viernes, 14 mayo 2021 16:48

Así puedes fabricar el test casero de coronavirus que usan los cuarteles

  • Algodón y vinagre son los únicos ingredientes que necesitas para hacer este test.
  • Los cuarteles militares de Corea del Sur y de Estados Unidos ya los emplean.
  • Un alto porcentaje de la gente que tiene coronavirus pierde el olfato y el gusto.
  • Ante la ineficiencia de los gobiernos a la hora de comprar tests rápidos válidos, el ingenio ha llevado a algunos países como Corea del Sur o Estados Unidos a crear otro tipo de tests caseros que, además de ser muy burdos, se dice que son muy eficientes para detectar a los infectados, especialmente a los que tienen síntomas leves del coronavirus o directamente son asintomáticos. El proceso es sencillo, rápido y ya se emplea en bases militares de algunos países. Lo único que necesitas es algodón y vinagre.

    Según los datos que se tienen, un alto porcentaje (algunos aseguran que se trata del 80% y otros del 60%) de los infectados por el coronavirus pierden el gusto y el olfato. Esto se debe, según los científicos, a que la mayor parte del virus se concentra en un principio en la garganta. Para esto, el razonamiento de estos cuarteles es el siguiente: si sabemos si pueden oler, sabemos si tienen o no el coronavirus. Es por eso que cada vez que alguien pretende entrar en una base militar le ponen un algodón empapado en vinagre. Si es capaz de olerlo, no está infectado. Y si no, o tiene alergia y está acatarrado o es muy probable que tenga el coronavirus.

    Es burdo, rudimentario y simple, pero dicen que efectivo. Al menos para detectar a aquellos asintomáticos que tienen el coronavirus. Según los médicos, el síntoma de anosmia (perder el olor y el gusto) no es grave, pero sí puede ayudar a detectar quién tiene el virus y no ha manifestado síntomas, pues lo primero que hace el virus al entrar por la nariz es bloquear las moléculas del olor.

    El presidente del Consejo Nacional Profesional de los ORL, Jean Michel Klein, ha asegurado ya en todas las entrevistas que ha concedido en Estados Unidos que hay un vínculo entre la pérdida de olfato y gusto y el coronavirus. “No todos los positivos con Covid-19 son anósmicos, pero todos los anósmicos aislados sin causa local, sin inflamación, son positivos”, ha asegurado.

    Las recomendaciones, en el caso de que un asintomático vea que ha perdido gusto y olfato, dicen que lo mejor es que esa persona se aísle igual que si tuviera síntomas, pues el virus lo porta igual y es perfectamente capaz de contagiar tanto o más que los cualquiera.

    Aún así, este es el más rudimentario. Hay otras compañías que se han volcado con la fabricación de tests caseros, como la empresa estadounidense Everlywell, que tiene a la venta test de laboratorio para realizar directamente en casa.

    Mientras tanto, el Gobierno está inmerso en la búsqueda y compra de millones de tests rápidos que permitan saber quién está contagiado y quién no para volver a la normalidad lo antes posible. Al mismo tiempo, también están detrás de otros tipos de pruebas para saber quién ha pasado la enfermedad de forma asintomática y quién no, para que éstos puedan salir a la calle y donar plasma para ayudar a los que sí han caído con fiebre.

    Aún así, según las declaraciones del ministro de Sanidad, Salvador Illa, España se supone que está “en la banda alta” de los países que hacen más tests. “Nos enfrentamos a la mayor emergencia sanitaria en 100 años. Los datos nos dicen que las medidas que adoptó el Gobierno han beneficiado al conjunto de España. Aún no hemos acabado en la lucha contra esta epidemia”, ha asegurado. “Estamos concluyendo esta primera etapa y tenemos que trabajar ahora en la estabilización”.

    España parece que empieza a aplanar la curva. Este lunes, el número de fallecidos por coronavirus sigue a la baja y los nuevos infectados también, con 4.273 en las últimas 24 horas. “Nos confirma el objetivo de esta semana que es el de consolidar la ralentización”, ha afirmado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una rueda de prensa.