martes, 11 mayo 2021 18:47

Turistas que se pasan por el forro la cuarentena: así inundan las playas

No hay quien frene a los turistas ansiosos por pasar unos días en la playa. Da igual que estemos en Estado de Alarma y que haya controles en las carreteras de salida de las ciudades y, por supuesto en los puntos más turísticos de la costa. El viernes pasado, y a lo largo de todo el fin de semana, militares del Ejército de Tierra se encontraban en las playas supervisando que se cumpliese con la cuarentena obligatoria. A pesar de la extrema vigilancia y el riesgo de elevadas multas, numerosos ciudadanos decidieron, el fin de semana pasado, coger el coche para hacer una escapada de Semana Santa.

Muchas familias, ignorando los numerosos llamamientos a la responsabilidad para quedarse en casa y detener la propagación de un virus potencialmente letal, han viajado a su segunda vivienda en localidades mediterráneas como Dénia y Xàbia, para poder pasar unos días junto al mar. Las urbanizaciones de los pueblos alicantinos más turísticos, hace unos días totalmente desiertas, se encontraban el domingo llenas de vecinos.  Esto evidencia que muchos propietarios han decidido saltarse el confinamiento de forma totalmente irresponsable. Además, gran parte de ellos han viajado desde la Comunidad de Madrid, la región con mayor número de afectados de todo el país. 

REFUERZO DE LOS CONTROLES EN TODO EL PAÍS

El pasado domingo fue el día de Ramos, que es el inicio de las festividades de la Semana Santa, y muchas Comunidades Autónomas han decidido reforzar la vigilancia y los controles en las principales autovías de entrada y salida. También se ha elevado la seguridad en las estaciones de trenes y de autobuses, donde los agentes comprueban la acreditación de todos los viajeros, para asegurarse de que se ajustan a los motivos justificados que se recogen en el Real Decreto. 

En Canarias también se han intensificado los controles con drones y helicópteros para vigilar la costa y evitar excursiones a la playa, viajes a segundas residencias o actividades como acampadas. En Asturias, otro de los puntos turísticos más frecuentados, también se han tomado medidas para extremar la precaución y evitar la llegada de viajeros. Además se ha solicitado a los vecinos de los concejos más turísticos que denuncien a los turistas que hayan acudido a sus segundas residencias. Asturias es una de las Comunidades Autónomas menos afectadas por el coronavirus, y para las autoridades es fundamental que se mantenga esta tendencia tras la Semana Santa.

Sin embargo, las playas mediterráneas suelen ser el principal objetivo para los turistas de interior, y la prueba está en las sanciones que se han aplicado desde el pasado viernes. Por ejemplo en Dénia, la Policía Local denunciaba a un matrimonio que viajó con su hijo a su apartamento de la playa y que querían regresar a su ciudad por la falta de un medicamento que necesitaban con urgencia. El sábado también se multó a un conductor que viajaba a su segunda vivienda y a un matrimonio con tres hijos y una asistenta que se encontraban tranquilamente pasando el día en una cala de Xàbia, porque los niños “necesitaban que les diese el aire”.