viernes, 14 mayo 2021 22:17

Pedro Baños: “Alguien va a aprovechar para esclavizarnos” con la deuda

Los habituales colaboradores de Iker Jiménez, el coronel Pedro Baños y el periodista Pablo Fuente, se han reunido esta vez en solitario para discutir sobre la situación actual en relación con la geopolítica, la especialidad de Baños. Entre otros temas, trataron cómo los países europeos tendrán que hacer frente a la deuda a la que podrían verse sometidos con motivo de la lucha contra el coronavirus.

El coronel del Ejercito de Tierra y diplomado de Estado Mayor aseguró que de este paso “de 100 a 0 km/h” de la economía mundial, serán los grandes inversores con capacidad económica para comprar “empresas y sectores estratégicos”, e incluso “países enteros” los que se vean beneficiados. Según él, estas entidades se aprovecharán sin dudarlo de la deuda que podrían contraer países como España.

“Ellos no van a perder nunca”

Baños asevera que no será solo devolver esa deuda el reto, sino los “intereses absolutamente gigantescos” que habrá que pagar a estos grandes inversores, que “van a sacar tajada” y “siguen comprando bonos estadounidense”. El coronel no dudaba en asegurar que “alguien se va a aprovechar para esclavizarnos” con esa deuda. “Ellos no van a perder nunca”, concluye.

PEDRO BAÑOS: “NO VA A QUEDAR MÁS REMEDIO”

Debatiendo sobre estos fondos de inversión, entre los que mencionan JP Morgan, Black Rock o el fondo noruego, Baños se preguntaba “quién está detrás”, explicando que en su mayor parte, se desconoce quién maneja sus hilos.

“No nos va a quedar más remedio que endeudarnos, sea de manera individual cada país europeo o sea finalmente a través de esos bonos europeos”, explica, refiriéndose a las ayudas que se buscan para soportar los destrozos del coronavirus. El diplomado aseguraba que como en muchos casos ni siquiera hay “capacidad para devolver” esa deuda, alguien puede “condicionar toda tu política nacional”, algo que preocupaba a Baños. “No sabemos lo que nos van a exigir”, incide.

Asimismo, aseguró que en esta situación “da igual quién esté en el poder”, ya que la influencia será la misma.

Entrando a hablar del comportamiento de Europa en esta crisis, Baños aseguraba que la comunidad queda supeditada al orden económico, y “la economía es tremendamente cruel”. Explicaba que Europa se encuentra dividida entre los países del norte y los del sur, en paralelismo con el cuento de la hormiga y la cigarra. Mientras que los del sur habrían vivido por encima de sus posibilidades, los del norte habrían ahorrado.

En este contexto, incidía en que la deuda de España, que ya equivale al PIB, provocará que la situación sea más grave en nuestro país. Concluye que el hecho de que la mayoría de los acreedores de España sean extranjeros, ayudará que la influencia de estos sobre la sociedad española sea más profunda.