miércoles, 12 mayo 2021 08:20

El Gobierno catalán calcula que el depósito de cadáveres de Barcelona puede colapsar en un mes

Las neveras para cadáveres del Institut de Medicina Legal i Ciències Forenses de la Ciudad de la Justicia de Barcelona están al 45% de su capacidad, y la Consejería de Justicia de la Generalitat de Cataluña calcula que pueden colapsar en un mes si el ritmo de defunciones se mantiene.

Las neveras albergan cadáveres pendientes de autopsia y tienen capacidad para 200 cuerpos: ahora hay 89, de los que 18 son sospechosos de haber muerto por coronavirus, ha explicado la Consejería en un comunicado este miércoles.

El espacio para los 200 cadáveres está dividido en dos zonas, las neveras de uso habitual y la sala de grandes catástrofes, con capacidad para 100 cada una.

La Consejería ve “poco probable” que las neveras se queden sin espacio para asumir el volumen de muertes, y asegura que, si pasara, habría margen de maniobra para poner en marcha alternativas.

Desde el estado de alarma, las muertes violentas han disminuido, pero han aumentado las muertes naturales o por enfermedad: en estos casos, se puede pedir la autopsia para confirmar la causa de la muerte, especialmente si la persona no ha muerto en un centro médico.

El martes, la comisión de seguimiento del coronavirus del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) instó a médicos forenses, fiscalías y jueces de instrucción a agilizar los trámites de desjudicialización de muertes por causa natural cuyos cadáveres estén conservados en el depósito de la Ciudad de la Justicia, al constatar la “saturación” del depósito de cadáveres, y pedía asegurar el espacio para casos de muertes violentas.