los contenidos que se publican. Desde el portal de compraventa de segunda mano Milanuncios hasta las propias redes sociales como Twitter o Facebook. Los controles de la red del pájaro son, en un principio automáticos, pero la compañía ya ha avisado de que empezará a controlar el contenido de forma más eficiente, a través directamente de personas que filtren cada mensaje.

    Son muchos los que se han hecho eco de esta noticia. No es la primera vez que los ejércitos de bots irrumpen en los países para fomentar la desestabilidad a través de fake news; incluso en el desafío independentista se colaron miles de noticias falsas que contribuían a desestabilizar aún más la situación política.

    “Hay que tener poca ética para que se fomente esto. La técnica de la tierra quemada no triunfará. #FuertesyUnidos Twitter detecta 1,5 millones de cuentas sospechosas de manipular información sobre el coronavirus”, ha asegurado una diputada socialista.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”71860″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Incluso el excoordinador federal de IU Gaspar Llamazares ha entendido que este ejército de bots es “un virus oportunista” que solo viene a desestabilizar el país en uno de sus momentos más vulnerables.

    Las redes sociales se han puesto las pilas con el control de las noticias falsas. Algunas como Facebook confía directamente en verificadores independientes, como Newtral, de la periodista Ana Pastor, o Maldita. Otros, como Twitter, prefieren filtrar todos los datos y, durante la pandemia, ya han avisado de que lo harán a través de equipos de personas que filtrarán cada mensaje y cada noticia que coja cierta difusión. Según Twitter, a partir de ahora priorizarán la eliminación de mensajes relacionados con noticias falsas asociadas a la pandemia.

    Desde que llegó la crisis del coronavirus a España, Twitter ha registrado muchas cuentas nuevas. Según los datos de la red social, desde que empezó 2020 ha registrado cada día más de 160 millones de cuentas nuevas. Una cifra muy elevada que no corresponde a que hayan 160 millones de personas que hayan entrado en el mundo del pájaro azul. Se trata de un 23% más que en el mismo periodo del año anterior.