martes, 11 mayo 2021 04:11

Andalucía dará prioridad en los test rápidos a los mayores en residencias, que suman ya 177 fallecidos

La Junta de Andalucía se ha comprometido a dar “prioridad absoluta” a las personas mayores alojadas en las residencias de la comunidad autónoma a la hora de aplicar test de diagnóstico rápido del Covid-19, y ha elevado a 177 el número de fallecidos con coronavirus en dichos centros con datos actualizados a fecha de este miércoles, 8 de abril.

Así lo han trasladado el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, y el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, que en esta ocasión se ha celebrado en miércoles y no en lunes como suele ser habitual.

Bendodo ha subrayado que los mayores son “uno de los grupos de población más expuestos a los efectos del virus”, y ha explicado que el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha detallado en el Consejo un informe sobre la situación de las residencias de ancianos en la comunidad autónoma, del que se desprende que “el 85,8%” de los mayores alojados en ellas “no presentan síntomas ni están en situación de aislamiento” actualmente.

En concreto, Marín ha precisado que en Andalucía se contabilizan 1.080 residencias de mayores, tanto públicas como privadas, en las que hay 42.911 personas residentes, de los que 36.820 no presentan síntomas.

En cambio, hay 3.834 residentes “con sospecha de positivo” en coronavirus y 1.080 que han sido confirmados como afectados por el virus, de los que han fallecido 177 personas, según ha apuntado el vicepresidente de la Junta, que también ha informado de que hay 520 trabajadores de residencias que están “bajo sospecha” de estar contagiados del Covid-19, y 399 casos confirmados como afectados por esta enfermedad entre dicho colectivo de profesionales.

Además, el consejero de la Presidencia ha confirmado que la cifra de fallecidos relacionados con el coronavirus en la residencia ‘Joaquín Rosillo’ de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) se eleva a 24, y a doce las contabilizadas en el geriátrico DomusVi Santa Justa de Sevilla capital

Bendodo ha indicado que por parte de la Junta se van a realizar test rápidos “a todos los mayores que están alojados en las residencias”, y, de hecho, ha puntualizado que ya desde este pasado martes se han empezado a practicar esas pruebas, que se quieren completar “en el menor tiempo posible, porque los mayores son nuestra prioridad en la gestión de esta crisis”, según ha insistido Bendodo, quien ha aclarado también que, “de forma paulatina, vamos a incorporar las pruebas a los demás centros de carácter sociosanitario, como los de adicciones y de salud mental”.

REPASO DE ACTUACIONES

Ha sostenido que el Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos (Cs) “está actuando con toda su energía en los centros de mayores”, y, así, ha detallado que, desde el pasado 20 de marzo, la Junta ha realizado “un seguimiento proactivo de los 1.038 centros residenciales y sociosanitarios con servicio de enfermería y médicos de Atención Primaria que ha mandado a esas residencias”.

Además, Andalucía cuenta actualmente con dos centros medicalizados en Sevilla –el Hotel Alcora– y La Línea de la Concepción (Cádiz) –la Residencia de Tiempo libre– para “atender a mayores que requieran aislamiento por positivo”; este miércoles se han puesto en marcha dos centros más de esas características en Málaga y Sevilla –el hospital de Fremap–, y otro centro en Granada va a estar “listo la próxima semana”.

Igualmente, la Junta ha medicalizado once centros residenciales de mayores, y desde el 20 de marzo ha repartido un millón de mascarillas en centros residenciales y para la ayuda a domicilio, según ha abundado Bendodo antes de enfatizar que todo el “esfuerzo” del Gobierno andaluz “se centra ahora en que la pandemia no se extienda de forma amplia en las residencias”.

DENUNCIA DE ADELANTE

Por otro lado, a preguntas de los periodistas sobre la denuncia por posible negligencia que ha interpuesto Adelante Andalucía contra la Consejería de Salud y los responsables de la citada residencia de San Juan con 24 fallecimientos, Bendodo ha replicado que “todos los partidos tienen que estar a la altura” en esta crisis, y “todos los gobiernos, en absoluta colaboración”, porque “este virus no entiende ni de colores políticos ni de territorios, ni de ideologías”.

En esa línea, ha sostenido que “aquellos partidos en Andalucía que pretendan sacar rédito de esto no lo van a sacar”, porque la ciudadanía “no lo va a entender”. Frente a ello, el consejero portavoz ha emplazado a los partidos a “ayudar” y “respaldar” al Gobierno andaluz al igual que, según ha apuntado, está haciendo la Junta con el Ejecutivo central.

Por su parte, el vicepresidente Juan Marín ha subrayado que la Consejería de Salud y Familias “asumió la responsabilidad en las residencias de mayores de Andalucía el 16 de marzo”, y el Gobierno de España “ha tardado 22 días en mandar test rápidos a Andalucía, y más de 20 días en mandar material de protección para los profesionales que atienden a esos mayores en las residencias”.

“Es un dato para la reflexión cuando algunos partidos se arrojan de esta forma en una situación como la que nos encontramos”, ha apostillado Marín, que ha concluido asegurando que no será el Gobierno andaluz quien vaya a “hacer demagogia de este asunto ni de las personas que están falleciendo”.